Sin otra pretensión

El tiempo se hizo solamente
para que tú y yo acudiéramos a esta cita.
El camino es una cinta de luz que vibra
tras los pinos y el tráfico.
La mañana se agigante como un tulipán amarillo.

tulipan amarillo

Hay un árbol que canta. Hay sillas
que conversan en actitud de espera
en las terrazas de la madrugada.
Amanece. (El viene con las luces prendidas.)
Hemos decidido convocar el horizonte.
No tiene la vida nada mejor que esta hora
de clara frescura en que juntos desayunamos
sobre el aroma del café y la cotidianidad semanal.

desayuno4

Barcos de vapor hallan su rumbo, sin ángeles propicios,
Y levantan acordes en el cielo, justo a la altura del corazón.
Compartamos el pan, a sabiendas que el milagro final
no es el dolor delatado en poemas.
El alma sabe que regresas.
Uno y otro sin otra pretensión que dar la mano,
cruzar esa fragancia que colorea las hojas del otoño.
Gracias por la vida, por la imagen que me copia
trasparente en tu mirada.
Dos codornices, desafiantes, se niegan
a satisfacer estómagos. Alzan el vuelo,
llevando en las alas extendidas
qué verdad, qué mentira…

ave volando

No tiene la vida nada mejor que esta hora.

Publicado en Linden Lane Magazine, Diciembre, 1990

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sin otra pretensión

  1. Wekayak dijo:

    Me encanta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s