Frida Kahlo: mito y realidad

Publicado en El Nuevo Herald 7-26-2017

Uno de los famosos autoretratos de Firda Kahlo, 1940

El pasado 6 de julio se conmemoraron 110 años del nacimiento de la famosa pintora mexicana Frida Kahlo. Las celebraciones han sido múltiples. Por ejemplo, aquí en la Florida, el Museo Salvador Dalí la honró con una exhibición de más de 60 piezas, incluyendo entre ellas 15 pinturas, dibujos, fotografías y otros objetos. Similares homenajes han tenido lugar o se llevarán a cabo este año en museos de Italia, Brasil, México y un número de ciudades de Estados Unidos. Quizás, sin embargo, ninguna exposición haya sido tan original como la organizada recientemente por el Museo de Dallas, Texas. A los visitantes se les pidió que fueran con una indumentaria al estilo de Frida. Acudieron mujeres de todas las edades con faldas largas, mantón en los hombros, flores en la cabeza, joyería recargada e incluso una sola ceja muy negra atravesándoles la frente.

El pintor Diego Rivera y Frida Kahlo sostuvieron una tormentosa relación

Confieso mi ambivalencia hacia Frida Kahlo. Admiro su talante feminista y su talento artístico. Siento pena por los dolores físicos que sufrió. Me da lo mismo que haya sido comunista y mantenido relaciones lésbicas. Me disgusta, sin embargo, su tormentoso matrimonio con Diego Rivera, las múltiples infidelidades de ambos, incluso una relación de Diego con Cristina, la hermana menor de Frida, que ella sin embargo logró perdonar; y un affair de Frida con Trotsky, quien se hospedó con Rivera y Kahlo en la famosa Casa Azul. Había algo de morbo en esta pareja de pintores que se admiraban, amaban, odiaban y celaban de modo enfermizo.

Frida Kahlo en el autoretrato en que dramatiza los males de su columna vertebral

Quizás lo que más me hace desconfiar de Frida es no poder distinguir entre la mujer real y el personaje que ella misma creó. La gran parte de su obra, y sin duda la más famosa, está basada en sí misma, como su soledad en la niñez y sus terribles dolores tras sufrir poliomielitis, un terrible accidente y dos abortos. La mayoría de sus biografías comentan sobre una fractura de la columna vertebral que se le atribuye haber sufrido, y que ella pintaba en sus cuadros. Las investigaciones más recientes apuntan a que dicha fractura nunca tuvo lugar, y que en realidad la pintora padecía de escoliosis. Tampoco su niñez fue tan amarga, pues siempre mantuvo una relación muy estrecha con su padre, que la ayudo en su rehabilitación después de haber enfermado de poliomielitis.

Foto de juventud de Frida Kahlo tomada por su padre Guillermo Kahlo

No todo fue dolor en la vida de Frida. Durante su juventud perteneció a un grupo de alumnos llamados Los Cachuchas, por las gorras que usaban, y al que pertenecían principalmente hombres que de adultos sobresalieron en la vida intelectual o profesional de México. Eran rebeldes, críticos de la autoridad y las injusticias, y a favor de reformas en el sistema escolar. También se divertían y gastaban grandes bromas en la Escuela Nacional Preparatoria de Ciudad México, prestigiosa institución educativa a la que asistían. Frida fue una de las primeras mujeres en ser admitida.

Frida con el grupo de estudiantes Las Cachuchas, entre ellos
Alejandro Gómez Arias, su primer novio

Quizás una anécdota que demuestre la creación del mito de sí misma que la pintora fue construyendo, es la ocasión en que llegó a una de sus exhibiciones en una cama de hospital. Después del asombro y las muestras de pena de todos, se levantó, bebió, se divirtió y hasta bailó.

Sin duda fue una mujer transgresora de un sinnúmero de normas y convenciones, con mucha más fuerza y energía de la que deja ver en el mito de sí misma, que con su forma de vestir y arreglarse –inspirada principalmente en el folclore mexicano– fue creando a lo largo de su vida y obra. Además, contribuyó a crear su iconografía con las fotografías que le hiciera el estadounidense Nicholas Murray.

Frida Kahlo, 1944


Alcanzó elogios y fama en vida; pero fue en los años 70, casi dos décadas después de su muerte en 1954, que se convirtió en un ícono pop. La imagen de su rostro aparece en una gran variedad de artículos como afiches, camisetas, bolsos, postales, joyas, delantales, y un largo etcétera. Un dato curioso: la iconización de la pintora no surge en su país natal, sino en Estados Unidos, impulsada por los inmigrantes mexicanos que veían en ella una conexión con sus raíces. Después, los movimientos feministas se encargaron del resto.

Camiseta con el rostro de Frida Kahlo, hoy en día un ícono de la cultura universal

Admiro a Frida Kahlo por su talento como pintora que la hace merecedora de la fama mundial que ha adquirido, pero rechazo sus excentricidades y el mito que ella misma ayudó a crear. La impostura, a mi juicio, disminuye uno de los elementos que más admiro en el arte: la autenticidad.

Esste artículo también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article163363803.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades culturales, Historia univeral, Mujeres famosas, Pintura, Salud. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Frida Kahlo: mito y realidad

  1. Wekayak dijo:

    Estoy plenamente de acuerdo contigo. Tampoco me parece que fuera una maravilla como pintora. Si no hubiera sido por Diego Rivera, creo que no se hubiera destacado. Abrazos!

    • uvadearagon dijo:

      No creo que sea mala pintora pero sin duda su matriminio con Diego Rivera la ayudó a alcanzar fama. Hay otras pintoras que pienso que son mejores como Amela Peláez, que aunque valoradas en el mundo de las artes, no son conocidas por la mayoría de las personas. Así es la vida.

  2. Me alegra que vaya todo tomando su curso otra vez, Después del mal paso.
    Excelente artículo

    • uvadearagon dijo:

      Gracias, Marlene. Afortunamente la pierna rota no ha afectado mi capacidad de escribir, aunque me cansa estar en la ordenadora y ha sido un verano nada productivo. Quien sabe si esta pausa traerá algún beneficio futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s