El verde en el arcoiris

Publicado en El Nuevo Herald 4-8-2015

Cuando el Gobernador de Indiana Mike Pence, miembro del Partido Republicano y del Tea Party, firmó el pasado 26 de marzo la “Ley de Reforma de la Libertad de Religión” que permitía la discriminación contra personas gays, la reacción nacional no se hizo esperar. Tanta fue la presión que días después Pence tuvo que cambiar su postura, y trabajar apresuradamente con la legislatura para enmendar la ley. Ahora, por primera vez en la historia de Indiana, considerado un estado “rojo” por su mayoría republicana, hay un mandato legal que específicamente protege los derechos de los LGBT, como se conoce a la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Como era de esperar, inmediatamente los miembros de este grupo, que tienen un arcoíris como símbolo de su causa, protestaron públicamente. Sus voces, sin embargo, no habrían sido tan efectivas de no haber recibido el respaldo decisivo de importantes personalidades y de grandes corporaciones como Angie´s List, Yelp, Salesforce, Eli Lilly, Starbucks, Apple y otras. Incluso Gen Con, la mayor convención de juegos de mesas, que tiene programada su reunión anual de más de 50,000 personas en la Centro de Convenciones de Indianápolis, amenazó con cancelar el evento. Igualmente, la liga atlética universitaria NCAA, que tendrá esta semana sus cuatro juegos finales en esa ciudad, advirtió que haría lo mismo si no se modificaba la ley. El impacto económico para el Estado hubiera sido devastador.

Protestas en Indianapolis

Protestas en Indianapolis

Esta alianza entre los LGBT y el mundo empresarial no es casualidad. Los primeros han estado forjándola por largo tiempo, conscientes del valor que tendría en algún momento. ¿Cómo fue posible que un grupo minoritario de la sociedad, en general respaldado por los sectores más progresistas del país, consiguiera el amparo de instituciones representativas del capitalismo, normalmente más a fin al Partido Republicano y a ideas conservadoras? Los ejecutivos sin duda hicieron sus cálculos y comprendieron que sería económicamente perjudicial para sus empresas un boicot de sus productos por parte de este ya poderoso y organizado movimiento, que cuenta además con gran apoyo a nivel nacional. No dudo que entre los miembros de estos negocios haya también personas que crean en el respeto a los derechos de las minorías discriminadas, pero me atrevo a pensar que en este caso la razón primordial de su colaboración se basa en poderoso Don Dinero. Lo que importa es el cash.

El mismo razonamiento debió llevar al Gobernador Pence a dar un giro total en su posición. Hubiera podido ignorar a los manifestantes con sus banderas de arcoíris, pero cuando se trata de billetes verdecitos huyendo del estado, las cosas cambian.

El asunto tiene implicaciones muy serias para el Partido Republicano. Cuentan con una base de extremistas religiosos que utilizan sus interpretaciones de la Biblia para oponerse ferozmente a los gays. La libertad de religión permite sus opiniones, pero los valores y leyes de la sociedad estadounidense cada vez tienden más a condenar cualquier conducta discriminatoria. Será interesante ver cómo los Republicanos transitan por este campo minado.

Aunque la economía y la seguridad nacional probablemente sean los asuntos más importantes en la campaña presidencial de 2016, no se puede desestimar el peso de los problemas sociales, como el derecho de los gays. Lo sucedido en Indiana es un indicio de cómo soplan los vientos. El verde del arcoíris hoy luce más resplandeciente que nunca.

Este artículo también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article17574674.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Derechos humanos, Historia de Estados Unidos, Política en Estados Unidos, Vida en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El verde en el arcoiris

  1. Fifi Smith dijo:

    Querida Uvita, no estoy de acuerdo con este analisis, aunque no me sorprende en lo absoluto,
    pues sobreabundan estas mismas opiniones. Esto pienso yo: Primero que nada la importancia del
    dinero es obvia y necesaria para “todo”. La immensa mayoria de cristianos/catolicos/ protestantes
    no se oponen a los “gays”, los cuales, amados intensamente por Dios con Su perfecto amor, tienen en Estados Unidos derecho a todo. Los paises radicales Musulmanes encarcelan y matan
    a homosexuales.
    La oposicion que existe en el pueblo de fe es esta: A que se altere y se cambie la definicion del matrimonio para incluir hombre con hombre, mujer con mujer, etc., Yo me pregunto el porque una pizzeria o floreria en este pais, no pueda escoger libremente el participar o no participar en boda entre dos personas del mismo sexo. Yo veo un “agenda” extrema por parte de muy pocos activistas homosexuales. El matrimonio entre homosexuales – negativo para el futuro
    del pais. (o sera que ademas de todo ayuda financiera de parte del gobierno tiene algo que ver
    con este esfuerzo?)

  2. Armando R. Carvallo dijo:

    De acuerdo contigo totalmente, Uva, y agrego: no podemos limitar libertades en nombre de la libertad… ¡es muy peligroso!

  3. Susana Alvarez dijo:

    Uva, en desacuerdo con tu analisis de la situacion. Y me atrevo a contestarte aun cuando se puedo lucir politicamente incorrecta y juzgada como tener falta de amor y tolerancia, arma que usan algunos extremistas homosexuales y los liberales en nuestro pais para descriminar contro nosotros los que tenemos valores diferentes e imponer su agenda y sus criterios. Yo valoro mi derecho a opinar y votar por una ley diferente a lo que opinan los homosexuales que quieren libertad para hacer sus decisiones. Yo tambien quiero libertad para negarme a servirle a una pareja que mi fe me dice van a participar en algo que esta contra mis principios. Porque no pueden is a buscar otro negocio que este de acuerdo con ellos? Donde termina su derecho y empieza el mio? Que otra opcion tengo en un pais democratico de dejar saber cuales son mis valores y opiniones si no negando de una manera pacifica y no ofensiva a no proveer un servicio, a no cooperar con algo que va contra lo que yo consider correcto. Y quien determina que es lo correcto? Hace un tiempo la Palabra de Dios era la base de nuestras bases morales. Y ahora quien tiene la ultima palabra? Porque no llevarlo a voto y ver lo que opine la mayoria sin intimidar ni querer hacer lucir mal a los que opinan diferente. Donde esta la tolerancia de los que no opinan como yo? Yo tambien me podria sentir ofendida por todos esos negocios que no quieren dar servicio a un estado que su gobernador tiene el derecho y esta dispuesto a proponer un apoyo a los que opinan diferente. Donde estan los derechos de las minorias que otras minorias siempre estan tratando de defender? O sera que ahora los que pensamos diferente a la mayoria estamos en peligro de ser tratados como aquellos que por tantos anos han luchado por libertad de opinion. Quien esta verdaderamente discriminando? Quien verdaderamente tiene la razon?

    • uvadearagon dijo:

      Me alegra que este blog sea un sitio donde las personas puedan discrepar, de forma respetuosa. A Susana le pregunto si le parecía bien cuando en el sur de Estados Unidos los afroamericanos no podian comer, ir en los mismos omnibus o tomar de los mismos bebederos que los blancos. ¿Y si surgiera en el país un sentimiento de antipatía por los inmigrantes hispanos y los negocios decidieran no darnos servicios a nosotros? Una persona puede ir a otro negocio a buscar que le den el servicio que necesita, ¿pero cómo se siente cuando a menudo se lo niegan? Yo entiendo que todas las criaturas son hijos de Dios, y si uno es cristiano no debe ser intransigente e intolerante. Pero no se trate de un problema religioso, porque hay una division entre el estado y la iglesia, sino un asunto de derechos civiles. La línea dónde empieza el derecho de uno y termina el del otro es la parte difícil y en la que podemos “agree to disagree.”

      • Susana alvarez dijo:

        Las leyes injustas de no dejar a un afroamericano comer en un sitio, ir detrás en el ómnibus, tener bebedero separado y muchas otras eran discrimina mente e injustamente basadas en el color de la piel y dirigidas a la persona. Yo como cristiana amo al homosexual y no juzgo ni asumo nada de su vida personal. Es solo cuando se me pide a mi participar en un acto que va contra mis creencias personales que yo creo debería tener el derecho a decir que no. Es el derecho de defender mis creencias, tener la libertad de hacerlo. Hay separación de estado e iglesia en la nación, pero religión es cualquier sistema basado en ciertas creencias, practicas, y valores éticos. Pudiéramos decir que los que opinan diferente a mi también están siendo dirigidos por su propia religión, por sus propias creencias y valores. Poder seguir los mandatos de mi religión si es mi derecho civil. Así que como dejar mi fe fuera de este tema? Yo no desprecio al homosexual. Solo estoy en desacuerdo con el matrimonio entre homosexuales. Tampoco voy por ahí haciendo campaña contra ellos ni sus decisiones. Los respeto. Solo hablo cuando pienso tengo que defender mi punto o si me preguntan. Y si la mayoría en este país escoge aprobar el matrimonio entre homosexuales, la mayoria hara la decisión. Solo no creo el gobierno debe forzarme a participar en un acto en el que yo no estoy de acuerdo. Al gobierno forzarme a ir contra mis creencias soy yo la que se siente discriminada sin voz ni derecho a ser o escoger libremente. Soño buscoI derecho civil. Solo busco la libertad de poder defender mi punto sin ser juzgada ni marcada como alguien que no ama al otro o que quiere perjudicarlo. Quien determina hoy día que es verdaderamente amar al prójimo?

  4. uvadearagon dijo:

    Susana, no deseo discutir con usted que tiene derecho a sus opiniones. Nadie fuerza a nadie a participar en algo en lo que está en desacuerdo, pero si usted tiene un negocio y anuncia que ofrece un servicio, entonces no puede negárselos a las personas que usted desee, ya sea por el color de la piel o sus preferencias sexuales. Yo no la juzgo porque usted esté en contra de los matrimonios de las personas gays. Tiene todo el derecho en el mundo a opinar y a sentir lo que desee mientras esos sentimientos no se conviertan en acciones en contra de la ley, como lo es la discriminación.

    • Susana alvarez dijo:

      Más razón me da usted, Uva, para que yo luche para que el matrimonio entre homosexuales no se haga ley. Yo no tengo problema en ofrecer mis servicios a los homosexuales, de paso le digo que son mis amigos que amo y les doy servicio y recibo servicio de ellos. Mi problema es colaborar con ellos en un acto, tomar parte de un acto, apoyarlos en un acto que va contra lo que yo considero moral. Es como ser hipócrita, no fiel a mis creencias, no dar al mundo testimonio de la verdad que yo conozco. No es una decisión fácil ni popular. Pero definitivamente no es discriminacion. Eso es lo que yo le trato de hacer entender, no que la trato de convencer. Yo no pretendo convencerla ni estoy tratando de ganar. No estoy discutiendo. Solo trato de exponer otra luz. Y con eso me retiro. Bendiciones

  5. Fifi Smith dijo:

    La pregunta a la pizzeria y floreria fue hecha para que los duen’os prestaran sus servicios a una
    boda entre homosexuales. Hay muchisimas florerias, al igual que pizzerias de duen’os homosexuales que pueden ofrecer sus servicios sin necesidad de comprometer su religion. Muchos otros heterosexuales no tienen el menor problema para servir en este tipo de boda.
    Esto simplemente se trata de intimidar a los que se resisten a participar en este movimiento radical para que el gobierno, entre otras cosas, cambie la definicion de la palabra “matrimonio”.
    Tambien la muy incorrectamente llamada “separacion de iglesia y estado” esta siendo muy mal interpretada.
    Los primeros gobernantes Americanos nunca quisieron que el gobierno tuviera autoridad
    sobre sus creencias religiosas; por ellas estos abandonaron sus paises natales
    (por persecucion religiosa). Aqui ha existido libertad para practicar religion. Esa libertad
    hoy en dia esta siendo amenazada. Esto que yo digo – definitivamente – no es
    “politically correct”, pero me da muchisimo gusto expresarlo. El que busca la “verdad”
    la encuentra. Me recuerda a Pilato cuando exclamo: “What is truth”…
    Existen verdades mas importantes que otras verdades. El Nazareno dijo: Yo Soy…la Verdad.
    Tambien esto es verdad: Dios es Amor.

    • Fifi Smith dijo:

      En Ingles lo diré pues así lo dijo
      William Penn:
      “Those that will not be ruled
      by God will be ruled by tyrants”
      Cuanta verdad!

      • uvadearagon dijo:

        Tienes toda la razón, mi querida Fifi. Pero hay que tener cuidado, porque nada se parece más a un tirano que un fanático religioso. Recuerda aquello de “Al César lo que es del César…”

  6. Fifi Smith dijo:

    What better thing is there than to seek His heart now while in this earth?
    He does not hide things FROM us, but rather FOR us…”It is the glory of God to “hide” things but the honor of “kings” to search these out”
    I believe that reacting in “fear” gives way to “fanaticism” but true wisdom comes from seeking
    His heart on a matter. At this stage of the game I personally do not see division between the spiritual and the secular. He cares about it all and about us all…tons of bendiciones…F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s