Las “trumpetadas”

Publicado en El Nuevo Herald 7-29-2015

Lo más probable es que quien lea esta columna esté bien enterado de las barbaridades de Donald Trump en los últimas semanas. Ha calificado de criminales y violadores a los inmigrantes mexicanos; ha asegurado que el Senador John McCain, que por cinco años estuvo preso y fue torturado cuando la Guerra de Vietnam, no es ningún héroe; y ha insultado a casi todos los demás aspirantes a la Presidencia. Éstas y otras “trumpetadas” han sido ampliamente recogidas y analizadas por los medios de comunicación.

iinmigrante mexicano

Sería fácil quitarle importancia a las boutades del famoso multimillonario, achacárselas a su desmedido ego y consolarnos con repetir que nunca alcanzará la candidatura a la Presidencia. Pero los políticos no pueden ignorarlo, como tampoco los hispanos. Sin duda, los republicanos están preocupados por el daño que ocasiona a su partido. Al “Donald” le trae sin cuidado. Si se obstina en postularse, lo hará como independiente. Los demócratas probablemente estén mirando el espectáculo riéndose a carcajadas.

Pero el asunto es serio. En estos momentos, Donald Trump es el delantero en las encuestas de los precandidatos republicanos, con más de un 20% de electores que lo favorecen. La cifra nos debería alarmar a todos, porque el malsano entusiasmo que ha despertado este engreído empresario es un síntoma inquietante.

Donald Trump en Manchester, N.H. el 17 de junio de 2015

Donald Trump en Manchester, N.H. el 17 de junio de 2015

En primer lugar, revela cuánta importancia los estadounidenses dan a las celebridades, ya sea una estrella de rock, un futbolista o actor de televisión. No importa si lo acusan de pedófilo, si golpea a su mujer o hace las declaraciones más disparatadas, persiste una especie de morbo nacional en estar al tanto de la vida de los famosos. Y Trump, por el caudal de su riqueza y sus programas de TV, entra en esa clase privilegiada de personalidades notorias, cuya popularidad nada tiene que ver con sus valores morales o el bien que haga a la humanidad.

Naturalmente, en una sociedad de consumo como la de Estados Unidos, la mayoría de estos “ilustres” son personas acaudaladas. Aunque no bastan los bolsillos llenos. Por ejemplo, Bill Gates y Warren Buffet, dedicados a la filantropía, para muchos tienen menos “glamour” que Donald Trump, a pesar de sus peinados espantosos y las barrabasadas que dice.

Otro factor que ha hecho más popular a Trump en los últimos meses: la creciente xenofobia que se respira en el aire. Hay racismo contra la población afroamericana y desprecio por los hispanos. Trump no se cuida de decir lo que se considera “políticamente correcto” y un sector de la población está encantado porque expresa lo mismo que ellos sienten.

Existe otra razón por la cual Trump cuenta con la sorprendente aprobación de tantos. Muchos estadounidenses han perdido fe en los políticos. Quizás hasta en algunas instituciones nacionales, lo cual sería más grave. Siempre se está hablando mal de Washington. Los aspirantes se vanaglorian de no pertenecer al círculo capitalino y de que de ser electos podrían arreglarlo todo. Pero los males de la democracia se curan eligiendo a los mejores políticos, no a billonarios arrogantes.

Washington, D.c.

Me atrevería a asegurar que Donald Trump nunca llegará a la Casa Blanca. Sin embargo, que sus insultantes “trumpetadas” sean aplaudidas con entusiasmo por un porcentaje tan alto de estadounidenses es lamentable, quizás hasta peligroso. No es ninguna broma.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Elecciones 2016, Historia de Estados Unidos, Mi columna semanal, Política en Estados Unidos, Racismo, Vida en Estados Unidos, Violencia. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Las “trumpetadas”

  1. Virginia Aponte dijo:

    Muy valiente tu comentario Uva. Todo lo que describes me hizo recordar a Chávez hace 17 años cuando, con su discurso complaciente, logró la presidencia en Venezuela. Nadie pensó que llegaría a alcanzarla y a pesar de las burlas de muchos, llegó a la presidencia. Lo logró diciendo lo que quería escuchar la mayoría que estaba cansada de los manejos de los partidos políticos Acción democrática (AD) y los demócratas cristianos (Copei). No se puede ni se debe jugar con estos personajes, estamos de acuerdo.

  2. uvadearagon dijo:

    Gracias, Virginia, pero aquí no hay que ser valiente para decirle al pan pan y al vino vino, Nadie me va a echar del periódico ni llemarme a la puerta de la casa a las 3 de la mañana. Comprendo que te haga recorder a Chávez y de veras hay muchas cosas en EEUU que me inquietan pero es una democracia de más de 200 años y creo que resisitirá…De todas formas, como periodista siento que mi deber es alertar de los peligros.

  3. Armando Carvallo dijo:

    Sí, es increíble pro cierto… ¡muy buen análisis!

  4. Cristobal Diaz Ayala dijo:

    Desgraciadamente, con la demagogia se llega muy lejos….Recordemos la lección del maestro de los demagogos: Fidel Castro.. al asumir el poder, contaba con el apoyo en principio de una abrumadora mayoría del pueblo cubano; pero no le era suficiente; le temía al Directorio Estudiantil Universitario, que habían hecho también la revolución como él, Y con una sola frase, “Armas para qué” acabócon ellos; por supuesto, ya había barrido con los batistianos, la emprendió entonces con la burguesía, vinieron las leyes famosas sobre la propiedad privada, pero los campesinos también cogieron su golpetazo con la reforma agraria; y por úlitmo, comenzando con los obreros que tenían mejores salarios, como los del sector azucarero, acabó tambíen con los sindicatos. Y todo esto, de paso en paso.Cuidado con Trump…Cristóbal Díaz

  5. Waldo Gonzalez dijo:

    *Estoy de acuerdo contigo, apreciada Uva. Este tipo es un imbecil y nos asombra su popularidad. Pero bueno este pais es una mezcla increible de nacionalidades, razas, culturas, en fin, idiosincrasias. Y la libertad implica todas estas cosas que en Cuba son imposibles: bien lo sabemos nosotros y todos los que vivimos en nuestro pobre pais.* *Con el afecto de tu invariable colegamigo* *Waldo*

  6. Reinol González dijo:

    Uva, un análisis muy bueno. Lo comparto ciento por ciento. No puedo hacer menos que felicitarte. Abrazos

  7. uvadearagon dijo:

    Gracias a todos por sus comentarios. Yo estoy muy preocupada por muchas cosas en Estados Unidos pero quiero seguir teniendo fe en que mejorarán, soretodo por mis nietos y las generaciones futuras.

  8. Fifi Smith dijo:

    lo leo mas bien tarde, pero lo miro (al Donald) como una protesta enorme en contra
    de un pais sumergido ahogandonos por “political correctness”. No hay
    libertad de expresion, y…no hemos visto nada aun. Danos vision CLARA, Dios Mio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s