La graduación de Cristian

Publicado en El Nuevo Herald 8-9-2017

Cristian regresa a su asiento después de recibir su diploma de UF

El pasado sábado 5 de agosto, toda la familia asistimos a la graduación de mi nieto Cristian García Clavijo de la Universidad de la Florida (UF), una de las mejores universidades públicas del país, donde también forma parte del equipo de fútbol. No puedo describir la emoción que sentimos – creo que hablo también por sus padres, abuelo, tía y primos– cuando escuchamos su nombre y lo vimos desfilar con su toga y birrete. Es el primer nieto que se gradúa de la universidad, pero tenemos muchas otras razones para sentirnos orgullosos de Cristian.

Cuando tenía 9 años comenzó a jugar fútbol en la liga de Tamiami Park. En una de las prácticas el coach les dijo a un gran grupo de niños, que con suerte dos o tres jugarían ese deporte en la secundaria; y que con mucha suerte, tal vez uno de ellos lo haría en “college”. Para sus adentros, mi nieto se dijo a sí mismo: “Ése voy a ser yo”.

Cristian (No. 51) con su hermano Nikulas y sus primos Brandon y Zack Schabell el primer día que se puso un uniforme de fútbol en 2003

Tiempo después lo llevé con su hermano Nikulas a una exposición de pintura en el colegio Belén, y me comentó que siempre había querido ir a esa escuela. Sorprendida, le pregunté que si tenía amigos allí. “Ninguno, abuela, pero sé que si voy a Belén podré asistir a una buena universidad”.

Cristian y su hermano Nikulas el primer día de clase en Belen Jesuit Preparatory School, Agosto, 2008

Dos años más tarde, su hermano y él comenzaron a estudiar en el prestigioso colegio de la Compañía de Jesús. Allí obtuvieron una magnífica educación académica, y adquirieron solidos principios, religiosos, morales y espirituales. También hicieron buenos amigos. Cristian, además, jugó en el equipo de fútbol y recibió sabios consejos de sus entrenadores.

Cristian durante uno de los juegos dee fútbol en Belén

No siempre fue fácil. A veces su madre tenía que dejarlo en el colegio dos horas antes de que empezaran las prácticas. A menudo regresaba caminando las 5 millas que lo separaban de su casa. Por suerte, uno de los “coachs” se dio cuenta, y se ofreció a llevarlo. Mi nieto no es perfecto. Su entusiasmo por el deporte hizo que descuidara sus estudios. No se graduó con altas calificaciones y las grandes ofertas que esperaba de las universidades nunca llegaron. Aceptó una beca de cuatro años en Malone University, en Ohio, que tiene un equipo de fútbol de División II. Después de un semestre muy infeliz en Malone, logró una oferta de Florida Technical College para el semestre siguiente. Pero en el otoño comprendió que la beca no era como le habían prometido, y hubiera tenido que pedir un gran préstamo.

Sin decírselo a nadie, con solo 19 años, vendió todo lo que tenía, hizo los trámites necesarios, y se fue en su camioncito a Santa Fe College en Gainesville. Por un año estuvo sin jugar. Se ofreció de voluntario para hacer los videos de los Gators, el equipo de fútbol de División I, de la Universidad de la Florida. Fue conociendo a entrenadores y jugadores. Se pegó a los libros. Logró que UF lo admitiera como estudiante. Al comenzar las prácticas fue a ver al “coach” para que le dieran una oportunidad. Por dos días seguidos esperó tres horas en la antesala de su oficina. Al tercer día lo mandaron a que fuera para el salón de entrenamiento.

Las virtudes de Cristian en el fútbol no están en su agilidad física, sino mental. Y en su determinación y disciplina. Aunque la primera temporada apenas jugó, practicaba, hacía pesas y estudiaba las jugadas del equipo.. Por fin le dieron una oportunidad. Lo hizo bien. Y cada vez mejor. Tanto, que le ofrecieron una beca para empezar su maestría dentro de unas semanas y jugar otra temporada con los Gators.

En uno de los juegos de los Gators

No sólo en los estudios y los deportes se distinguió. El verano pasado salvó a una muchacha que estaban violando en el callejón al fondo del restorán donde trabajaba. Vio lo que estaba ocurriendo cuando salió a botar la basura. No vaciló en enfrentarse al violador que trató de pegarle pero pronto salió huyendo con un grupo de compinches que observaban el asalto sexual escondidos tras el contenedor de basura. Apresaron al hombre, que era buscado por otros casos, y hoy cumple prisión.. Cristian estaba indignado de que a la víctima, una muchacha de 19 años, la hubieran dejado sola en un bar. Su buena acción le llevó a una fama que alcanzó nivel nacional, pero mi nieto no se consideraba un héroe y le huía a la prensa, Hasta que se dio cuenta que era una oportunidad para influir a otros estudiantes universitarios y crear conciencia de cómo evitar crímenes de esa naturaleza en los recintos. Le pidieron que filmara un anuncio de servicio público en Nueva York. Lo invitaron a la Casa Blanca. El Vicepresidente Joe Biden le entregó una medalla por su coraje. Cristian piensa que no fue valor lo que lo hizo actuar aquella madrugada, sino su compás moral.

El Vice Presidente Joe Biden le entreegó una medalla a Cristian por su coraje

Creo que no solo su familia, sino sus maestros, entrenadores y esta ciudad de Miami donde nació y creció, tenemos sobradas razones para sentirnos orgullosos de Cristian García Clavijo.

¡Felicidades, nieto querido!

Cristian y su orgullosa abuela

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La graduación de Cristian

  1. Sonia Heros dijo:

    Querida Uva, No sabes cómo me ha emocionado leer sobre tu nieto Cristian, que ser humano tan maravilloso, yo si lo calificó como un héroe verdadero, un ser humano verdadero…..te agradezco el que hayas compartido a este muchacho con nosotros….Cristian es una inspiración total. Abrazo, Sonia

    Sent from my iPhone

    >

  2. Armando Carvallo dijo:

    Muy interesante. Su tesón y entrega le depararon buenos dividendos. Nunca se rindió, y ésa es la gran lección que nos deja este joven muchacho. MUCHAS FELICIDADES, Christian, y también a su padres y abuelos.

  3. Alberto Romeu dijo:

    Mucho merito tiene tu nieto Christian. De seguro le espera un fruto brillante. Te felicito porque tu tienes buena parte de todo lo bueno que hay en el. Muy linda historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s