Coqueterías de siglo

Una colega me escribe desde La Habana pidiéndome que le confirme la fecha del nacimiento de Lydia Cabrera. Ambas sabemos que fue un 20 de mayo. Recuerdo con qué gracia contaba Lydia que de niña estaba convencida de que eran en su honor los fuegos artificiales y fiestas de ese día en que se conmemoraba el inicio de la República de Cuba. Y añadía con picardía, ¿cómo no me lo iba a creer si me lo aseguró el mismo Don Tomás? Se refería, naturalmente, a Estrada Palma, el primer presidente. La malicia de Lydia creó la confusión sobre al año en que vino al mundo. Está comprobado que fue en 1899 –-me lo confirmaron don especialistas en Cabrera, Mariela Gutiérrez y Madeline Cámara, y así lo he informado a mi amiga en La Habana. Pero la autora de “El monte” se quitaba un año de edad.

Lydia Cabrera, autora de "El Monte"

Lydia Cabrera, autora de “El Monte”

No eran cuestión de coquetería femenina. Mi segundo padre, Carlos Márquez Sterling, hacía lo mismo. Nacido el 8 de septiembre 1898, decía haber venido al mundo en 1900. Cuando ya era bastante mayor, le pregunté por qué ese empeñaba en mentir sobre su edad, y me respondió de inmediato, con esa voz ronca suya:

–¡Ay, m´jita, tú sabes lo que es haber nacido en el siglo XIX!

Carlos Marquez Sterling, Presidente de la Asamblea Comstituyente de 1940

Carlos Marquez Sterling,
Presidente de la Asamblea Constituyente de 1940

Elena Mederos sí había nacido en 1900, y se sentía feliz de ser una mujer del siglo XX. Se decepcionó muchísimo cuando leyó que el siglo no comenzaba hasta 1901.

Elena Mederos, una de las fundadoras del Lyceum

Elena Mederos, una de las fundadoras del Lyceum

Estos cubanos contemporáneas contribuyeron a su País en diversas ramas: Lydia en el campo de los estudios sobre la cultura afrocubana, y en la literatura; Carlos como político e historiador; Elena con su labor feminista, cultural y social. Por su pensamiento avanzado y su talente ante la vida, pertenecen sin duda al siglo XX. Esa preocupación que compartieron por la centuria en que nacieron, muestra que tenían conciencia de su papel como figuras públicas. También sabrían –estoy segura– que a la larga se descubriría la verdad, pero que ya no importaría. Los tres supieron ganarse un lugar destacado en la historia.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Críticas literarias, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Mi familia, Mujeres cubanas, Mujeres famosas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Coqueterías de siglo

  1. Armando R Carvallo dijo:

    Me sorprendió la respuesta de Márquez Sterling, primero, por inesperada y simpática, y segundo porque inmediatamente me dije que tendría que haberse quitado dos, no uno… pero la respuesta es genial. y demuestra un sentido exquisito del humor llevado a la práctica…

    • uvadearagon dijo:

      Carlos tenía un gran sentido del humor, y unas salidas inesperadas y rápidas. No era ese humor criollo, un poco burlón, sino lo que en inglés llamamos “witty”, ingenioso. Al mismo tiempo mostraba una serenidad y autoridad en momentos de crisis verdaderamente asombrosa. Y en ocasiones ambas a la vez. En una ocasión en un juego de pelota entre cubanos exiliados, a uno de los jugadores, amigo nuestro, le dieron un pelotazo y perdió el conocimiento. Corre corre para el hospital. Todos aquellos cubanos en la sala de espera hablando a la vez preguntando cómo estaba, pues habían entrado ya al paciente a una zona restringida. Carlos se acercó a una enfermera, le dijo algo, le abrieron la puerta, y un rato después salió a informar que el pelotero golpedo estaba ya consciente y bien. !Le había dicho a la enfermera que él era el neurólogo que habían llamado para una consulta!

  2. Mariela A. Gutiérrez dijo:

    Uva, te quedó buenisima tu entrada “Coqueterías del Siglo”; disfruté mucho su lectura. Gracias por hacer mención de mi comentario cuando indagaste sobre la fecha de nacimiento de Lydia. Y sí, es verdad que también, con su hermoso patriotismo, la siempre pícara de Lydia le quitó un año a su edad. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s