Tributo al Dr. Armando F. Cobelo

En la noche del jueves 14 de agosto, la National Association of Cuban American Educators (NACAE), que hace una magnífica labor de difusión de la cultura cubana, auspició un tributo de recordación de la vida y logros del Dr. Armando F. Cobelo, fallecido el pasado 3 de junio. Moderó el acto el Dr. Federico R. Justiniani, del Comité Ejecutivo de NACAE, al que también pertenecieron Cobelo y su esposa, la compositora Yolanda del Castillo, quien muriera un año antes, el 17 de junio de 2013. Varias personas –El Dr. Charles Santos Buch, Eduarzo Zayas-Bazán, ambos del ejecutivo de NACAE, Matilde Álvarez, el Dr. Rafael Abislaimán y Eloy Cepero–, algunas que conocían a Cobelo de la infancia, y otros que lo tuvieron como mentor en sus últimos años, narraron anécdotas desde los tiempos en que montaban bicicleta con él en Cienfuegos hasta sus días finales. También el pianista José Ruiz Elcoro y el tenor Luis Serrano, interpretaron dos números musicales compuestos por Yolanda, entre ellos la preciosa habanera “El jazmín y María”. El cariño, la admiración, la pena por la ausencia de Cobelo, se hicieron palpable durante toda la velada. Yo pronuncié, más o menos, estas palabras:

El Dr. Armando Cobelo, en la misma tribuna de la Casa Bacardi, , donde el 14 de agosto le rendimos tributo

El Dr. Armando Cobelo, en la misma tribuna de la Casa Bacardí, donde el 14 de agosto le rendimos tributo

Voy a ser muy breve como se ha pedido, pero no voy a cumplir con la sugerencia de contar anécdotas. Posiblemente muchos de ustedes conocían a nuestro querido Armando Cobelo mejor que yo. Además, preferiría que meditáramos por un momento sobre las virtudes que lo adornaban.

Primero, deseo destacar que era un hombre de familia. Yolanda y él eran una pareja muy unida, que se complementaban. Ella, todo nervio; él, sereno. La apoyó siempre en sus aventuras musicales y en todo momento durante su larga enfermedad. Formaban un binomio inseparable. Tal vez por eso se nos fue tan pronto, al año de la muerte de su esposa, porque no pudo resistir la vida sin ella. Es un consuelo saberlos juntos, pero, sobre todo, en esta era de tantos divorcios y desamores, Armando y Yolanda nos devuelven la fe en el amor de pareja, en la institución del matrimonio.

Quiero mencionar asimismo su vocación de servicio. Cobelo estaba siempre pronto a hacer favores con una sonrisa en los labios. Era generoso con su tiempo. Daba libremente, sin buscar otra recompensa que la satisfacción del deber cumplido.

Supo amar a Cuba en sus esencias más puras, por lo cual logró trascender el momento actual y estar libre de odios. Hombre renacentista, amaba las ciencias (era dentista) y las letras. A todo empeño cultural le daba su tiempo generosamente. Agradezco especialmente su labor en la Editorial Cubana.

Los valores de familia, ayudar a otros, amar nuestra cultura, son virtudes que abundan entre los cubanos. Pero este hombre decente, talentoso, servicial, risueño y bueno tenía otras cualidades muy raras entre nosotros. Era un cubano modesto. Sin duda se trata de términos contradictorios, de un oxímoron. Era un cubano que no alzaba la voz, ni hacía discursos engolados. No hablaba mal de nadie, no colocaba el índice acusador sobre ninguno. Era un cubano que no se creía en posesión de toda la verdad. No intentaba ser el protagonista principal en momento alguno. Era un cubano en tono menor.

Me parece suficiente para que hoy no sólo celebremos sus logros y la amistad con que nos honró a tantos, sino también para que meditemos cada uno en silencio sobre las lecciones de vida que nos deja con su ejemplo.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Actividades culturales, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Educación, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, La Iglesia en Cuba, Mùsica cubana, Miami, Mujeres cubanas, Mujeres famosas, Reconciliación de los cubanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s