¿Quién mató a Aylan Kurdi?

Publicado en El Nuevo Herald 9-9-2015

El cadáver de Aylan Kurdi sobre las arenas de una playa de Turquía

El cadáver de Aylan Kurdi sobre las arenas de una playa de Turquía

El cadáver fe Aylan Kurdi sobre las arenas de una playa de Turquía[/caption]La fotografía del cuerpo sin vida de Aylan Kurdi, de 3 años, arrastrado por la marea hasta reposar en las arenas de una playa turca, le ha puesto un rostro humano a la crisis de los refugiados sirios y de otros países del Oriente Medio que azota a Europa. Su madre y hermano de 5 años también murieron en la peligrosa travesía por el Mediterráneo, posiblemente como muchos otros cuyos nombres jamás sabremos.

Alzar índices acusadores no les devolverá la vida a las víctimas, ni traerá consuelo a sus familiares, pero tal vez ayude en la búsqueda de soluciones. Los primeros culpables, sin duda, son los responsables de la Guerra Civil y la violencia en Siria, comenzando por Bashar Hafez-al-Assad, el cruel dictador que ha aplastado de forma inhumana las protestas contra su gobierno desde la primavera árabe de 2011, desatando una guerra civil. A la violencia del régimen se suma la de ISIS. Se estima que más de 300,000 sirios han muerto. La primavera dio paso a un largo invierno. Los ciudadanos han estado a merced del fuego cruzado. Entre la espada y la pared. Entre las balas y las granadas. Entre la muerte y la huida.

Las Naciones del Golfo Persa, Irán, Rusia y los Estados Unidos no estamos libres de culpa, aunque por distintas razones. Ahora la crisis le estalla en las manos a Europa y hay que enfrentarla. La reacción ha sido mixta. Alemania ha asumido el liderazgo continental. No sólo el gobierno de Ángela Merkel ha aceptado un número considerable de refugiados sino que muchos alemanes han salido al encuentro de los cansados y hambrientos viajeros para ofrecerles ayuda. Es esperanzador como también en España y otros países se observa la solidaridad ciudadana. Hungría, por el contrario, los ha detenido por horas en una estación de tren, cuando sólo querían seguir de viaje, no quedarse en Budapest. Grupos neonazis han atacado varios centros de acogida en distintas partes del continente. Se han escuchado insultos xenofóbicos, y pronósticos de que entre los refugiados árabes se esconden terroristas y que son una bomba de tiempo.

Aylan Kurdi no era peligroso. Por el contrario, podría haber sido Elián González o alguno de mis nietos cuando tenían esa edad. Quizás su imagen inspire a las organizaciones internacionales y a todas las naciones a buscar soluciones justas a esta crisis migratoria y humanitaria de grandes proporciones. No va a resolverse en un día. La tarea más urgente es ofrecer alivio a las familias hambrientas y extenuadas. Luego, buscarles destinos permanentes donde puedan comenzar una nueva vida. Todo exiliado sabe de sobra lo difícil que es dejar atrás cuanto se conoce y ama, y enfrentarse a una cultura totalmente distinta, por muchas oportunidades que nos ofrezca. El Papa Francisco ha sugerido que cada parroquia adopte a una familia. Sería un hermoso gesto.

No es justo que haya países – incluyendo Estados Unidos – que acepten una cantidad mínima de refugiados y que otros se echen arriba el peso de acoger a cientos de miles. Tampoco todas las naciones tienen la misma cantidad de recursos. Le ecuación equitativa tendrá que ser una fórmula salomónica. Pero no será suficiente. Hay que ir la raíz del problema y buscar estabilizar el Oriente Medio. El camino será largo. Nunca es fácil, y menos en este caso, construir la paz, pero no es posible darse por vencido.

Cada uno de nosotros podemos ayudar con contribuciones al Comité Internacional de Rescate u otras organizaciones respetables. Y estando atentos a los pronunciamientos de los candidatos a la presidencia sobre esta crisis, que ahora toca a las puertas de Europa, pero de la que no estamos exentos de responsabilidad, no sólo como estadounidenses, sino como seres humanos. En un mundo cada vez menos ancho y ajeno, el racismo y la xenofobia no tienen cabida. Se lo debemos al pequeño Aylan para que duerma en paz.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Derechos humanos, Elecciones 2016, España, Historia univeral, La Iglesia Católica, Mi columna semanal, Noticias internacionales, Política en Estados Unidos, Racismo, Violencia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Quién mató a Aylan Kurdi?

  1. cecilio1942 dijo:

    Gracias por este ponderado y crítico análisis dicho desde la experiencia de haber sufrido también el exilio. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s