La reforma migratoria

La comunidad tecnológica se ha sumado al reclamo de una reforma migratoria

La comunidad tecnológica se ha sumado al reclamo de una reforma migratoria

Publicado en Diario Las América
7-04-2013

El Senado estadounidense acaba de aprobar un proyecto de ley para la reforma del sistema de inmigración con 68 votos a favor y 32 en contra. Es un respaldo mayor del que hubiera podido anticiparse hace solo unos meses, sobre un tema muy controvertido en el País. De ser aprobado, se legalizaría la estancia en Estados Unidos de los más de 11 millones de indocumentados, siempre y cuando no tengan antecedentes penales. Se les abriría un camino algo largo pero que les ofrecería en 13 años la posibilidad de alcanzar la ciudadanía. A su vez, se establecería un mejor control de las fronteras, a fin de evitar nuevos inmigrantes ilegales. Este proyecto ahora pasará a la Cámara de Representantes, donde su destino es difícil de predecir

Aunque algunos republicanos parecen haber estado abogando sinceramente a favor de las reformas, la mayoría de su partido no las favorece. Sin embargo, en las últimas elecciones presidenciales el Presidente Obama recibió un 71 % de los votos hispanos, y los analistas coinciden en que si los republicanos no logran un porcentaje mayor de apoyo de esta creciente minoría, sería muy difícil que llegaran a la Casa Blanca en los próximos años. No les agrada, pero es una realidad política que ha sido el motor tras la reciente victoria del proyecto de ley en el Senado. No por eso está garantizado que suceda lo mismo en la Cámara Baja, donde los representantes pueden estar más preocupados por sus propias reelecciones que por el futuro a largo plazo del partido al que pertenecen. Y sin duda, hay muchos Estados donde la población rechaza a los inmigrantes, pese a que llevan años contribuyendo de manera determinante a la economía de Estados Unidos. Aportan de forma vital en los sectores de la agricultura, la industria y el trabajo doméstico, que incluye también cuidar a un gran número de ancianos, labor cada día más necesaria para una población que envejece.

Hay dos sectores inesperados que están aportando su voz y su dinero a favor de la reforma migratoria. Uno es la Iglesia Evangélica, conservadora, pero con un gran número de feligreses hispanos que no desea perder. El otro es Silicon Valley. La industria tecnológica –-que comprende pequeñas organizaciones y personas influyentes como Bill Gates, creador de Microsoft, y Mark Zuckerberg, fundador de Facebook– está consolidando un esfuerzo millonario a favor de la reforma migratoria. Razonan que la falta de profesionales especializados en ciencias, matemáticas y tecnología perjudica la industria del Internet desde hace una década. Linkedin, Amazon y Google están de acuerdo. Se lamentan de que el número de visados para trabajadores extranjeros no haya aumentado desde 2004, cuando precisamente en los últimos diez años las empresas de ese sector han progresado de una forma sin precedentes. En verdad, a ellos no les preocupan los hispanos que trabajan en el campo o como niñeras. Tienen el ojo puesto en los asiáticos que copan los programas de posgrados en ciencias de las universidades estadounidenses, y que al graduarse se ven forzados a regresar a sus países de origen, porque solo se otorgan 65,000 visas anuales para profesionales extranjeros.

Naturalmente que los Estados Unidos podría resolver esta situación de una manera más beneficiosa para el País: creando un sistema educativo que promueva eficazmente los estudios científicos. Pese a iniciativas de la Casa Blanca, no ha sucedido así, y las empresas a menudo tardan en cubrir vacantes de puestos bien remunerados que requieren graduados en ciencias, ingeniería, tecnología o matemáticas. Se ven forzados a recurrir a empleados extranjeros, que tampoco abundan por el número reducido de visas disponibles.

En estos momentos los intereses del Partido Republicano a nivel nacional, la Iglesia Evangélica y Silicon Valley, el pulmón tecnológico del País, coinciden con los de 11 millones de indocumentados, los “dreamers” (estudiantes que desean quedarse aquí), la Casa Blanca y la mayoría del Partido Demócrata. Por otra parte, se oponen a la reforma aquellos miembros de la Cámara de Representantes, principalmente republicanos, que provienen de estados donde predominan los prejuicios étnicos, y un nacionalismo estrecho y perjudicial. Así lo demuestran los improperios dirigidos al niño, nacido en San Antonio, que cantó el Himno Nacional de Estados Unidos en los dos primeros juegos del equipo de esa ciudad en los finales de la liga nacional de baloncesto, vestido en un traje típico de México, de donde provienen sus padres.

Aunque no se puede desestimar el poder de quienes muestran gran ignorancia y un etnocentrismo retrógrado, creo que a la larga se aprobará una ley de reforma migratoria, aunque tal vez no tan abarcadora como debiera ser. Afortunadamente, han surgido intereses disímiles que coinciden en impulsarla. Es cuestión de justicia, derechos humanos, y el interés económico de Estados Unidos.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, América Latina, Historia de Estados Unidos, La vejez, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La reforma migratoria

  1. fundmusicalia fundmusicalia dijo:

    Muy bueno, muy conciso. Lo del ni0, que ya haba ledo, me hace pensar qu poco ha avanzado la mentalidad del americano promedio. Hace dcadas, creo que eso sucedi en los 50’s, a Jos Feliciano, el cantante no vidente puertorriquei, por poco linchan en el Yakeee Stadium, por cantar el himnno nacional norteamericano a su aire…CDA

  2. Armando R Carvallo dijo:

    Muy bueno, Uva. Lamentablemente no estoy muy optimista con la Cámara Baja… ¡ya veremos!

  3. uvadearagon dijo:

    Yo tampoco estoy muy optimista, pero un poco más por la sorprendente inyección monetaria a favor de la reforma de la Iglesia Evangélica y el sector tecnológico. Don Dinero mueve montañas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s