Tres lecturas de Gastón Baquero en la Costa del Sol por el periodista Ruber Iglesias

El 22 de abril Helgard Leuchtmann, que fue muchos años profesora en el Instituto de Idiomas anexo a la Universidad de Munich, le leyó a nuestro jardinero Andrés El testamento del pez. Unas cinco personas más presenciaron y oyeron la lectura. Andrés, tememos, no sabe ni leer ni escribir, pero lo oculta, y muy bien. Estábamos interesados en saber el efecto de “la música” de Baquero en Andrés. Fue una experiencia muy agradable. Aunque seguro no entendió muchas palabras en español, le gustó eso mismo, la música.

Helgard Leuchtmann lee al jardinero Andrés "El testamento del pez"

Helgard Leuchtmann lee al jardinero Andrés “El testamento del pez”

El sábado 26 de abril Heli procedió a leer a los amigos Hans y Marlen El testamento del pez de Gastón Baquero, en alemán, para que fuera entendido. Hans, hamburgués típico, ha dicho después que tras sus conocimientos de Theodor Storm y Theodore Fontane creía que no podría comprender con facilidad ninguna poesía original en otro idioma que no fuera alemán. Su impresión de la de Baquero fue que es “ardiente, hasta tropical, muy musical, nada sencilla y muy rica”. La berlinesa Marlen opinó que a la luz de sus conocidos poetas prusianos, Baquero “es complejo, suena muy bien y hay que acostumbrarse a sus a veces complicadas representaciones”.

Lectura en alemán de la poesía de Gastón Baquero en Estepona, España

Lectura en alemán de la poesía de Gastón Baquero en Estepona, España

El escenario fde la tercera minicelebración fue El Puerto de la Duquesa, ya cerca de la frontera oeste de La Costa del Sol, donde casi se acaba Europa. Varios amigos nos reunimos el sábado 29 de abril para escuchar a Heidi cuando leía El testamento del pez. Acto sencillo, hasta simple, pero emotivo.

Lectura en Puerto Duquesa

Lectura en Puerto Duquesa

Uno contó que cuando, muy joven, de visita en casa de Raúl Maestri, tuvo que ser en el barrio del Biltmore, vio en la biblioteca de éste, a través de una entreabierta puerta una gran figura, más bien redonda. le pareció. Después fue informado de que se trataba de Gastón Baquero, buen amigo de Raúl, descrito por éste como “escritor, periodista, intelectual y poeta”. Esto sucedió hace más de medio siglo. Hoy lamenta no haberlo conocido.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades culturales, Críticas literarias, Diáspora cubana, España, Libros cubanos, Literatura, Poesía, Reconciliación de los cubanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s