Sobre héroes y víctimas

Publicado en Diario las Amméricas 3-5-14

Hace varias noches vi la primera parte de la película alemana “Generation War”, sobre cinco jóvenes amigos que se reúnen en Berlín, en vísperas de la invasión alemana de la Unión Soviética, cuando dos de ellos están a punto de irse a la guerra. A partir de ese momento la vida les cambia para siempre. Originalmente una miniserie de la televisión alemana, la producción ha suscitado críticas encontradas. Sin duda, la perspectiva es diferente a la de los filmes americanos o franceses. Hace énfasis en una generación que se vio atrapada en un conflicto bélico inhumano, en algunos casos se horrorizó ante las injusticias y la violencia, pero a la larga se convirtió en victimaria y víctima.

"Generation War" es la historia de cinco amigos cuyas vidas la Guerra cambia para siempre

“Generation War” es la historia de cinco amigos cuyas vidas la Guerra cambia para siempre

Las más de dos horas ante la pantalla me angustiaron tanto que no creo que vea la segunda parte. Pensé en lo que habrán sufrido mis dos primos –Adolfo de Aragón y Portela, muerto en Iwo Jima a los 19 años, y César Eduardo Carvallo Álvarez, que murió en la guerra de Vietnam, a los 23–, y en la herida tan honda que sus pérdidas dejaron en sus padres, hermanos y toda la familia. Aparte de las circunstancias personales que llevaron a estos dos cubanos a alistarse en las fuerzas armadas americanas, la interrogación mayor es, ¿qué sentido tienen las guerras, la violencia, las revoluciones? Intelectualmente, puedo justificar la guerra “breve, justa y necesaria”; aceptar su costo en vidas humanas es mucho más difícil.

César Eduardo Carvallo Álvarez La Habana, 1944 - Vietnam, 1967

César Eduardo Carvallo Álvarez
La Habana, 1944 – Vietnam, 1967

En la oscuridad del cine, pensé también en el Comandante Húber Matos, recién fallecido a los 95 años de edad. En los años cincuenta era un maestro de Manzanillo, miembro del Partido Ortodoxo. El golpe de estado de Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952 lo llevó al exilio en Costa Rica y a aterrizar en Cuba en marzo de 1958 con un cargamento de armas y municiones que fueron clave para la victoria de la Revolución Cubana. El resto es historia. Fidel Castro le otorgó el grado de Comandante y lo puso al frente de la Columna Nueve. El 8 de enero de 1959 entró triunfante en La Habana al lado de Fidel. La alegría de la victoria no le duró mucho al antiguo maestro. El 19 de octubre de ese año renunció debido al giro comunista que estaba tomando la Revolución. Castro lo acusó de traición. Cumplió hasta el último día de la condena a 20 años de prisión que le impusieron. En el exilio, fundó y militó en “Cuba Independiente y Democrática”, y escribió “Cómo llegó la noche”, un libro que, entre otras cosas, denuncia las torturas extremas en las prisiones de Cuba.

Tuve una larga conversación con Huber Matos poco tiempo después de que llegara a Miami. No era ya el héroe épico de 1959, sino un hombre de 60 años, en mangas de camisa, en una modesta casa de Westchester. Me pareció una buena persona. Hubiera sido un magnífico maestro.

Húber Matos, un cubano bueno

Húber Matos, un cubano bueno

Sus acciones en 1958 fueron decisivas para el triunfo de la Revolución, pero nada que hizo después—ni sus largos años de prisión, ni sus aún más largos años de exilio – han influido, hasta ahora, en los destinos de Cuba. Si tenía conciencia de esta verdad dolorosa, nunca lo dejó ver, pero sospecho que pesaba sobre él. Su carta de renuncia, ya fuese un acto de valor o de ingenuidad política, sin duda respondía a un imperativo moral. No quiso ser parte de una Revolución que no se basara en los principios democráticos en que él creía. Es de admirar. De héroe de la Revolución pasó a ser víctima de la Historia, atrapado por una serie de hechos cuya dinámica no podía detener, de la misma forma que no hubieran podido hacerlo algunos jóvenes alemanes que en un momento dado dejaron de creer en el nazismo.

Uso de la violencia y abuso del poder en Venezuela

Uso de la violencia y abuso del poder en Venezuela

Me continúa angustiando el papel de la violencia en la política (sabemos por Clausewitz que la guerra es su continuación por otros medios). Pienso en tantas vidas sesgadas por balas, granadas o minas. Duelen los muertos y heridos en Iraq y Afganistán. Sufro por Ucrania, y por Venezuela, a la que me unen vínculos entrañables. Abogo por la cultura de la paz, el diálogo, el plebiscito, las urnas, los compromisos. Sé que no siempre están dadas las condiciones. Me parece responsabilidad de todos intentar propiciarlas. Seguramente que en Venezuela existirán quienes, como Matos en 1959, piensen que cuanto sucede en su país actualmente no es por lo que lucharon. El protagonista principal es hoy el “bravo pueblo” que está en las calles: obreros, amas de casa, y, sobre todo, estudiantes. Héroes y víctimas a la vez. Se fueron a una manifestación y les cambió la vida para siempre. Ojalá que sea para bien.

El "bravo pueblo" Venezolano se manifiesta pacíficamente en las calles del país

El “bravo pueblo” Venezolano se manifiesta pacíficamente en las calles del país

Este artículo también puede leerse en http://diariolasamericas.com/blogs/heroes-victimas-uva-aragon.html

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en América Latina, Cine, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Historia univeral, Libros cubanos, Mi columna semanal, Mi familia, Violencia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre héroes y víctimas

  1. Armando R Carvallo dijo:

    Detrás de toda guerra siempre hay, al menos en una de las partes, la ambición desmedida por el poder, la riqueza o la aventura. Es increíble que haya que conformarse a que la guerra sea parte sine qua non de la naturaleza humana… ¡ojalá algún día no lo sea!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s