Feria del Libro en La Habana

Publicado en El Nuevo Herald 2-24-2015

La capital cubana ha estado de fiesta. Los amantes de la cultura disfrutaron de las múltiples actividades de la Feria del Libro, que se extendieron del 12 al 22 de febrero, en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña y otras sedes. Se presentaron libros de una gama muy amplia de temas y autores, como Las damas de Social, de Nancy Alonso y Mirta Yáñez, y Agenda de la República, de Ciro Bianchi, para destacar solo dos que tratan del período republicano, así como lo más reciente de la ensayística, narrativa y poesía cubanas. Se ofrecieron por igual un gran número de mesas redondas, paneles y coloquios de los más diversos temas: libros electrónicos, cocina, violencia contra la mujer y relaciones internacionales, entre otros.

Especialmente los fines de semana, un gran número de habaneros acudieron con entusiasmo a la Feria. Los ómnibus que salían del cine Payret no daban abasto. Familias enteras, algunos con bebés en brazos, abarrotaban la Fortaleza. Además de los actos y de la oferta de libros en pesos cubanos, que se vendían como pan caliente, también podían comprarse enseres escolares y artesanías de la India, país al que estaba dedicada la Feria. Había asimismo actividades para los niños. Hileras de timbiriches de cuentapropistas despachaban refrescos, pasteles, helados y otras chucherías.

Los cubanos compran en los muchos timbiriches de comida que hay en la Feria

Los cubanos compran en los muchos timbiriches de comida que hay en la Feria

La Feria estuvo dedicada a Olga Portuondo Zúñiga (Camagüey, 1944), doctora en Ciencias Históricas, historiadora de Santiago de Cuba, merecedora de múltiples galardones y autora de más de una docena de libros, entre los que se destaca La Virgen de la Caridad del Cobre, símbolo de cubanía, ya en su quinta edición.

El momento más emocionante para mí, y la razón principal por la que asistí a la Feria, fue la presentación de la nueva edición bilingüe de mi novela The Memory of Silence/Memoria del silencio, junto a mi traductor Jeffrey Barnett, Sarita Cooper, editora de Cubanabooks, y las narradoras Mirta Yañez y María Elena Llana. Cuando publiqué en 2002 con Ediciones Universal esta historia de dos hermanas –Lauri y Menchu– separadas por la Revolución, en quienes, pese a distancias y diferencias ideológicas, persiste el amor fraterno, nunca pensé que algún día podría presentarla en mi Patria. Ver la sala repleta de público, explicarles la trama de la novela, y leer con mi traductor un diálogo en que las protagonistas se confrontan y reconcilian, me parece aún irreal. Solo las fotos me comprueban que no fue un sueño. La acogida que recibimos me hizo confirmar que la reconciliación entre cubanos es ya una realidad. Fue como si la trama de la novela cobrara vida, y a través de las palabras y el aplauso los hermanos cubanos nos abrazáramos como lo hacen Lauri y Menchu en las páginas del libro y en su adaptación al teatro.

Lectura con mi traductor, Jeffry Barnett de un pasaje de "Memoria del siilencio". En el panel, de izquierda a derecha, las escritoras Mirta Yáñez y Maria Elana  Llana y la editor< Sara Cooper.

Lectura con mi traductor, Jeffry Barnett de un pasaje de “Memoria del siilencio”. En el panel, de izquierda a derecha, las escritoras Mirta Yáñez y Maria Elana Llana y la editor< Sara Cooper.

No olvido que La Cabaña tiene un triste pasado, que la mayoría en la Isla desconoce. Tengo amistad con varios cubanos que sufrieron largos años en sus cárceles. Recuerdo también a los tantos que fueron fusilados en ese lugar. Algún día habrá que colocar placas contando su historia. Me es difícil entrar a la fortaleza y para hacerlo, me repito a mí misma: “qué bueno que ahora hay libros y no presos”. Es un signo alentador.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article11077847.html#storylink=cpy

Publicado en Actividades académicas, Actividades culturales, Crónicas de viaje, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Historia de Cuba, Libros cubanos, Mi columna semanal, Mis libros, Mujeres cubanas, Mujeres famosas, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Viajes, Vida de la escritora, Vida en Cuba | 4 comentarios

Segunda columna de Ciro Bianchi sobre la Constitución de 1940

En esta columna Ciro Bianchi me cita, pero la incluyo en este blog principalmente porque trata un tema fundamental en la Historia de Cuba

http://www.juventudrebelde.cu/columnas/lectura/2015-02-14/la-constitucion-del-40-ii-y-final/

Publicado en Cubanos famosos, Derechos humanos, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Periodismo | Deja un comentario

La Asamblea Constituyente de 1940

Publicado en El Nuevo Herald 2-11-215

El 7 de febrero se cumplieron 75 años de que la Asamblea Constituyente de 1940 comenzara en La Habana las deliberaciones que dieron como resultado la carta constitucional de ese año, increíblemente progresista para su época. Muchos cubanos se sienten, y con razón, orgullosos de esa ley fundamental de la República, que otorgaba abundantes derechos sociales, algunos de los cuales no se han alcanzado aún en las democracias más avanzadas. A menudo en el exilio se ha defendido la necesidad de restablecer la Constitución de 1940. Y en la Isla, donde por tanto tiempo se negaron los méritos de la República, en los últimos años se ha reconocido su valor en artículos de prensa y seminarios.

Sin restarle importancia al documento, su brillo ha opacado un hecho más trascendental: la Asamblea que le dio vida. Tras años de “generales y doctores”, intervenciones directas e indirectas de los vecinos del norte, la violencia política, una dictadura, una revolución y un creciente militarismo, fueron electos democráticamente como delegados 72 hombres y tres mujeres , 35 representando el gobierno y 41 a la oposición.

Los debates tuvieron lugar en el Capitolio y eran seguidos por la radio con entusiasmo por el pueblo cubano. Muestran que los delegados escucharon la exhortación de José Manuel Cortina de dejar fuera a los ocho partidos a que pertenecían y mantuvieran “la Patria dentro”. Se discutieron y se incluyeron en la constitución temas fundamentales, entre ellos, igualdad ante la ley, derecho al habeas corpus, libertad de expresión y culto, educación, derechos sindicales y proscripción del latifundio.

Hemiciclo de la Cámara de Representes en el Capitolo durante tuvieron lugar las sesiones de la Asamblea Constituyente de 1940

Hemiciclo de la Cámara de Representes en el Capitolo durante tuvieron lugar las sesiones de la Asamblea Constituyente de 1940

Estas deliberaciones revelan asimismo el alto grado de preparación, inteligencia, poder de análisis y expresión de los constituyentes. La vigencia de los asuntos tratados es asombrosa. El intercambio entre Orestes Ferrara, Alicia Hernández de la Barca y Salvador García Agüero, no sólo sobre la pena de muerte, sino sobre la posibilidad de rehabilitación de los reos, es un buen ejemplo. Otra muestra de la modernidad de los asuntos fue la discusión sobre el matrimonio y la familia, con Ferrara opuesto a que el estado fuera capaz de “regular nuestras relaciones afectivas” y Ramón Zaydín argumentando que más allá de su esencia privada, la familia poseía una proyección social pública que debería regirse por algunas normas legales. Triunfó la idea de Zaydín y la constitución declaró igualdad de derechos en el matrimonio al hombre y a la mujer, y estableció normas para las pensiones, lo que aquí llamamos “alimony” y “child support”.

Más allá de los debates puntuales y sus resultados, la Asamblea Constituyente de 1940 es el único momento en la historia de Cuba, en que delegados libremente elegidos por el pueblo, sin ninguna presión de poderes extranjeros, fueron capaces de discutir y conciliar criterios muy diversos para lograr un equilibrio político y social en el país. Los cubanos, además, tuvieron plena conciencia de que la política es el arte de lo posible. Un aire de esperanza recorrió el país y la Constitución del 40 quedó fijada en el imaginario nacional como un hito histórico.

Entrega de la pluma con que se firmó  la Constitución a Carlos Marquez Sterling quien presidio la Asamblea, tras la renuncia a ese cargo de Ramón Grau San Martín

Entrega de la pluma con que se firmó la Constitución a Carlos Marquez Sterling quien presidio la Asamblea, tras la renuncia a ese cargo de Ramón Grau San Martín

Cada vez que los cubanos tengamos la oportunidad de debatir criterios diferentes, deberíamos recordar el ejemplo de la Asamblea Constituyente de 1940.

Este artículo también ppuede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article9674294.html

Publicado en Cubanos famosos, Derechos humanos, Diáspora cubana, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Mi columna semanal, Mujeres cubanas, Mujeres famosas, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos | Deja un comentario

Columna de Ciro Bianchi sobre la Constitución de 1940

En este artículo publicado en Juventud Rebelde en La Habana, el periodista Ciro Bianchi utiliza mi libro “Crónicas de la República. 1902-1958″ (Miami: Ediciones Universal, 2008) como una de sus fuentes

http://www.juventudrebelde.cu/columnas/lectura/2015-02-07/la-constitucion-del-40-i/

constitucion 1940

Publicado en Cubanos famosos, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba | Deja un comentario

La vision del Presidente Barack Obama

Publicado en El Nuevo Herald 1-28-2015

Los Estados Unidos tienen como fundamento el principio de la igualdad de oportunidades. El sueño americano es el resultado de la movilidad social, o la capacidad de cualquier individuo de progresar gracias a sus propios esfuerzos.

Ese sueño está en peligro. El problema interno mayor en el país actualmente –y así lo reconocen ambos partidos– es la desigualdad. Las propuestas que ofreció el presidente Barack Obama en su discurso del Estado de la Unión el pasado día 20 tienen como objetivo eliminar o disminuir esa desigualdad. Estudiar gratis dos años de community college –lo que en algunos países se llamaría el preuniversitario–, aumento del jornal mínimo, igualdad salarial a las mujeres por un trabajo de igual valor que el de los hombres, son medidas que ayudarían a la clase media. Ha sido la más perjudicada pese a la recuperación económica porque los sueldos no han aumentado en los últimos años. El Presidente considera una prioridad rescatar la movilidad social de esta clase y la de sus hijos.

La discriminación contra personas de la raza negra y los inmigrantes pone en peligro la igualdad ante la ley, otro de los pilares de la democracia estadounidense. Obama señaló el conflicto y esbozó soluciones posibles.

Para pagar por estos programas, el primer mandatario propone una reforma en el código de recaudación de impuestos. Intenta que las grandes corporaciones que se valen de loopholes o subterfugios para evadir la ley y no abonar las cantidades debidas, contribuyan más al fisco, y por tanto al bien común.

El Presidente Obama durante el discurso del Estado de la Nación, Washington, D.C. 2015

El Presidente Obama durante el discurso del Estado de la Nación, Washington, D.C. 2015

El Presidente se mostró triunfante, y según algunos, hasta altanero, cuando hace apenas unos meses los republicanos ganaron las elecciones parciales y han alcanzado la mayoría en ambas cámaras. Incluso lo más probable es que muy pocas o quizás ninguna de sus propuestas pueda convertirse en ley. Sin embargo, los pronósticos agoreros de sus opositores hace seis años no se han cumplido. Por el contrario, el país ha salido de la recesión y muestra mejoras en muchos de los índices económicos. Obama desea que el pueblo americano esté consciente del éxito de sus políticas financieras. El discurso era para los ciudadanos, no para el Congreso. Tuvo efecto, porque de inmediato su índice de popularidad subió varios puntos.

El Presidente se refirió a aspectos de política exterior en un momento en que el mundo no puede estar en una situación más enmarañada. Quizás simplificó conflictos serios, porque prefirió mantener un tono optimista. De todas formas, en muy pocas ocasiones –la reelección de George W. Bush fue una– los votantes eligen al Presidente basándose en temas internacionales. Lo que cuenta es el bolsillo. Y a Obama le interesa asimismo preparar el camino para las elecciones del 2016, aunque, como dijo, ya él no tenga más campañas pendientes.

El Presidente también desea establecer su legado histórico, aunque en definitiva sólo el tiempo será el que lo determine. Sus críticos lo acusen de “politiquero”, pero él asumió la postura de un estadista y nos ofreció una síntesis de la visión del futuro que desea para el país.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article8284248.html#storylink=cpy

Publicado en Actualidad norteamericana, Derechos humanos, Historia de Estados Unidos, Noticias internacionales, Pobreza, Política en Estados Unidos, Vida en Estados Unidos | 4 comentarios

Noticias de The Memory of Silence/Memoria del Silencio en la Universidad Washington and Lee

La cubierta de The Memory of Silence/Memoria del silencio Para más información ir a http://www.csuchico.edu/cubanabooks/TITLES/memory_of_silence.html

La cubierta de The Memory of Silence/Memoria del silencio
Para más información ir a http://www.csuchico.edu/cubanabooks/TITLES/memory_of_silence.html

Read about Jeffrey Barnett, the translator of my novel The Memory of Silence, and what he has to say about “our” book

http://www.wlu.edu/global-experience?feature=true&id=x10844

Publicado en Actividades académicas, Actividades culturales, Actualidad norteamericana, Críticas literarias, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Libros cubanos, Literatura, Literatura latinoamericana, Miami, Mis libros, Mujeres cubanas, Periodismo, Política en Estados Unidos, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Viajes, Vida de la escritora, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos | 1 comentario

Cervantes est Charlie

Publicado en El Nuevo Herald 1-14-2015

Miguel de Carvantes  (1547-1616)

Miguel de Carvantes
(1547-1616)

Este año se cumplen cuatro siglos de la publicación del segundo tomo de El Quijote. Como hago cada cierto tiempo, a principios de enero comencé a releerlo, porque cada vez que regreso a este libro inagotable encuentro cosas nuevas. A la luz de los ataques terroristas en París, comprobé una vez más su vigencia.

Se trata de uno de esos casos en que el personaje sobrepasa la fama de su creador. Conviene, sin embargo, no olvidar a Cervantes. El escritor tuvo una vida difícil. Fue soldado, minusválido, preso varias veces, pobre, excomulgado, recaudador de impuestos —trabajo nada fácil— y poeta y dramaturgo frustrado. Nacido en España en 1547, sufrió la atmósfera de terror de la Inquisición que acosaba a los humanistas ilustrados y decretaba índices de libros prohibidos. Habían muerto los héroes medievales en la vida real así como en la literatura. Todos —pero muy en especial los judíos conversos— vivían con el constante temor de tener que demostrar su limpieza de sangre. Era, como ahora, una época de persecución religiosa.

Ante este cuadro, Cervantes sólo tenía como arma la pluma. Basta leer los primeros capítulos de El Quijote, para consagrarlo como un gran caricaturista. En la España cervantina se acostumbraba que los escritores pidieran a personas encumbradas versos laudatorios para las páginas iniciales de sus obras. Don Miguel inserta una serie de poesías burlescas con la firma de fabulosos personajes, de los mismos libros de caballería que ya en el prólogo nos ha revelado intentaría satirizar. La imprecisión sobre el nombre del personaje central y del pueblo de la Mancha donde reside (cuando los episodios en los libros de caballería solían ocurrir en tierras lejanas y exóticas) son muestras adicionales de cómo el autor se burla de las convenciones literarias. La quema de los libros representa asimismo una crítica a la censura que ejercía la Iglesia.

Es un lugar común considerar la obra cervantina como un contraste entre el idealismo de Don Quijote y el pragmatismo de Sancho, la locura y la cordura, la cultura libresca y la popular. Cierto, pero hay mucho más. De ahí que quizás pocos libros sean tan locales y universales, tan conocidos y desconocidos, tan analizados y mal interpretados, como El Quijote.

No por eso dejan autor y obra de encerrar aún misterios. Uno de ellos es si Cervantes era de origen judío. Algunos críticos aseguran que dejó claves en el texto de El Quijote, y que parte del éxito inmediato de la publicación se debió a que los judíos conversos descifraran en seguida los mensajes subliminales de la novela —el sutil guiño cervantino. Nada ha podido comprobarse, pero varios académicos defienden esta tesis. Algunos cuestionan incluso que Cervantes haya nacido en Alcalá de Henares, e insisten en que los apellidos Cervantes y Saavedra son nombres de dos pequeños pueblos de Galicia, cerca de las montañas de León, de donde especulan pudiera ser oriunda su familia

En realidad, es irrelevante que haya pertenecido a la casta de los conversos o no. Su pluma, pese a todas las dificultades personales y de la era que le tocó vivir, se alza como un monumento al valor imperecedero de la sátira y la libertad de expresión, que nadie podrá asesinar, jamás.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article6340923.html#storylink=cpy

Publicado en Críticas literarias, Derechos humanos, Literatura, Mi columna semanal, Noticias internacionales, Periodismo, Terrorismo, Vida de la escritora, Violencia | 4 comentarios