Estados Unidos: ¿nación en decadencia?

Publicado en El Nuevo Herald 5-18-2016

Desde hace años muchas cosas me preocupan en Estados Unidos, y las he señalado repetidamente en mis columnas. Podrían resumirse en dos: una falta de brújula moral y un divorcio entre los ciudadanos y sus gobernantes. La democracia se desarrolló en el país precisamente por la ética del trabajo y los principios puritanos –aunque algunos sean ahora arcaicos– de una mayoría protestante, y por el respeto mutuo entre las instituciones políticas y la población.

Me alarma que Donald Trump, sin ningún conocimiento de política y con una lengua presta a repartir insultos a las minorías, poderes extranjeros y adversarios, sea el candidato republicano a la Presidencia. Sin lugar a dudas, ha recabado un gran número de personas que lo apoyan –en su mayoría hombres blancos–, factor aún más inquietante.

Es alarmante que Donald Trump sea candidato a la presidencia de Estados Unidos

Es alarmante que Donald Trump sea candidato a la presidencia de Estados Unidos

¿Qué ha sucedido? Para empezar, el mundo ha cambiado. La segunda mitad del siglo XX se caracterizó en Estados Unidos por la entrada de la mujer en el mundo laboral, el movimiento de los derechos civiles y sus logros, el flujo de migraciones, el avance vertiginoso de la tecnología, la globalización, y el terrorismo. Estos elementos han continuado y aumentado en esta nueva centuria. A algunos les cuenta mucho trabajo adaptarse.

En los Estados Unidos también ha disminuido la fe religiosa y se ha incrementado el consumismo. Aparte de las creencias que cada uno podamos profesar, las iglesias tienen la capacidad de unir a las comunidades y ofrecer principios éticos básicos. Los nuevos dioses son ahora los teléfonos móviles con los que la gente se comunica sin verse ni tocarse, y con los que miles escuchan música utilizando audífonos, indiferentes a tal punto al mundo alrededor, que algunos han sido arrollados por no haber visto ni oído que se les acercaba un vehículo a toda velocidad.

joven oyendo musica
Se ha perdido la noción del sacrificio y la costumbre del ahorro. Vivimos en una sociedad hedonista, en que cada cual busca lo que le ofrece placer. Algunos se han dado cuenta que necesitan dedicar parte de sus ingresos al futuro: la educación universitaria de sus hijos y su jubilación. Pero la mayoría vive de sueldo a sueldo, y frecuentemente con una cantidad de saldos en las tarjetas de crédito prácticamente impagables, lo cual añade a la frustración y el estrés en las familias.

A pesar de las ventas por la red, las tiendas siguen repletas los días de ventas especiales.

A pesar de las ventas por la red, las tiendas siguen repletas los días de ventas especiales.


Muchas de las instituciones que han sido pilares de la democracia han perdido el respeto popular. Especialmente alarmante es el nivel de descontento con el funcionamiento del Senado y la Cámara de Representantes. Y con razón. Porque en el Congreso no se valora ya lo que ha sido su fundamento más sólido: el compromise, el arte de negociar, pactar, buscar consenso.

Solo el  62% de los votantes acudieron a las urnas en 2012

Solo el 62% de los votantes acudieron a las urnas en 2012

Lo más preocupante es que la solución que se propone es poner al frente del país a personas que no abrazan la política como carrera o profesión. Grave error. La democracia se fortalece de otro modo. Se les escribe a los congresistas con quejas y peticiones. Se envían cartas a los periódicos. Se protesta en las calles. Se va a votar a las urnas en mayor número. En fin, se participa. La democracia es un pacto entre gobernantes y gobernados. Si los primeros no cumplen, los ciudadanos tienen el deber de recordarles sus obligaciones. Sustituirlos con personas ignorantes, de conducta errática y dudosa moralidad sería un suicidio nacional.

A veces me pregunto con angustia si los Estados Unidos están en decadencia. Ojalá mis temores sean infundados.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article78067052.html#storylink=cpy

Publicado en Actualidad norteamericana, Derechos humanos, Elecciones 2016, Historia de Estados Unidos, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos, Racismo, Tecnología, Terrorismo, Vida en Estados Unidos | 5 comentarios

Reseña de Olga Connor en El Nuevo Herald sobre “El mundo y mi Cuba en el Diario”


http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/artes-letras/article76984857.html

Publicado en Actividades académicas, Actividades culturales, Críticas literarias, Crónicas de viaje, Cubanoamericanos, Diáspora cubana, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Libros cubanos, Literatura, Mi familia, Mis libros, Mujeres cubanas, Periodismo, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Viajes, Vida de la escritora, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos | 2 comentarios

Entrevista de 2010

Buscando otra cosa en el internet, me tropiezo con esta entrevista que me hizo Gabriel Cartaya en 2010 y que no reordaba haber leído antes. De los proyectos que tenía entonces, no he cumplido todos, pero he hecho otros…

http://scholarcommons.usf.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1100&context=surcosur

Publicado en Viajes | Deja un comentario

Cuatrocientos años con Shakespeare

Publicado en El Nuevo Herald 5-4-2016

William Shakespearee

William Shakespearee

El día 23 del mes pasado se cumplieron cuatro siglos de la muerte de William Shakespeare, considerado el mejor escritor en lengua inglesa y una de las figuras más célebres de la literatura universal. El dramaturgo, poeta y actor, nacido en Stratford-upon-Avon, Inglaterra, en abril de 1564, tuvo la fortuna de cosechar aplausos y reconocimiento en vida. Uno de sus contemporáneos afirmó visionariamente: “Shakespeare no pertenece a una sola época sino a la eternidad”. Sus obras han sido traducidas a todos los idiomas, adaptadas, llevadas al teatro y al cine, y analizadas por académicos, críticos y estudiantes.

Escribió mucho, y aunque se ha especulado sobre la autoría de algunas de sus obras, se le atribuyen 38 piezas de teatro, 154 sonetos, dos largos poemas narrativos y otros trabajos menores. ¿A qué se debe el éxito del Bardo de Avon? Algunos especialistas celebran su uso del lenguaje. Confieso que no disfruto ni logro aquilatar el inglés de su época –lo cual no me sucede con Cervantes– , y leer a Shakespeare traducido no causa el mismo efecto.

Pero si no puedo captar toda la belleza del inglés de hace cuatro siglos, valoro otros elementos que conforman su grandeza: la universalidad de sus temas y su profundo conocimiento de la psicología humana. Por ello, Julieta y Romeo, Hamlet, Macbeth, Otello, entre otras de sus famosas obras, se mantienen vigentes hasta nuestros días.

Historias de amores contrariados hay muchas, y otras han alcanzado igual fama, como la de Calixto y Malibea en La Celestina, atribuida a Fernando de Rojas, escrita solo unos años después que el relato de los amantes de Verona. Romeo y Julieta tiene también antecedentes en la literatura italiana, pero entre los méritos de Shakespeare en este drama está asimismo la creación de personajes secundarios, las fluctuaciones entre comedia y tragedia para aumentar la tensión, y la evolución de los personajes a medida que avanza la trama. Naturalmente, la enemistad de las familias de los amantes –los Capuletos y los Montescos– es el elemento más dramático del nudo argumental (que vemos repetido hasta en las telenovelas actuales), y la muerte de los amantes, la catarsis que purifica las pasiones.

Los turistas de continuo visitan el famoso balcón de Julieta

Los turistas de continuo visitan el famoso balcón de Julieta

Hamlet, la obra más larga de Shakespeare y posiblemente la de mayor influencia, se centra en el asesinato del rey Hamlet de Dinamarca a manos de su hermano Claudio, y en cómo el fantasma del rey le pide a su hijo, el príncipe Hamlet, que dé muerte a su asesino. La locura –real y fingida–, el dolor transformado en ira, la traición, la venganza, el incesto, la corrupción moral y la lucha por el poder, ejes de la trama, continúan siendo temas de actualidad.

Los efectos de la traición y la ambición desmedida reaparecen en Macbeth, versión libre de la vida de un personaje histórico del mismo nombre, rey de Escocia en el siglo XI. Aunque el tema de los celos es el que más se ha destacado en La tragedia de Otelo, el moro de Venecia, al punto que Otelo ha pasado a significar el prototipo del hombre celoso, esta obra de Shakespeare repite los temas del amor, la traición y la venganza.

El escritor inglés también compuso obras más ligeras como El sueño de una noche de verano.

Los sonetos de Shakespeare, menos populares entre el público, pero de gran interés para los críticos, se dirigen a un hermoso joven, un poeta rival y la dama del pelo negro. Los dirigidos al Fair Youth en tono romántico y cariñoso, sugieren a algunos una relación homosexual.

Cuatrocientos años con Shakespeare, y su vida y su obra, que aún guardan secreto, crecen con nuevas lecturas e interpretaciones. Hay que batir palmas.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article75310167.html#storylink=cpy

Publicado en Actividades académicas, Actividades culturales, Literatura, Mi columna semanal, Poesía, Teatro | 2 comentarios

Más noticias desde Cuba de “El mundo y mi Cuba en el Diario”

Reseña publicada en 14ymedio

http://www.14ymedio.com/blogs/el_hidalgo_rural/mundo-Cuba-Diario-Uva-Aragon_7_1988271154.html

Fotos tomados por mi gran amigo Emilio Cueto en distintos lugaes de la Isla

En Holguín, donde se editó e l libro por Ediciones Hilguín

En Holguín, donde se editó e l libro por Ediciones Hilguín

Feria del Libro de Camagüey

Feria del Libro de Camagüey

En La Habana

En La Habana

Publicado en Actividades culturales, Críticas literarias, Cubanoamericanos, Diáspora cubana, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Libros cubanos, Literatura, Mi familia, Mis libros, Mujeres cubanas, Reconciliación de los cubanos, Vida de la escritora, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos | Deja un comentario

Elecciones 2016: aumenta la tensión

Publicado en El Nuevo Herald 4-20-216

No ha llegado el verano, pero la temperatura de las campañas electorales aumenta. Por una parte, Donald Trump oscila entre un intento frustrado de ser más disciplinado y hacer las paces con los miembros del Republican National Committee (RNC); por otra, insiste una y otra vez que el sistema electoral del partido está rigged, o sea, diseñado para que resulte electo el candidato que conviene a los jerarcas y no a los votantes. Amenaza con que habrá consecuencias, incluso violentas, si a pesar de haber ganado se le niega la nominación.

Donald Trump amenaza que habrá consecuencias si no es nominado por el Partido Repulicano

Donald Trump amenaza que habrá consecuencias si no es nominado por el Partido Repulicano

Ted Cruz por su parte avanza en obtener delegados, aunque matemáticamente le sea casi imposible que llegue a la cifra mágica de 1237. Puede lograr, sin embargo, que tampoco lo haga Trump, y que haya una segunda, y tercera votación.

No sería la primera vez en la historia que esto sucede. El ejemplo más famoso fue la nominación de Abraham Lincoln en 1860 contra su rival Stephen A. Douglas, que obtuvo más delegados en la primera vuelta, pero los fue perdiendo a medida que los representantes de Lincoln se paseaban por la convención haciendo promesas y hasta prácticamente sobornando a los delegados. El método no habrá sido el más ético, y al mismo Lincoln no le agradaba, pero había mucho en juego. La historia considera a Lincoln entre los mejores presidentes de Estados Unidos.

A estas alturas, nominarse a la Presidencia de Estados Unidos sin conocer las reglas del juego y a mitad de camino quejarse de los procedimientos, es otra de las muchas incongruencias de Trump. El sistema electoral es complejo, y en muchos aspectos podría mejorarse, pero nunca en medio de una campaña electoral. Mientras, Reince Priebus, al frente del RNC, ha comparecido ante las cámaras de televisión varias veces durante las últimas semanas tratando de explicar cómo las reglas no han cambiado en más de 100 años, y que son los delegados, comprometidos con cada candidato, según el resultado de las votaciones en cada estado, quienes durante la convención hacen los ajustes necesarios. Por muy claro que ha tratado de ser Priebus, no sé si sus explicaciones aplacarán la ira de los fanáticos de Trump, de no ganar la nominación.

Por su parte, en el último debate en Brooklyn, Hillary Clinton y Bernie Sanders se quitaron los guantes y discutieron apasionadamente, aunque hay que reconocer que si bien hubo discrepancias grandes en varios temas, ninguno recurrió a ataques personales.

El reciente debate entre Hillary Clinton y Bernie Sanders no fue nada amistoso

El reciente debate entre Hillary Clinton y Bernie Sanders no fue nada amistoso

La mayoría de los periodistas y televidentes han señalado a Hillary como ganadora del debate. Indudablemente, que aunque tenga áreas en que sea vulnerable, se aprecia su amplio conocimiento de la política exterior, en un mundo cada vez más globalizado y peligroso. También, mientras Sanders, como ella afirmó varias veces, sabe diagnosticar los problemas, no ofrece soluciones concretas. El idealismo del senador de Vermont choca con el pragmatismo de la ex secretaria de Estado. Parece imposible que Sanders pueda alzarse con la nominación, pero su aspiración ha hecho a Hillary una mejor candidata,y la ha preparado para los debates en las elecciones generales.

Posiblemente Hillary y Trump sean los candidatos y se enfrenten en varios debates

Posiblemente Hillary y Trump sean los candidatos y se enfrenten en varios debates

Por muy peligroso que sea hacer predicciones en política, me voy a atrever. Creo que Hillary y Trump no solo ganarán las primarias en Nueva York, sino que se alzarán con las nominaciones de sus respectivos partidos. Voy a arriesgarme más, y pronosticar que Hillary será electa presidente en noviembre de este año. ¿Ganarán también los demócratas la mayoría en el Senado? No voy a anticipar esos resultados, pero si el rechazo a Trump, incluso entre los republicanos, es tan grande como las encuestas sugieren, es muy posible que muchos se abstengan de votar, y 2016 resulte en un triunfo significativo para los demócratas. Los republicanos quedarán con el partido dividido y deberán dedicar los próximos años a rescatarlo. Donald Trump les ha hecho mucho daño.

Creo que Hillary Clinton sera electa presidente de Estados Unidos en Noviembre

Creo que Hillary Clinton sera electa presidente de Estados Unidos en Noviembre

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article72626707.html#storylink=cpy

Publicado en Actualidad norteamericana, Elecciones 2016, Historia de Estados Unidos, Mi columna semanal, Política en Estados Unidos, Vida en Estados Unidos | 2 comentarios

Viaje a la semilla o el regreso de la niña que soñaba con ser escritora

Desde los dos años hasta el 13 de julio de 1959, que me fui de Cuba, dos días después de cumplir 15, viví en la Calle 42 # 115, entre 1era y 3ra en Miramar. Son muchísimos los recuerdos que tengo de “la casa de la Copa”, como también se le dice a la calle 42 por la escultura de esa forma en la 5ta Avenida.

Casa de la Copa; el reino de mi infancia

Casa de la Copa; el reino de mi infancia

En esa casa, reino de mi infancia y adolescencia, se bautizó mi hermana Gloria; murió mi padre. Celebramos cumpleaños, Navidades, santos. Allí aprendí a correr, a subir y bajar escaleras. Jugué con mis hermanas, primos y amigos en sus jardines. Bailé en la terraza. En la biblioteca se casó mi madre con mi segundo padre. En nuestra mesa se sentaron importantes personalidades de la medicina, la prensa, la política. Leí mucho entre las paredes de esa casa, y desde muy temprana edad. Allí pergeñé mis primeras cuartillas y surgió mi sueño de ser escritora.

Con mis hermanas Lucía y Gloria, el día que la menor cumplió un año, el 22 de octubre de 1952

Con mis hermanas Lucía y Gloria, el día que la menor cumplió un año, el 22 de octubre de 1952

No solo guardo infinidad de recuerdos de la casa de la Copa, sino también del barrio: la Farmacia del frente donde igual comprábamos 10 centavos de acetona que una caja de jabones finos para un regalo imprevisto; la bodega de los chinos donde las galleticas María costaban a dos por un centavo; el mercado de Luis, a donde iba a buscar para la merienda africanas a dos centavos, o paquetes de Gacusas por un medio.

Aunque deteriorada, la Farmacia sigue frente a mi casa

Aunque deteriorada, la Farmacia sigue frente a mi casa

La cuadra era larga y desembocaba en el mar, que no podía verse porque allí se erguía el Balneario Universitario. A menudos se veían jóvenes que se bajaban de la guagua en Quinta Avenida y caminaban hasta el club con sus trusas enrolladas en una toalla. Pero a mitad de la cuadra, por la acera de en frente a donde estaba nuestra casa, había una callecita corta, justo al costado del Centro Comercial, que se construyó cuando era yo niña

El Centro Comercial La Copa

El Centro Comercial La Copa

Recuerdo que en la esquina de esa calle estaba Sammy Records, y en el resto de le breve cuadra, una barbería, la Taberna de Pedro y un pequeño establecimiento que me fascinaba: la quincalla de Fuentes. En realidad, no sé si ese era su nombre verdadero, o se le decía así por su dueño, un hombre afable, de cabello negro, gafas de pasta oscura y cristales gruesos. En esa quincalla se podía encontrar de todo, desde Muñequitos a hilos para coser, desde la prensa hasta hebillas para la cola de caballo.

Me unen a esa tiendecita dos acontecimientos importantes en mi infancia habanera. Allí compré por primera vez dos libros con mi propio dinero. No creo que tuviera más de nueve años. Se trataba de unos libritos pequeños de Ediciones Pulgarcito que costaban 10 centavos. Los que escogí fueron una biografía de Eugenia de Montijo, y La Ilustre Fregona, de Miguel de Cervantes. No puedo precisar si algo de lo que sé de la Emperatriz lo aprendí en esas páginas pero recuerdo con exactitud la portada del diminuto volumen con una foto de la esposa del Emperador Napoleon III en un elegante vestido rojo y una especie de peineta que le sujetaba el cabello. De la novela cervantina no sólo guardo la memoria de la portada, sino lo que me gustaron las aventura de los dos pícaros y todas los elogios a Costanza, al punto que la leí tantas veces que casi me la sabía de memoria.

Otra experiencia aún más feliz me une a aquella quincalla a media cuadra de mi casa. Un domingo cuando tenía yo trece años, alguien llamó a casa a felicitarme por un escrito mío publicado en Diario de la Marina. Unos días antes, sin decírselo a nadie, había mandado tres reseñas de libros a un concurso juvenil que auspiciaba el prestigioso periódico. Ese domingo, sin embargo, no echaron en casa La Marina, al que estábamos suscritos, y yo me fui corriendo hasta la Casa Fuentes a comprarlo. En cuanto lo pagué. lo abrí y allí vi, junto a mi foto, por vez primera, mi nombre en letra de imprenta. No puedo describir la emoción que sentí. Regresé a toda carrera a mi casa apretando el periódico contra mi pecho para a compartir la alegría con mi familia, ¡Voy a ser escritora, voy a ser escritora! repetía, como si aquella publicación hubiera sellado mi destino.

Mi primer artículo publicado en El Diario de La Marina

Mi primer artículo publicado en El Diario de La Marina

Han pasado casi sesenta años desde entonces, y en estas fechas me ha sucedido algo insólito. Un amigo, compañero de aulas en esa época en que empecé a publicar mis primeras cositas, viajaba a Cuba en estos días –-colabora con una organización católica que hace una gran labor social en la Isla– y le pidió a un amigo que le buscara un ejemplar de mi libro “El mundo y mi Cuba en el Diario”, recién publicado por Ediciones Holguín. Cuando regresó me envió de inmediato un correo. “Me consiguieron tu libro, pero no donde me indicaste en Calzada sino en la Calle 42 en Miramar.”

Mi primer libro publicado en Cuba

Mi primer libro publicado en Cuba

Yo no lo podía creer y envié a mi prima Betty, recién nombrada presidenta de mi club de lectores en La Habana, a averiguar. Ella pasó por mi antigua casa, recorrió el mismo camino que yo cuando fui en busca de mis primeros libritos y el periódico con mi primer artículo, y fue retratándolo todo. Encontró en el mismo lugar la barbería y la taberna, y la librería donde se vendía mi libro, ¡está en el mismo local que antes la Quincalla de Fuentes!

IMG_20160416_175530

El libro no lo pudo retratar porque le dijeron que los 25 ejemplares que les habían llevado se habían vendido en tres días. El volumen contiene artículos sobre mis padres y sobre acontecimientos que ocurrieron en esa casa. ¿Podrán presentirlo los lectores que lo compraron allí?

La niña que en esa cuadra soñaba con ser escritora ha regresado a su barrio a través de su libro.

El viaje a la semilla es circular. La vida gira sobre sí misma, y acaso ya soy la que quise ser.

Publicado en Actividades culturales, Diáspora cubana, Libros cubanos, Mi familia, Mis libros, Mujeres cubanas, Periodismo, Reconciliación de los cubanos, Viajes, Vida de la escritora, Vida en Cuba | 8 comentarios