El poder de las mujeres y la prensa

Publicado en El Nuevo Herald 1-10-2018

Sobrevivientes de agresiones sexuales y sus partidarios marchan en Los Angeles, el 12 de noviembre. El movimiento #MeToo contra el acoso sexual ha cobrado fuerza en todo el país. Gary Coronado

Al comenzar, 2017 no parecía que fuera un año propicio para las mujeres ni para los periodistas. Donald Trump había derrotado a la primera mujer candidata a la presidencia, y estaba al juramentar el cargo como primer mandatario de los Estados Unidos. Había sido electo a pesar de sus muchos insultos y faltas de respeto a la población femenina. A la prensa la acusaba constantemente de emitir fake news, noticias inventadas. Con todo, el 21 de enero, al día siguiente de la ceremonia de inauguración, las mujeres marcharon por las calles de la capital reclamando sus derechos.

El 5 de octubre The New York Times publicó un exposé dando a conocer los abusos sexuales cometidos durante 30 años por el famoso productor de Hollywood Harvey Weinstein. Y lo que se iba cociendo lentamente, estalló en uno de los movimientos más vertiginosos y con más posibilidades de lograr cambios culturales, como no se había visto desde hacía mucho tiempo.

En las últimas semanas hemos contemplado a cientos de mujeres denunciar acosos y abusos sexuales, algunos sufridos hace veinte años o más. La mayoría fueron cometidos por figuras destacadas de la televisión, Hollywood, la política, el mundo empresarial y el académico. Ha habido despidos y renuncias. Algunos hombres han negado los cargos; otros se han declarado culpables y pedido perdón. Time Magazine escogió a estas mujeres como las personas del año por su coraje, a pesar de la relevancia que en el 2017 tuvieron Trump, el presidente chino Xi Jinping y el dictador coreano Kim Jong Un. Todos habían sido considerados para ocupar la portada de la revista… hasta que las mujeres comenzaron a hablar.

Sus historias tuvieron gran repercusión y la frase #metoo o #yotambién recorrió el mundo a través de los medios sociales. Todas teníamos uno o más episodios desagradables que habíamos confrontado, y por fin rompimos el silencio. Al mismo tiempo, el periodismo investigativo, en especial el de The New York Times y The Washington Post, actuó no sólo como caja de resonancia, sino que garantizó la credibilidad de las mujeres, puesto que sus acusaciones fueron investigadas antes de darlas a la publicidad.

No es arriesgado sentirse optimista sobre los cambios culturales que este movimiento podría ser capaz de alcanzar. No se trata solo del valor personal de las mujeres al romper el silencio, sino de la pronta reacción de instituciones y compañías para despedir o forzar la renuncia de los acusados.

Otra causa de satisfacción es que en un momento en que se cuestiona la integridad de muchas instituciones, el movimiento de las mujeres ha surgido de abajo hacia arriba. No lo ha impulsado un grupo o partido, sino la valentía individual de las abusadas. Y a pesar de lo que se ha querido desprestigiar a la prensa y se la ha acusado de ser enemiga del pueblo, se ha comprobado que continúa siendo el cuarto poder.

La lucha de las mujeres por recibir un trato justo en la sociedad ha sido muy larga. Precisamente en 2018 se cumplen 200 años del nacimiento de Emily Brontë, que se vio obligada a publicar su única novela, Cumbres Borrascosas, bajo el seudónimo masculino de Ellis Bell. Aun así, creó un escándalo por la pasión amorosa expresada con libertad, y por la fuerza de los personajes femeninos. Su hermana Charlotte también firmó Jane Eyre con nombre masculino, Currer Bell. Ambas novelas, consideradas feministas y adelantadas a su tiempo en la era victoriana, son hoy clásicos de la literatura. Otro ejemplo de cómo los esfuerzos personales tienen mérito y consecuencias.

Esperamos que los hechos del año que termina sean un augurio positivo sobre los derechos de la prensa y las mujeres. Ya muchas de ellas están considerando postularse para distintos cargos en las elecciones de 2018. Al terminar esta columna, la noticia de última hora es que Oprah Winfrey no descarta la posibilidad de aspirar a la presidencia en 2020. Buena señal.

Este artículo también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article193601859.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Historia de Estados Unidos, Mujeres famosas, Noticias internacionales, Nuevas teconologías, Periodismo, Política en Estados Unidos, Vida en Estados Unidos, Violencia. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El poder de las mujeres y la prensa

  1. Cuba Nuestra dijo:

    Por mi parte como ya sabes comparto la denuncia conta esa maniobra sexista anglosajona de MeToo, como lo hace valientemente la Deneuve; http://www.bbc.com/mundo/noticias-42630928

    • uvadearagon dijo:

      Creo que la reacción de Catherine Deneuve y otras francesas tiene mérito. No se puede confundir la galantería o incluso un intento de seducción con el abuso o acoso sexual. Hay diferencias culturales entre Estados Unidos y Francia. En ese país nunca hubiera habido un escándalo por las relaciones de Clinton con Mónica, pero eso no quita legitimidad al movimmiento #metoo que intenta cambiar el ambiente en los lugares de trabajo que han sufrido muchas mujeres. Como toda revolución, es posible que en momentos se pase de raya. No me parece lo mismo un intento de violación a que un hombre te ponga la mano en el trasero cuando se está tomando una foto. Tampoco la traducción al francés de la frase ha sido correcta. No es lo mismo #metoo que #denucniaatucerdo.

  2. Cristobal Diaz Ayala dijo:

    Querida sobrina: Muy bueno, como siempre. Supongo que en la próxima columna comentes la última diablura presidencial; tiene de rehenes a los dreamers; se pueden quedar, siempre y cuando en la ley que se apruebe, se situen también los fondos para la famosa muralla trumpunesca… CDA

  3. uvadearagon dijo:

    Gracias- Me preocupa mucho que tengan a los dreamers de rehenes, pero también la salud mental del presidente que se contradice a cada minuto.Ojalá me equivoque pero yo creo que tiene principios de Alzheimer. De veras-

  4. Katia Pradere Pensado dijo:

    Estoy feliz de poder acercarme a estas realidades,a través de ud.De su talento para analizar todo cuanto aborda,desde la verdad y el respeto.
    Gracias¡
    Katia Pradere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s