Desi Arnaz, un precursor

Publicado en El Nuevo Herald 5-3-2017

Hace pocas semanas, el 2 de marzo, se cumplieron cien años del nacimiento en Santiago de Cuba de Desiderio Alberto Arnaz y de Acha III, más conocido como Desi Arnaz. Miembro de una familia acomodada, su padre fue alcalde de Santiago durante el gobierno de Gerardo Machado. Con el triunfo de la Revolución del 33, le confiscaron sus propiedades y lo encarcelaron (fue liberado seis meses después.) Desi llegó a Miami exiliado con su madre en 1933. Tenía 16 años. Terminó la escuela secundaria y tomó clases para mejorar el inglés.

Desi Arnaz siempre soñó con desarrollar una carrera musical

En 1937, logró dar pasos importantes para realizar su sueño de desarrollar una carrera musical. Se unió a la banda de Xavier Cougat además de formar su propio conjunto. Dos años después le dieron un papel en el show de Broadway Too Many Girls. Allí conoció a una pelirroja con talento para la comedia, Lucille Ball. Se fugaron para casarse.

Durante una década Lucille vivía en Hollywood haciendo películas mientras Desi viajaba con su banda, gira tras gira. Los dos querían trabajar como pareja e inventaron el concepto de actuar juntos en una serie de televisión que titularon I Love Lucy. No lograron convencer a Columbia Broadcasting System (CBS) de que podrían tener éxito. Una de las mayores objeciones era el fuerte acento cubano de Arnaz. EL matrimonio quiso mostrarles que estaban equivocados. Comenzaron una gira actuando con gran éxito ante diversas audiencias. Invirtieron sus ahorros –$5,000—en producir un programa piloto, y CBS accedió a darles una oportunidad. Cuando I Love Lucy debutó el 15 de octubre de 1951 se convirtió inmediatamente en uno de los programas más populares del país. Los lunes por las noches las familias en todo los Estados Unidos se reunían alrededor del que probablemente era su primer aparato de televisión (en blanco y negro, naturalmente) para disfrutar de las aventuras de Lucy y Ricky Ricardo, junto con sus vecinos y mejores amigos, Fred y Ethel Mertz, representados por los actores William Frawley y Vivian Vance.

“I Love Lucy” ha sido una de las series de televisión de mayor éxito en la televisión en Estados Unidos

Desi Arnaz fue un pionero de la televisión estadounidense porque insistió que se filmaran los episodios con tres cámaras, frente a una audiencia, y con un tipo de filme que se ha podido preservar y rodar de nuevo en las pantallas durante años, por la cual el show es conocido por varias generaciones. También, se atrevió a romper moldes. La idea de que una mujer embarazada apareciera en la televisión causó gran revuelo, pero el tenaz cubano ganó de nuevo la batalla, e incorporó el embarazo real de Lucy en la trama de la serie, al punto de que filmaron un episodio sobre el nacimiento de Ricky, el bebé de la pareja ficticia, el 19 de enero de 1958 –el mismo día que Lucy dio a luz al segundo hijo del matrimonio–. Fue un programa visto por aproximadamente 44 millones de personas, más de las que sintonizaron la inauguración del Presidente Dwight D. Eisenhower al día siguiente.

Su orquesta “Baalau” y su identidad cubana fueron elementos importantes del éxito de Desi Arnaz

La serie resultó un verdadero éxito y ganó múltiples premios. Desi Arnaz, contrario a las objeciones iniciales de CBS, creó su personaje de Ricky Ricardo exagerando precisamente su cubanidad y los estereotipos latinos. Fumaba tabacos; era machista, celoso, controlador; hablaba con un fuerte acento, le arrebataban la música y los bongós de su banda, se disparaba a hablar en español cuando Lucy le hacía perder la paciencia, pero era trabajador y responsable, y tenía un corazón de oro que a la larga lo llevaban a ceder a los caprichos de su mujer. Mucho antes de la gran oleada de cubanos que vinimos a Estados Unidos a partir de 1959, Desi Arnaz ya había popularizado las características más sobresalientes de nuestra identidad.

Hizo mucho en su vida Desi Arnaz. Sirvió dos años en el ejército. Filmó varias películas, y la compañía de la pareja, Desilu Productions, creó un número de series de televisión que se convirtieron en clásicos de la TV americana como The Untouchables, The Andy Griffith Show, The Dick Van Dyke Show, Mission Impossible y otras.

No todo fueron éxitos. El matrimonio terminó en divorcio después de 20 años, aunque Lucy y Desi siempre se respetaron y nunca hablaron mal el uno del otro. Desi luchó contra su adicción al alcohol especialmente después que murió su segunda esposa en 1985.

En 1982 recibió el primer galardón de Rey del Carnaval de la Calle Ocho. Murió el 2 de diciembre de 1986 a los 69 años.

Como muchos cubanos en décadas posteriores, llegó a Estados Unidos sin otra cosa más que su talento y espíritu emprendedor. No se amedrantó ante la desgracia y siempre mantuvo la esperanza de que esforzándose podría triunfar. Se hizo famoso en el país entero y lo consiguió acentuando los rasgos de su identidad. Merece que lo recordemos en el centenario de su nacimiento.

Este artículo también puede leerse en
http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article147875854.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades culturales, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, El Español, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Mùsica cubana, Música, Mi columna semanal, Miami, Mujeres famosas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s