Acerca de este sitio

Este sitio es como el patio de mi casa; no es particular, llueve y se moja como los demás….

19 respuestas a Acerca de este sitio

  1. Luis Mario dijo:

    Precioso tu portal en la web, Uva, te felicito: refrescante, profesional y útil.

    Luis Mario

    • Silvia V Nilsen dijo:

      Uva,
      Me gusta tu portal en la web. Lo que me gusta son tus articulos que no son apasionados
      y profesionales que tratan de unirnos como un pueblo en vez de apartarnos mas y mas.
      Me encanto tu articulo sobre el Cardenal Ortega. Es increible que personas que critican
      lo que supuestamente el Cardenal ha hecho no tienen la menor idea como lidear con todos los problemas en Cuba. Critican por criticar especialmente si el Cardenal o otros no actuan de la manera que ellos quisieran.
      Silvia

  2. Rita Geada dijo:

    Uva: Te felicito. Me ha encantado tu portal. !Adelante !Gracias por facilitarme el acceso al mismo para disfrutarlo .

  3. Angélica Cazarín dijo:

    Querida Uva, me ha encantado tu sitio, tienes un manera de escribir que parece que lo que cuentas se toca

  4. Gabriel Cartaya dijo:

    Leo con emociòn las palabras que Uva escribe, con tanto jùbilo, por su jubilaciòn. Las razones para la satisfacciòn son abundantes: la obra realizada durante un cuarto de siglo en FIU, sus libros, sus clases, sus esfuerzos en una visiòn positiva hacia el acercamiento con Cuba desde la fuerza de la cultura, su penetraciòn en los asuntos màs preocupantes del universo, en fin, su magisterio, que serà activo hasta siempre. Felicidades, Uva, y que mantengas ese espìriu de hacer el bien y goces de muchs alegrìas en esta nueva etapa de tu vida. Con mucho afecto, Gabriel

  5. Lala Mooney dijo:

    Los que no somos escritores admiramos de todo corazon a aquiellos que tienen la capacidad de analizar problemas y darnos una vista completa de el panorama. Eso es lo que ha hecho Uva con su articulo sobre los acontecimientos recientes en los E.U. La historia de su tia Sara es impresionante. Es una gran inspiracion el leer sobre mujeres cubanas que dan tanto amor y triunfan en el mundo. Gracias Uva. de Lala Mooney

  6. Matias Montes Huidobro dijo:

    Gracias, Uva, por divulgar el evento de forma tan original y teatral, que le dan carácter a
    tus comentarios y lo vuelven teatro dentro del ensayo. Matías

  7. Teresa Fernandez Soneira dijo:

    Uva,
    Tu comentario sobre tu padre me ha emocionado. Te felicito por el padre que tuviste y por el don que tienes para escribir.

  8. E. Araujo dijo:

    Con certeros brochazos describes tu mundo familiar y nuestro mundo cubano. Gracias Uva!

  9. Maria E. Brito dijo:

    Uva,
    Fue un placer compartir contigo y el Dr. Blanco en ese almuerzo donde muchas memorias de Cuba vinieron a mi mente. Tio Julio esta muy emocionado de haber conocido escritores cubanos en el exilio y saber que a pesar de todo, seguimos siendo un solo pueblo. Esta encantado con tus libros.
    Me encanta tu sitio.
    Gracias por todo!
    Maria

  10. Me gusto mucho tu articulo sobre Jose Ignacio Rasco. Jose Ignacio fue mi profesor preferido en Segundo Ano de Bachillerato en Belen. Lo recuerdo con enorme carino de las reuniones en casa de mi tia Beatriz Navarrete donde concurria con Estelita. No sabia que ella habia muerto. Solo que se habia accidentado. Cuanto lo siento. Tengp una duda, concurrira Jose Ignacio a la presentacion. Se que es muy mayor, 86 anos.
    Robert A. Solera

  11. Juan Carlos dijo:

    Desde Salamanca quisiera dedicarte esta entrada:
    http://almengrana.blogspot.com.es/2012/12/biografias-de-matilde-cherner-hernandez.html
    Espero que te guste.
    Con cariño
    JC

  12. Judith Weiss dijo:

    Muy conmovedor tu llamado a la reconciliación y la paciencia, Uva.
    Gracias.

  13. María Elena Peña dijo:

    Qué emoción volver a saber de Uvita de Aragón… una de las alumnas admiradas cuando estudié en Stone Ridge (entre 1958 y 1961)… Soy venezolana, estaba en el mismo grado que Marita Garayta… sufrí con ustedes el dolor de Bahía de Cochinos, una mañana que nunca borraré de mi recuerdo, ver el dolor y las lágrimas de mis compañeras cubanas.
    Soy María Elena Peña, ahora exilada de mi querida patria Venezuela por la invasión cubana que ha destruído mi patria. Vivo en Colorado, y me regocija saber de tí, siempre tan “directa y con estructura” como demostraste ser en el colegio. Era de las alumnas menores latinas que veía en tí una líder. Me alegra muchíiiisimo seguir tu blog y te mando bendiciones y cariños.
    Añádeme como nueva Fan Total! 🙂

    • uvadearagon dijo:

      Qué emoción que me recuerdes después de tantos alos y que me digas que veía desde entonces un líder en mí. No deja de sorprenderme. Yo tampoco olvido aquellos días de abril, que nos escapábamos al Hospital Naval a buscar los periódicos y las noticias de la Invasión…Quiero mucho a Venezuela. Estuve hace un año para el estreno de mi obra de teatro “Memoria del silencio” que vuelven a poner en Caracas los tres fines de semanas restantes del mes de Abril. Gracias por escrbir

  14. jose berni dijo:

    Encontré su sitio rastreando personas de un libro de Francisco Ayala. Quizas conosca Ud. ya el texto, pero por las dudas se lo hago llegar.
    Atte. José Berni

    2También encontré en Santiago de Chile a otro amigo mío antiguo, el escritor Alfonso Hernández Catá, que era allí embajador de Cuba. Su hija Sara vivía con los padres en la Embajada. Mujer encantadora, inteligentísima y muy divertida, Sara nos acompañaba mucho. Durante esa temporada estrechamos la amistad que ya habíamos tenido en Madrid. Entre otros juegos más o menos intelectuales, proyectamos un pequeño diccionario de palabras prohibidas, para uso del viajero. En Argentina se evitaba el verbo coger del que tan copioso empleo se hacía en Chile, y el nombre Concha que en Chile era apellido ilustre; mientras que la palabra pico tenía un significado malicioso en Chile, donde, por lo demás —ponderaba Sara con alborozo oyendo pregonar la polla de lotería— «¡en este país las rifan!». Extendiendo nuestras investigaciones científicas por toda América y la península podríamos llevar a cabo obra benemérita que popularizara juntos nuestros nombres y nos hiciera ricos. El problema según Sara sería cuando llegásemos a Cuba, donde todas las palabras del idioma tienen doble sentido. Con bobadas semejantes nos distraíamos olvidando a ratos la preocupación de España, que estaba en la mente de todos. Hernández Catá moriría pocos años más tarde, en un accidente de aviación sobre Río de Janeiro, y a Sara no la he vuelto a ver desde entonces, aunque alguna vez hemos comunicado a la distancia.

    Todavía estábamos en Chile cuando llegaron las noticias de prensa dando cuenta de la sublevación del 18 de julio, y no hay que decir con cuánta ansiedad seguíamos las informaciones sucesivas, a la expectativa del desenlace del episodio… ”
    pg 191 del tomo 1 de Recuerdos y Olvidos de Francisco Ayala edición Alianza tres, Madrid 1984.

    • uvadearagon dijo:

      Gracias por su comentario. Me alegra mucho que recuerde con tanto cariño a mi tia Sara, que murio en Caracas en 1980. En este sitio si pone su nombre en el buscador va a encontrar varios articulos que he escrito sobre ella, que fue la persona que me puso una pluma en la mano a los 9 años. Esos juegos del diccionario nada me extrañan. Eran las cosas que siempre hizo y formaron parte de mi infancia y adolescencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s