¿Dónde está Cuba?

Publicado en Diario Las Américas 4-3-2014

A menudo escucho hablar o leo artículos de cubanos que llevan muchos años fuera de Cuba, y siento una gran pena. Comparto con ellos el sentido de desarraigo que significa el destierro. No importa si se viaja o no a Cuba, porque quien no pueda vivir en su país, continúa siendo un exiliado. Me entristece que en ocasiones este dolor no engrandezca, sino se enquiste y envenene.

Con motivo de los intercambios culturales, en el exilio se repite con frecuencia que todos los que viajan a Estados Unidos son representantes del gobierno cubano, o, lo que es más disparatado, comunistas. Para empezar, creo que en Cuba ya no es comunista ni el gato. Habrá revolucionarios, castristas, oportunistas, responsables de muchos horrores, y hasta marxistas trasnochados; pero en cuanto a “ser” comunista, no pondría las manos en el fuego ni por el mismo Raúl Castro. En todo caso, no todos los que vienen a eventos culturales o académicos son funcionarios, y a veces ni siquiera simpatizantes del gobierno. Por el contrario, muchos han tenido que batallar para que se les dejara aceptar una invitación. Ha habido cambios, a partir de la reforma migratoria que permite a los cubanos viajar.

También a menudo se afirma que el que escogió quedarse fue porque era partidario del régimen y lo sigue siendo. No lo creo. Muchos no se fueron por circunstancias en sus vidas, errores de cálculo, miedo a lo desconocido, indecisión, y el muy legítimo derecho de querer vivir en su país. Por mi parte, no desearía que todas las personas buenas se fueran de Cuba. Y sí, un gran número de los cubanos en 1959 apoyaron el proceso revolucionario. Algunos se arrepintieron después. Otros siguen creyendo que el balance es positivo. Y hay que respetarlos, aunque uno no concuerde. Muchos deben de tener grandes dudas, porque el futuro llegó, y el sacrificio que hicieron para darles un mañana mejor a sus hijos no dio el fruto que soñaron. Esos hijos se les van de Cuba y los nietos les nacen y se crían en otros países. Los miles de cubanos que se sienten así en su fuero interno me producen tanta tristeza como los exiliados. Porque lo trágico, lo verdaderamente trágico, es que en el drama de Cuba, todos perdimos.

Por eso no entiendo el ensañamiento, la rabia, con que se habla de los de la Isla, como si todos los cubanos allá fueran igualmente responsables de nuestra tragedia, y todo el que se fue estuviera libre de culpa. Las aguas que separan a La Habana de Cayo Hueso no son las del Jordán. En ambas orillas cuecen habas.

Una de las cosas que más me sorprende es la creencia de que la cultura cubana sólo se conserva fuera de Cuba. El exilio tiene el gran mérito de mantener viva la cubanía y trasmitirla a las nuevas generaciones. Pero no tenemos monopolio de lo cubano. En la Isla abundan los pintores, escritores, músicos, bailarines, actores, historiadores, cineastas, editores e investigadores que aportan su talento creador a nuestro patrimonio nacional. Muchos se esfuerzan por rescatar la historia que les fue escamoteada. El cubano en la Isla lee, va al ballet, al teatro, a la sinfónica, al cine. La oferta cultural, en La Habana al menos, es verdaderamente asombrosa. Quizás porque a pesar de todo el arte está siempre dirigido a minorías, el control sobre estas formas de expresión no es igual que al de hace cuarenta años. Prueba el canto: la pieza teatral “Huevos” que se presentó La Habana y más tarde en Miami, y la obra literaria que produce Leonardo Padura desde Mantilla.

Es cierto que el régimen cubano no acepta opositores, que golpea y detiene a los disidentes, que saca a la calle a sus turbas a montar los más bajos actos de repudio. La vida para el cubano promedio es difícil y se observan grandes diferencias de clases. Hay prejuicios raciales, jineterismo y muchas cosas que criticar en nuestro país. Pero tildar a todos los que se quedaron de comunistas, cómplices e ignorantes de nuestra cultura no es solo una calumnia, sino un sinsentido. Cuba está dentro de cada cubano. Viaja con la diáspora por el mundo entero. Pero principalmente está ahí, en esa Isla larga y estrecha de palmeras, valles, montañas, fortalezas, parques, arquitectura; y sobre todo, compatriotas buenos que merecen nuestro abrazo fraterno. Solo cuando podamos reconocerlo y no veamos en cada cubano en la Isla a un enemigo, sanarán nuestras heridas y podremos contribuir a esa Cuba mejor que tantos soñamos.

Este artículo también puede leerse en http://diariolasamericas.com/blogs/cuba-uva-aragon.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Actividades culturales, Cubanoamericanos, Derechos humanos, Diáspora cubana, Historia de Cuba, Mùsica cubana, Mi columna semanal, Miami, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Teatro, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ¿Dónde está Cuba?

  1. Fifi Smith dijo:

    Me agrada mucho tu columna. No puedo dejar de incluir esta cita: “Nuestra lucha NO ES
    contra la sangre y la carne, sino contra los principados, contra las potestades, contra los
    dominadores de este mundo…, contra los espiritus malos de los aires.” En cierta forma
    todo ser humano es digno… F.

  2. Pavel Vidal Alejandro dijo:

    Muy bueno Uva. Gracias y un abrazo,

    Pavel

    [

  3. Wekayak dijo:

    Excelente!!!

  4. fundmusicalia fundmusicalia dijo:

    Muy valiente, muy bueno sobrina.Doc

    El 9 de abril de 2014, 14:22, Habanera soy

  5. Martha Pardiño dijo:

    Es cierto, estimada Uva, desde aqui desde el exilio, criticamos a la juventud cubana, sin darnos cuenta de que esa juventud nacida bajo la bota castrista, es una juventud a la que le cercenaron su libertad, su futuro, sus derechos y sus esperanzas. Ese fatídico invento de los Castro, “el hombre Nuevo”, ha creado una juventud sembrada en la desidia, el robo y la prostitución, para conseguir un jean, un par de zapatos o un plato de comida que poner en la mesa familiar. Yo no los culpo, al contrario, estoy triste por el desdichado destino que esa revolución mentirosa y cruel, ha creado para ellos. Cuando comprendamos todas esas cosas y nos demos cuenta el porqué los jovenes cubanos lo único que ansían en LARGARSE DE LA ISLA-INFIERNO, entonces podremos hablar con los cubanos de la isla, de corazón a corazón.

  6. uvadearagon dijo:

    Gracias a todos por los comentarios. Martha, no se puede generalizar sobre la juventud cubana. No todos son ladrones y jineteras. Más bien, es la minoría. Conozco a muchos jóvenes decentes en Cuba. Y aquí también los hay con problemas de drogas…El síndrome de querer irse es real, ¿pero quiénes somos nosotros para juzgar que estamos fuera? De nuevo, gracias por los comentarios.

  7. jesus dijo:

    Este artículo de Uva, como tantos otros suyos, va al clavo en lo refererente a la compleja realidad de nuestra Isla desde 1959 hasta hoy día. Cuando uno huyó de un país sin libertad por verse injustamente estereotipado, anatematizado y/o satanizado por uno u otro o varios prejuicios, se sorprende cuando EN LIBERTAD, por “cuenta propia”, otros aplican similares reduccionismos interpretativos a la hora de enfrentar (y prefiero no decir “enjuiciar”) una realidad que, con tal actitud, cada vez más desconocen.– jjb

  8. uvadearagon dijo:

    Gracias, Jesús. Yo tampoco comprendo cómo es posible que tantos asuman posturas con las que llegan a paracerse a lo que dicen combatir. Hay que seguir nuestro camino de tender puentes.

  9. Manuel Sanchez Couto dijo:

    No quiero que les llueva en la parada pero allá están los que gritaban Fidel, Fidel y Paredón en la Plaza de la República cuando la matanza seguía cercenando las vidas de inocentes cubanos, pertenecían a los Comités de Defensa, acusaban a los vecinos de romper botellas y nos gritaban “gusanos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s