Egipto en la encrucijada

Las divisions en Egipto pudieran intensificar la violencia

Las divisions en Egipto pudieran intensificar la violencia

Publicado en Diario Las Americas
7/11/2013

En la primavera del 2011 Egipto vivía la esperanza de un futuro democrático. Recientemente, el primer presidente elegido en las urnas hace poco más de un año, acaba de ser derrocado, tras el clamor de millones de personas que protestaban en las calles y la intervención del ejército, recibida por los manifestantes con una euforia sin precedentes.

En las horas después del golpe, el ejército pareció haber controlado plenamente la situación. Anunció un gobierno civil interino, prometió convocar a una asamblea constituyente que incluiría a los todos los sectores, y llevar a cabo elecciones en un plazo de meses.

Este escenario ideal duró poco. Los Hermanos Musulmanes no aceptaron el golpe, reclamaron que Mohamed Morsi regresara como Presidente y ocuparon la Plaza de Tahrir con la misma vehemencia que hace unos días lo hacían sus opositores. La policía y el ejército dio muerte a medio centenar de partidarios del presidente depuesto y los Hermanos llamaron a un levantamiento nacional contra los golpistas. Aunque las versiones de los hechos difieren y son aún confusas, la brecha entre islamistas y sus oponentes es profunda. La incertidumbre se cierne sobre el País.

Teóricamente, los Hermanos Musulmanes tienen razón al afirmar que Morsi fue electo libremente, y que derrocarlo es un golpe a la democracia. Alegan que la oposición debería haber esperado a que hubiera nuevas elecciones, y no intentar imponer su voluntad a base de manifestaciones callejeras. Por otra parte, la gestión de Morsi y los Hermanos Musulmanes distaba de ser democrática. No se permitía la libre expresión. Había discriminación y hasta violencia contra la minoría copta cristiana. La nueva constitución se hizo con prisas y sin las necesarias consultas y aprobaciones de los diversos sectores. Es deficiente en la garantía de muchos derechos individuales.

Como si todo lo anterior fuera poco, la incompetencia ha sido descomunal. La economía se ha desplomado, las cifras de desempleo y el crimen han aumentado, y los servicios sociales cada día eran más lentos. No hay que extrañarse del descontento general de la población. Parece irónico, sin embargo, que para resolver la situación se recurra al ejército contra el que se protestaba hace apenas unos meses. Un ejército, además, que ha mantenido sus privilegios y un inmenso presupuesto que no puede ser fiscalizado ni por del Parlamento.

Los egipcios, herederos de una de las culturas más antiguas, pero actualmente sin mecanismos adecuados para proteger la fragilidad de una democracia incipiente, se encuentran ante una coyuntura que bien puede llevar a una mayor violencia de la que ha habido hasta ahora. Para disminuir las tensiones y regresar a la normalidad, el ejército deberá convertirse en agente mediador entre las partes contendientes, y una vez logrado el cese de la violencia, transferir el poder a los civiles. (Al leer las noticias, antes de enviar a la prensa este artículo, en la manana del miércoles 10 de Julio, al parecer el ejército ha hecho un esfuerzo en esta dirección con el nombramiento de un primer ministro y un vice presidente, ambos civiles; pero la violencia utilizada para contener las manifestaciones de los Hermanos dificulta una solucion pacífica.)

Durante las manifestaciones del 2011, los Estados Unidos reaccionaron con lentitud. Lo mismo parece estar sucediendo ahora. El Presidente Obama reafirmó el compromiso estadounidense con el proceso democrático, y no con una facción u otra. Es lo correcto de su parte, aunque ello no quiera decir que de algun forma no se influya tras bambalinas. Me atrevo a pensar que la mano de Washington algo tiene que ver con este nuevo esfuerzo de los militares de regresar a un calendario que conduzca a la recociliación y la democracia. Egipto, el gigante árabe del Africa Septentrional y el Cercano Oriente, donde se encuentra además el Canal de Suez, tiene una enorme importancia estratégica. Su estabilidad es decisiva para la seguridad y la paz internacional. Pero el destino de Egipto debe estar en manos de los egipcios, y las interferencias foráneas podrían ser perjudiciales para los intereses de Occidente. La cautela es lo mejor.

La revolución tecnológica, de gran impacto en el mundo, jugó un papel clave an la primavera árabe. Lo mismo pudiera suceder de nuevo en Egipto ahora. El acceso de la población a la información y la habilidad de comunicarse libremente, ya ha traído cambios al País, que hubieran sido difíciles de predecir hace pocos años. La cultura politica que han adquirido por estos medios gran parte de los ciudadanos tal vez sea un factor que ayude a encaminarlos hacia los compromisos imprescindibles para superar la violencia y construir, paso a paso, una democracia perdurable.

En la primavera del 2011 se respiraron aires de libertad en Egipto, quizás por primera vez en cinco mil años de historia documentada. Ojalá se consiga no retroceder, y que a la larga triunfen las aspiraciones de vivir libremente que llevamos dentro todos los seres humanos.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Historia univeral, Mi columna semanal, Noticias internacionales, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Egipto en la encrucijada

  1. fundmusicalia fundmusicalia dijo:

    Querida sobrina:Un nuevo episodio ms en esta reedicin de Las Cruzadas en el siglo XXI; Como Fidel, aunque este en realidad se autoeligi, el presidente democrticamente electo con el voto popular, se convierte en un absolutista religioso rtan pronto tiene el poder…. Nuevas cruzadas, en que las viejas y pesadas armaduras de los caballeros cruzados, se sustituyen por los tanques blindados, tan ineficientes como aquellos, para resolver problema en que en el fondo, se debaten ideas religiosas…CDA

    El 11 de julio de 2013 08:49, Habanera soy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s