Olga Connor y “El arte de la entrevista”

Publicado en El Nuevo Herald 12-13-17

La periodista Olga Connor – Foto Pedro Portal

Considero la entrevista el género más difícil del periodismo. Olga Connor lo domina a la perfección. Así lo ha demostrado a través de los años en sus conversaciones con diversos personajes, publicadas en las páginas de “El Nuevo Herald”. Ha hecho bien en reunir las entrevistas a escritores de 1989 al presente en el volumen “El arte de la entrevista”, recién publicado por Alexandria Publishing House en Miami y presentado en la última Feria del Libro.

En la introducción, la autora explica que ha agrupado en tres grupos los trabajos. Primero aparecen entrevistas hechas a cubanoamericanos, norteamericanos y extranjeros en Norteamérica, después a latinoamericanos y españoles, y finalmente a cubanos en distintas partes del mundo. Anuncia que habrá futuros tomos con más reseñas y encuentros a lo largo de sus 30 años en el periodismo.

La estructura del libro es un acierto porque nos permite ver algunos temas recurrentes en distintos autores. Por ejemplo, los cubanoamericanos parecen angustiados por la identidad, la armonía entre las dos culturas en las que viven o conviven. Así, Gustavo Pérez Firmat reconoce que en su traducción de “Life on the Hyphen” a “Vidas en vilo” hay un cambio de estado de ánimo, una melancolización. “El “hyphen” divierte, el vilo angustia” dice Pérez Firmat. Cristina García no ve su identidad americana o cubana como algo fijo, sino mudable. A Oscar Hijuelos le molestan los estereotipos con que otros nos ven. Andy García, cuando filma “Lost City” enfoca el drama de la Isla con una dimensión universal. Otro motivo que atraviesa las entrevistas a los cubanos es la música, presente desde la infancia en muchos de ellos.

Los diálogos con figuras como la periodista Ellen Goodman, el disidente ruso Eugenio Evtushenko, el presidente Bill Clinton y otros, incluyen temas claves que nos han tocado vivir en el siglo pasado y el actual: el feminismo, las injusticias sociales y raciales, el papel del “glasnost” y la “perestroika” en la caída del sistema comunista, y la creciente importancia de las minorías en Estados Unidos, entre muchos otros. Hay anécdotas reveladoras como cuando Evtushensko relata que Gorbachev le contó que siendo estudiante lo había escuchado a él y a otros jóvenes leer sus poemas, lo cual había cambiado su vida, prueba indudable de la fuerza de la poesía para alterar el curso de la historia.

No debe ser casual que las entrevistas, cada una en tres partes, a los poetas Octavio Paz y Gonzalo Rojas, mexicano y chileno respectivamente, están colocadas en el centro del volumen, pues son sin dudas las de mayor peso. Siempre he dicho que el éxito de una entrevista, ya sea por radio, televisión o escrita, depende del entrevistador. El entrevistado hablará de su vida, su obra, temas que domina perfectamente. El periodista necesita prepararse para la ocasión, tener pensada o escritas las interrogaciones, pero lo que es más difícil, interrumpir al personaje que tiene frente así, retarlo sutilmente, mientras que al mismo tiempo lo hace sentirse cómodo, como si más nadie se fuera a enterar de lo que conversan. Además, el entrevistador establece el ritmo y el tono.

En su introducción, Olga Connor cuenta algunas de sus peripecias y errores en sus primeras entrevistas y como ha ido desarrollando un arte que tiene pocas reglas, y en el que según ella, como en el amor y la guerra, todo es válido. Añádasele su interés, desde muy joven, por la filosofía y el rigor en los análisis de textos que adquirió en sus estudios de doctorado en literatura. Esos conocimientos la hacen conversar con Paz y Rojas a un mismo nivel, incluso mostrándoles sus contradicciones – inevitables en los genuinos pensadores. Ninguno de los dos se ofende. Por el contrario, meditan sus respuestas.

No puede escaparse la presencia de la política, pero no aparece en un primer plano. La historia del exilio surge en varias ocasiones, como en la entrevista a Emilio Estefan; también, en la reseña de la exhibición de “La bella de la Alhambra” de Enrique Pineda Barnet asoma el tema de la reconciliación.

“El arte de la entrevista” de Olga Connor tiene muchas lecturas. En sus páginas disfrutamos la riqueza de cada conversación. En conjunto, dan una visión de las preocupaciones de escritores cubanos y de distintas partes del mundo a fines del siglo XX y principios del nuevo milenio. A su vez, este libro revela mucho de la autora, de su arte para entrevistar, pulir estas conversaciones, enmarcarlas bien y hacerlas fluir con esa difícil facilidad con que se eliminan los artificios. Nos muestra también su dominio del idioma, sus intereses, su cultura, su sentido del humor, su personalidad multifacética. En cierta forma, el libro es asimismo un retrato de Olga Connor, una intelectual comprometida con sus tiempos y la búsqueda de la excelencia.

Esta entrevista también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article189195879.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Actividades culturales, Actualidad norteamericana, América Latina, Cine, Críticas literarias, Crónicas de viaje, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Derechos humanos, Diáspora cubana, Ecología, El Español, España, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Historia univeral, José Martí, Libros cubanos, Literatura, Literatura latinoamericana, Mùsica cubana, Música, Mi columna semanal, Miami, Mujeres cubanas, Mujeres famosas, Periodismo, Pintura, Pobreza, Poesía, Política en Estados Unidos, Racismo, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Salud, Teatro, Terrorismo, Viajes, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos, Violencia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Olga Connor y “El arte de la entrevista”

  1. Jose Cabrera dijo:

    Gracias, Uva, por la reseña. No me entero de mucho aquí en NY. Conocí a Olga en mis mocedades en la UM de los 80 por la que pasamos. Me encantaba topármela en los pasillos para hablar de esto y aquello. Gran anfitriona, compartí con algunos de los entrevistados que aparecen en el libro. Tiene buena mano para hacer fiestas y mezclar invitados. Maneja el arte de la conversación con elegante virtuosidad criolla. Me compro el libro. Si hablas con ella, salúdala de mi parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.