Con la marcha de los jóvenes, soplan brisas de esperanza…

Publicado en El Nuevo Herald 3-28-2018

Espectadores desde el balcón del Newseum, en Washington, observan a los manifestantes el 24 de marzo en Pennsylvania Avenue, durante la protesta para pedir mayor control de las armas en EEUU. Jose Luis Magana AP

Nacieron con el siglo XXI. Se entretuvieron desde temprana edad con videos, tabletas, teléfonos electrónicos. No jugaron, como sus padres y abuelos, con muñecas o soldaditos de plomo, ni mucho menos corretearon por las calles de sus barrios. Siempre los acechaba el miedo: a los enfermos sexuales, los ataques terroristas, los tiroteos en las escuelas. Algunos los creímos indiferentes. A menudo se los veía escuchando música con audífonos, ausentes del mundo a su alrededor. No llamaban por teléfono; enviaban textos. Pero sus padres y maestros sabían que los tiempos habrían cambiado, pero no la necesidad de una buena educación

Un día le dijeron basta al miedo. Cuando alzaron sus voces, comprobamos asombrados qué bien pensaban y cuán elocuentes eran. Con la ayuda de los medios sociales que manejan desde la cuna, organizaron el pasado 24 de marzo una gran marcha a la capital de Estados Unidos y a un buen número de ciudades. Movilizaron a millones de jóvenes, maestros, padres, abuelos, y celebridades. Ellos, sin embargo, fueron los protagonistas. No perdieron el aplomo ni un momento. Había que ver a Emma González, luciendo en su brazalete la bandera cubana de donde nació su padre, en silencio frente a la multitud durante 6 minutos y 20 segundos, el tiempo que le llevó al asesino ultimar a sus 17 víctimas y herir a otros tantos. Había que escuchar a aquellos “casi niños” conversar con los periodistas como si estuvieran acostumbrados a ser figuras públicas todas sus cortas vidas.

La marcha de los “millennials” ha sido un soplo de esperanza, una ráfaga de aire fresco. Ya han logrado algunos cambios en las leyes en la Florida, pues la chispa del movimiento ha surgido en nuestro estado, tras la masacre en una secundaria en el Condado Broward, llamada Marjory Stoneman Douglas. Es un merecido tributo a una activista del movimiento sufragista, adelantado a sus tiempo por sus preocupaciones ecológicas, que esta corriente se haya gestado en una escuela que lleva su nombre.

Lo más asombroso no ha sido, sin embargo, la organización y los discursos de un movimiento que apenas cuenta con semanas, sino cómo se ha ido delineando su estrategia. Sus peticiones son realistas. No atacan la segunda enmienda. Piden medidas razonables para el control de las armas. Además, los sobrevivientes de Parkland han buscado alianzas con las comunidades afroamericanas, donde las balas han sesgados muchas vidas jóvenes. Son multiculturales como la nación. Algunos repitan las consignas en español.

Saben que en el movimiento de mujeres que recorre el país encontrarán asimismo compañeras en esta lucha. Comprenden que no basta con manifestaciones. La clave está en el voto. Los muchachos mayores podrán hacerlo en las elecciones parciales en noviembre. Muchos otros en 2020. Ya han comenzado la campaña para inscribir a los votantes. El cambio más profundo lo lograrán a través de las urnas, cuando otras ideas y otras generaciones controlen la política.

Desde hace medio siglo, cuando el movimiento pro derechos civiles y la Guerra de Vietnam, los jóvenes no habían abrazado una causa. En esa ocasión fueron muy efectivos. Ahora, con el poder de los medios sociales, apuesto de nuevo por ellos. Los “millenials” van a cambiar el país y salvarlo de muchos peligros que nos acechan. Enough is enough. ¡Basta ya!

En Washington, esa bella ciudad junto al Potomac, tras un crudo invierno, irrumpe al fin la primavera, y el futuro.

Este artículo también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article207031479.html

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades culturales, Actualidad norteamericana, Cubanoamericanos, Historia de Estados Unidos, Mi columna semanal, Mujeres cubanas, Noticias internacionales, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos, Racismo, Tecnología, Violencia. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Con la marcha de los jóvenes, soplan brisas de esperanza…

  1. Jose Cabrera dijo:

    Artículo tan puntual como acertado. En mi casa también sentimos gran esperanza. Y una esperanza fundamentada en la seguridad que el horror de las matanzas de jóvenes les ha dado una causa común. Una causa común que los va a llevar a las urnas. Uva, por favor, pásame un email con tu dirección de correo.

  2. TERESA EMILIA FERNANDEZ S dijo:

    Muy bueno, Uva. Dios quiera las cosas cambien para bien de la juventud y de las generaciones futuras.

  3. Teresa Haidar Alcorta. dijo:

    Siempre tengo fe en las nuevas generaciones,traen, en el mejor de los casos, el adelanto y un nuevo pensamiento,más abierto más desprejuiciado..más justo..e inteligente..aqui la evidencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.