Carta a Gastón Baquero de Uva de Aragón

Publicado en Diario Las Américas 5-8-2014

Querido Gastón,

El pasado domingo 4 de mayo cumpliste 100 años. ¡Y qué clase de fiestón has tenido! Muchos periódicos te han dedicado artículos, páginas completas. Pero pienso que lo más hermoso ha sido la idea de Cristóbal Díaz-Ayala, un musicógrafo que nunca te conoció. Se le ocurrió que nos reuniéramos en diversas ciudades del mundo poetas, amigos, intelectuales, y leyéramos junto al mar, un río o cualquier cuerpo de agua tu “Testamento del pez”. “Yo te amo, ciudad,/aunque sólo escucho de ti el lejano rumor/aunque soy en tu olvido una isla invisible…/” Ya no es cierto, Gastón. Me han escrito desde allá: “Gastón Baquero renace en La Habana con 100 años. En la noche del sábado nos fuimos al malecón habanero, frente el Hotel Riviera, un grupo de trovadores, poetas y amigos de la poesía para esperar la llegada del domingo 4 de mayo, día del primer centenario del nacimiento del poeta Gastón Baquero. Entre todos leímos ¨Testamento del pez¨, cantamos, y hasta un trompetista de los habituales músicos que se buscan la vida en el malecón, tocó algunas piezas. Una italiana que estaba sentada junto a nuestro grupo, cuando se enteró del motivo, también quiso leer un fragmento del poema. A las 12 de la noche, echamos el poema en una botella y lo arrojamos al mar.” ¡Y si vieras, Gastón, la foto de los poetas y trovadores sentados en el muro del malecón leyéndote en voz alta!

Poetas y trovadores rinden homenaje a Gastón Baquero en el malecón de La Habana

Poetas y trovadores rinden homenaje a Gastón Baquero en el malecón de La Habana

“Pero eres tú, ciudad, color del mundo/” Con tu poema, Gastón, nuestra Habana ha llegado a muchas partes. Al lado del Sena en Paris y del Tormes en Salamanca los poetas repitieron tus versos “Yo te amo, ciudad, porque te veo lejos de la muerte.” Y hasta en alemán te han leído y en el Puerto de la Duquesa, ya cerca de la frontera oeste de La Costa del Sol, donde casi se acaba Europa. Tus versos se han escuchado en las calles de Madrid; y junto a un busto de Martí, el Río Hudson y el perfil newyorkino; y en México, Colombia, Uruguay, Santo Domingo, tierras de “Nuestra América”. “Yo soy un pez, ángel he sido/cielo, paraíso, escala, estruendo/” Han leído tu testamento junto a las aguas del mediterráneo en Tarragona, las del río Mississippi en Nueva Orleans, las del Río Grande en Las Cruces. También lo han hecho en las playas de San Juan, bajo los árboles, Cristóbal Díaz-Ayala, y un grupo de poetas y escritores cubanos. Estaba allí Vicente Baez, –¿lo recuerdas, Gastón? – que explicó cómo fue obra tuya el primer tomo de la Enciclopedia de Cuba dedicado a la poesía y cómo colaboraste en otros tres volúmenes.

Cristóbal Díaz-Ayala y un grupo de poetas y escritores en San Juan leen "Testamento del pez"

Cristóbal Díaz-Ayala y un grupo de poetas y escritores en San Juan leen “Testamento del pez”

Ay, Gastón, y los jóvenes de tu pueblo han inaugurado una exposición, con imágenes tuyas en carboncillo, óleo, madera y tinta; y te han dedicado un libro, –¡cómo te gustaría el título “Poderosos pianos amarillos”! — y se han ido al mar, como tantos otros, a leer tus poemas, allí, en Banes, donde creciste y eres eterno. “Yo no quiero morir, ciudad, yo soy tu sombra,/ ya soy quien vela el trazo de tu sueño,/ quien conduce la luz hasta tus puertas, quien vela tu dormir, quien te despierta/”

Tarja en la casa donde vivió Baquero en Banes

Tarja en la casa donde vivió Baquero en Banes

Se reúnen en Banes a leer poemas y celebrar el centenario de Gastón Baquero

Se reúnen en Banes a leer poemas y celebrar el centenario de Gastón Baquero

Y ahora sé que le cantaste a La Habana pero también a todas las ciudades del mundo y que velas tantos, pero tantos sueños compartidos. Porque en todas partes, mudos de asombro, hemos contemplado tu alma al desnudo en las palabras musicales y visionarias de tus sonatas poéticas.

Poetas en Miami rinden tributo a Baquero. Foto Luis de la Paz

Poetas en Miami rinden tributo a Baquero. Foto Luis de la Paz

Ay, Gastón, Gastón, aquí en Miami sí que hiciste gala de tu sentido del humor. “Yo te amo, ciudad, cuando la lluvia nace súbita en tu cabeza/” pues diluviaba de pronto y escampaba y salía el sol, y yo sentía tu mirada-sonrisa de niño travieso, hasta que justo a las cinco moviste tus manos invisibles, sabrá de que magias e invenciones te valiste, pero pudimos acercarnos al malecón al fondo de la Ermita de la Caridad y ocho poetas –Joaquín Badajoz, Amelia del Castillo, Ángel Cuadra, Juan Cueto-Roig, Rita Geada, Manny López, Orlando Rossardi y yo — leímos “Testamento del pez” y contamos anécdotas, y celebramos tu existencia. Y fuiste de nuevo geranio, niño, ángel, esperanza, tambor… E hicimos realidad lo que pedías en tus versos de regresar a la vida “en la patria sonora de los frutos/en las luces del sol,/ en las sombras viajeras por los muros/ laborando febril contra la muerte,/venciéndola, ciudad, renaciendo ciudad, en cada instante, en tus peces de oro, tus hijos, tus estrellas.” Somos tus hijos, poeta. Y en tus versos todos revivimos. Hemos celebrado una fiesta que lleva nombre y apellido: Gastón Baquero. Gracias, amigo del alma, por la herencia que generosamente nos dejaste.

Este artículo también puede leerse en http://diariolasamericas.com/blogs/carta-gaston-baquero-uva-aragon.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Actividades culturales, Críticas literarias, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, España, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Libros cubanos, Literatura, Literatura latinoamericana, Mi columna semanal, Poesía, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Vida de la escritora, Vida en Cuba. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Carta a Gastón Baquero de Uva de Aragón

  1. teresa fernández soneira dijo:

    Muy bonito, Uva. Se ve que te ha salido del corazón.

  2. Martha Pardiño dijo:

    Me ha encantado tu escrito y las fotos, Uva. A los amigos se les lleva en el alma y en la memoria y cuando se van, se quedan con nosotros.
    Un abrazo,
    Martha Pardiño

  3. uvadearagon dijo:

    Es cierto que me ha salido del corazón y que siento a Baquero como una presencia viva, muy carcana a mi. Lo conocí en La Habana, siendo yo adolescente, cuando venía a cenar a mi casa, y descubrió mi vocación literaria porque me publicaron mis primeros pininos en un concurso infantil en el Diario de La Marina. Desde entonces se estableció una especie de complicidad entre los dos. Cuando todavía se escribían cartas, sostuvimos una correspondencia frecuente en el exilio. Desde Madrid me consiguió muchos libros de uso de mi abuelo, y cuentos publicados en revistas viejas. Los primeros años me los mandaba con amigos mutuos y luego me los guardaba porque yo empecé a ir con frecuencia a España. Siempre lo iba a ver, a veces comíamos juntos, otros paseábamos por las calles de Madrid, nos sentábamos en un banco a hablar. He conocido pocas personas con una conversación tan amena y más que erudita, sabia… y al mismo tiempo era un niño grande, pícaro y travieso. Tengo el honor de que presentara uno de mis libros pero sobretodo de haberlo tratado y de saber –lo digo con orgullo porque me lo demostró muchas veces,– que él también me profesaba verdadero afecto. Pienso en realidad que nuestra amistad empezó antes de que yo naciera por los vínculos afectivos que lo unían a mi familia.

  4. cecilio1942 dijo:

    Gracias por la iniciativa de vincular a todos los amantes de la cultura cubana y de la confraternidad. Todos sus escritos nos acercan más a ese grande de nuestra cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s