Carta a mi nieto Brandon en su graduación

Publicado en Diario las Américas 5-29-14

Querido Brandon,

En pocos días, tus padres, hermano y abuelos te veremos recibir tu diploma de secundaria. No porque seas el tercer nieto varón y el tercero en graduarte de “High School” en los últimos años, será menos nuestra emoción y orgullo. Aquellos “enanitos”, como les decía mi madre, que cabían debajo de un sombrero, se han convertido, sin apenas darnos cuenta, en jóvenes de 6 pies o más, con sus personalidades propias. A cada uno lo queremos por sí mismo.

Desde niño podían verse en ti dos cualidades que aún te acompañan: el sentido del humor y la sensibilidad. Eras siempre el primero en hacer un chiste ocurrente, incluso en los momentos difíciles, y en llorar desconsolado por una película sentimental o un regaño inmerecido. Sigue así. Simpático, humano y capaz de indignarte ante las injusticias.

He observado cómo también has venido adquiriendo una disciplina constante para los estudios, los deportes y el trabajo. Temporada tras temporada, has demostrado en los juegos de baloncesto una determinación admirable. Pocos jóvenes de tu edad son tan responsables. De hecho, jamás has dado un problema. ¿Qué puedo, pues, aconsejarte en este momento en que termina una etapa de tu vida para comenzar otra?

Brandon Andrew Schabbel es un excelente jugador de balóncesto

Brandon Andrew Schabbel es un excelente jugador de balóncesto

Reiterarte lo que ya sabes: que siempre hay que ser fiel a uno mismo, a esa voz interna, llámese conciencia o principios morales, que nos acerca al bien y nos aleja de las malas decisiones. Escoge buenos amigos. No te preocupes por ser popular, sino en actuar desinteresadamente por el bien de los demás. Dando, recibimos. Trázate, como has hecho hasta ahora, metas a corto plazo y un proyecto de vida. Estoy convencida de que alcanzarás lo que te propongas.

A veces me preocupa que te exijas demasiado y dejes poco espacio para la diversión. A algunos nos es difícil hallar el balance entre cumplir con los deberes de cada momento y disfrutar la vida. El sacrificio excesivo conduce a la fatiga y la frustración. Hay tiempo para todo, si sabes administrarlo. Separa algunas horas para pasarlo bien, y en esos ratos, olvídate de lo demás. Un consejo práctico para que te rindan los días: escribe regularmente listas de las cosas por hacer. Es un hábito que me acompaña desde muy joven y que me ha sido muy útil.

Quisiera, como si fueras un caballero medieval, regalarte una hermosa armadura que te protegiera de los embates de la vida. No es posible, y a lo largo de los años tropezarás irremediablemente con mezquindades, envidias, ambiciones excesivas, rivalidades innecesarias, pequeñeces humanas que van erosionando la limpia fe en la humanidad que tenemos en la juventud. No dejes crecer en ti jamás el escepticismo, nieto querido, pues es una carga pesada. Con todas sus altas y bajas, con todas sus inevitables tristezas, con todos sus incomprensibles atropellos, la vida vale la pena.

En todo ser humano existe la capacidad para el bien y para el mal; creo firmemente que hay más de lo primero. Con cada dolor que sufras, Dios te dará también la fuerza para sobrellevarlo. No es incierto el viejo dicho de que se mide el carácter, no por cuántas veces caemos, sino por cuántas logramos levantarnos. No pierdas nunca tu fe en Dios, que sé que te acompaña desde niño. Él es dador de todo cuanto tenemos; Él nos cuida, ampara, guía, ama. Nos ha concedido asimismo le capacidad de ser libres, de modo que nuestras vidas son asimismo la suma de nuestras decisiones. Piensa bien cuando vayas a tomar una importante. Consulta a quiénes te quieren. Guíate por lo que te indique tu noble corazón.

Comenzarás pronto tu vida universitaria, lejos de la casa. Habrá largas horas de estudios, buenos ratos, algunos apuros. Ojalá tengas algún sabio profesor que te enseñe lecciones de vida más importantes que cualquier asignatura. Nada que aprendas te estorbará. Todo conocimiento es útil. Y ese título de educación superior que es tu próxima meta será la mejor inversión que podrán hacer tus padres y tú para tu futuro. Un futuro que veo lleno de promesas porque te sé preparado para labrártelo.
Junto a las celebraciones que con tanto entusiasmo prepara tu madre, el cariño de familiares y amigos, y los regalos que tendrás, recibe todo mi gran amor y estos pocos consejos. Es lo más valioso que puede ofrecerte tu abuela.

Este artículo tambien puede leers en http://diariolasamericas.com/blogs/carta-nieto-brandon-graduacion.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Cubanoamericanos, Deportes, Educación, Mi columna semanal, Mi familia, Vida de la escritora. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Carta a mi nieto Brandon en su graduación

  1. Jose Suarez dijo:

    Precioso escrito Sra,Uva, como Ud nos tiene acostumbrado a sus fieles lectores, este especialmente me ha tocado muy hondo pues soy un orgulloso abuelo que disfruta cada actividad de sus nietos , y como decia mi madre , los nietos se quieren dobles , por hijos y nietos , aunque se que el ejemplo y la educacion de la familia ha tenido un papel muy importante en su formacion pero veo por lo que usted expresa de el , que es un chico extraordinario con muchas cualidades y un chico integral cmo deciamos en nuestra patria , mil felicitaciones a sus padres , a su nieto en especial y a usted que ha puesto muchos granitos de arena en esa bella familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s