Predicciones arriesgadas

Publicado en l Nuevo Herald 11-5-2014

Varias personas hacen fila en un centro de votación en las elecciones de este martes en Miami. Foto: Lynne Sladky

Varias personas hacen fila en un centro de votación en las elecciones de este martes en Miami. Foto: Lynne Sladky

Cuando este artículo se publique ya se habrán confirmado los resultados de la mayoría de las contiendas electorales. Lo más probable es que los republicanos hayan alcanzado más victorias que los demócratas. Por lo general, en las elecciones parciales, especialmente del 6to año, las pérdidas mayores las sostiene el partido que controla el ejecutivo. Es el efecto del desgaste inevitable que sufre los presidentes, pues ninguno puede cumplir todas sus promesas.
Este año hay más. Los estadounidenses están desencantados con ambos partidos. Al final de sus respectivas administraciones los dos últimos presidentes –George W. Bush y Barack Obama—han tenido un porcentaje muy bajo de popularidad.

Pero el disgusto de los ciudadanos es más profundo.

Están descontentos con las ramas legislativa y judicial. También con el sector empresarial. La economía no prospera lo suficiente como para inspirar confianza en el futuro. Los peligros acechan por todas partes. No podemos ganar la guerra contra el terrorismo o responder con prontitud ante un desastre natural ya sea el huracán Katrina o una epidemia como la del ébola. La mayoría piensa que el país anda mal. En cierta forma, no les falta razón.

¿Cuál es el origen de la crisis actual? A mi modo de ver, Estados Unidos siempre ha mirado hacia el futuro; pero en el silgo XXI el futuro se le ha adelantado sin que el país – y especialmente la política – pudiera alcanzarlo. Quizás ni siquiera sepamos formular las preguntas. Persiste, sin embargo, una intuición colectiva de que hacen falta cambios y que ninguno de los dos últimos presidentes ni los partidos tradicionales han logrado elaborar una política exterior o interna que ofrezca soluciones a los problemas de un mundo globalizado y tecnológico.
Hacer predicciones electorales es casi siempre arriesgado, pero me atrevo a vaticinar que las ganancias que obtengan en estas elecciones los republicanos se esfumarán en 2016. Si alcanzan la mayoría en ambas cámaras y no logran en dos años satisfacer las expectativas de los votantes, el péndulo se inclinará de nuevo a favor de los demócratas. Quizás, sin embargo, las respuestas no estén en los cambios partidistas, sino en algo más trascendental. ¿No es hora ya de que tengamos una mujer presidente? O ocaso, ¿hace falta un primer mandatario de la generación del
milenio?

Estas preguntas delatan que estoy pensando en que se trata de una crisis de liderazgo, una falta de hombres y mujeres capaces, cuando es mucho más que eso. Las instituciones están obligadas a modernizarse sin permitir por ello que el país pierda su esencia como un estado de derecho ni la alternancia en el poder de representantes de intereses diversos. No es tarea fácil.
Pese a todo, en más de 200 años Estados Unidos ha enfrentado graves crisis sin que se haya alterado ni un latido en el corazón de la democracia. Afortunadamente, no será distinto ahora. Demorará tal vez, pero el país alcanzará el ritmo del futuro que ya ha llegado.

Este artículo también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article3556236.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Historia de Estados Unidos, Mi columna semanal, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos, Tecnología, Terrorismo, Vida en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Predicciones arriesgadas

  1. Wekayak dijo:

    Muy bueno. Paul y yo quedamos en que brindaríamos con champán esta noche para celebrar, o con Scotch para olvidar. El Scotch ganó, desgraciadamente.

  2. uvadearagon dijo:

    ¡La próxima vez me invitan! De todas maneras, aunque no siempre ganen los candidatos que uno prefiera, disfruto observer el proceso electoral.

  3. fundmusicalia fundmusicalia dijo:

    Muy de acuerdo contigo! Doc.

  4. uvadearagon dijo:

    Gracias, Doc. Ojalá las cosas mejoren pronto. Cómo será el disgusto general que mi nieto de 17 años me dijo hace poco que esperaba que la economía cambiara antes de que él terminara el collegeen 5 años porque hoy en día no hay las opertunidades que él sueña…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s