Lo que el viento se llevó

Publicado en El Nuevo Herald 11-19-2014

Le demoró una década escribirla, y fue la única novela de Margaret Mitchell. Desde su publicación en junio de 1936, esta historia de amores y desamores en medio de la Guerra Civil de Estados Unidos, narrada con el punto de vista de los dueños de plantaciones sureñas, causó furor entre los lectores. En 1937 se convirtió en uno de los libros más vendidos, y la autora ganó el prestigioso premio Pulitzer. Dos años después el volumen de más de 1000 páginas llegaba a las pantallas en una película de cuatro horas, que desde entonces comenzó a formar parte del imaginario nacional.

Hace 75 años que se estrenó "Lo que el viento se llevó", la adaptacíón al cine de la novela de Margaret Mitchell

Hace 75 años que se estrenó “Lo que el viento se llevó”, la adaptacíón al cine de la novela de Margaret Mitchell

A tres cuartos de siglo de su estreno en 1939, Lo que el viento se llevó sigue cautivando a los amantes del cine de distintas generaciones. Contribuye a ello sin duda las inolvidables interpretaciones de Vivian Leigh como Scarlet O’Hara, la Southern belle caprichosa, manipuladora, capaz de desafiar las convenciones sociales y raros momentos de debilidad; Clark Gables, como Rhett Butler, apasionado, viril, peligroso y noble; Leslie Howard como Ashley Wilkes, teóricamente el esposo perfecto para una dama sureña, pero en realidad débil, castrado; y Olivia de Havilland como Melanie Hamilton, su esposa, de una inocencia y espíritu de sacrificio próximo a la estupidez.

La visión de la esclavitud se idealiza, mostrando sólo el lado amable de algunas familias con sus sirvientes domésticos. Sin embargo, el filme fue causa de orgullo para algunos afroamericanos pues llevó a Hattie McDaniel, que interpretaba el papel de Mammy, a ser la primera de su raza en ganar un Oscar. Irónicamente, no se le permitió asistir al estreno de la película en Atlanta, aunque pudo hacerlo poco después a la premiere en Hollywood.

¿Qué vigencia tiene en la actualidad Lo que el viento se llevó? En el siglo XX el mundo también experimentó cambios tan drásticos como los que tuvieron lugar en Estados Unidos con la Guerra Civil. De la Revolución de Octubre en 1917 a la caída del muro de Berlín en 1989, pasando por las dos guerras mundiales, Europa murió y renació más de una vez. Otros continentes, incluyendo “nuestra América”, han sufrido asimismo profundas conmociones. Incluso los avances en tecnología, una de las transformaciones más notables de esta centuria, acarrean inevitablemente el fin de un modo determinado de vida.

Lo que el viento se llevó es, en definitiva, el canto de cisne de una era, de un estilo de vida, con algunos encantos y muchos abusos. Claro, nunca faltarán nostálgicos incurables que quieran recordarla a su manera.

"Lo que el viento se llevó" es el canto de cisne de una era

“Lo que el viento se llevó” es el canto de cisne de una era

Para exiliados e inmigrantes –y quizás para todos los de la tercera edad–, siempre permanece en el recuerdo un pasado que idealizar o evocar con justificado dolor. Tal vez por todo lo que tienen de desgarramiento y esperanza los giros súbitos de la historia y la existencia humana, la novela de Margaret Mitchell y su filme persisten en nuestra memoria colectiva como un recuerdo agridulce de lo que ya se ha ido. O acaso como aviso profético de lo que quizás pronto se llevará el viento.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article3986290.html#storylink=cpy

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Cine, Historia de Estados Unidos, Historia univeral, Literatura, Mi columna semanal, Política en Estados Unidos, Vida en Estados Unidos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Lo que el viento se llevó

  1. I Acosta dijo:

    Un artículo crítico que le hace muy buen juicio a un evento cinematografico tan memorable.
    Lo que el viento se llevó. La primera vez que escuche´ese título fue en un pueblecito en las afueras de Santiago de Cuba, el Caney; yo tenía como 8 años.

  2. uvadearagon dijo:

    Yo la vi también por primera vez de niña y luego ya adolescente, pero no fue hasta años después que la entendí no solo como una historia de amores y desamores sino como el retrato de una era histórica.

  3. Vicente Echerri dijo:

    Al cabo de casi medio siglo de haberme leído la novela en español, la leí el año pasado en inglés para descubrir que se trata de una obra comparable a “La guerra y la paz” de Tolstoi, auténtica saga llena de personajes verosímiles y memorables, narración magistral que sitúa a M. Mitchell entre los primeros escritores norteamericanos de cualquier época.
    Poco después de haber releído la novela, volví a ver la película y me pareció una caricatura lamentable, repleta de personajes falsos y acartonados o impropiamente caracterizados, a los que les falta la profundidad y la riqueza de matices que son rasgos notables de la novela. En mi opinión, las únicas actuaciones que están a la altura de los personajes literarios son la de Olivia de Havilland en el papel de Melanie y la de Hattie McDaniel como la inolvidable Mammy. Con contadas excepciones, los escenarios son muy poco creíbles y la complejidad de la trama se aplana y simplifica dolorosamente. 75 años después, alguien en la industria del cine debería ver llegada la hora otra versión cinematográfica en serio. La novela lo merece de sobra.

  4. Virginia Aponte dijo:

    Lo cierto es que a pesar de todas las críticas que puedan hacerse al fondo de esta película es de las pocas producciones que no envejecen y ahí es que uno debe decirse que algo extraordinario sucedió en el momento en el cual fue realizada. Las obras de arte no envejecen y “Lo que el viento se llevó” sigue siendo una gran película.
    Gracias Uva por recordarla en sus 75 años se te agradecen estas reflexiones en torno un hito del cine mundial.

  5. fundmusicalia fundmusicalia dijo:

    Sobrina: Muy buena la crónica, y muy a propósito el titulo Doc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s