Guiseppe Verdi, dos siglos después

Guiseppe Verdi (1813-1901)

Guiseppe Verdi (1813-1901)

Publicado en Diario Las Américas, 6-20-2013

El 17 de noviembre de 1839 se estrenó en La Scala de Milán, “Oberto”, la primera ópera de Carlo Guiseppe Verdi. Era un melodrama amoroso con cierto aire de Bellini en la melodía. El compositor no disfrutó la noche. Hacía menos de un mes que había muerto su hijito de un año, nacido poco antes de que falleciera, también pequeña, su hija Virginia. Pero el empresario Bartolomeo Merelli tuvo fe en el talento del joven Verdi y le comisionó tres óperas más. La tragedia rondaba al músico, y mientras escribía “Un giorno di regno” también perdió a la joven esposa. Su segunda ópera fue un fracaso, y Verdi juró nunca más componer música. Merelli, sin embargo, lo persuadió a escribir “Nabucco”, en español Nabucodonosor, título con el que se estrenó originalmente la ópera el 9 de marzo de 1842. Se basa en el pasaje bíblico de los sufrimientos de los judíos cuando eran expulsados de su tierra por el rey de Babilonia. Fue el gran éxito que lanzó a Verdi a la fama. De inmediato comenzaron a representarla en múltiples teatros de Venecia, Viena, Lisboa, Nueva York. El coro de los esclavos judíos “Va, pensiero” es una de las arias más conmovedoras.

En la próxima década, Verdi compuso 14 óperas, entre ellas “Ernani”, basada en la obra de una de las figuras cumbres del romanticismo, Víctor Hugo, y que de inmediato ganó popularidad. En 1844 compuso “Macbeth”, la primera ópera en cuya trama que no había una historia de amor, elemento indispensable de la ópera italiana del siglo XIX.

“Rigoletto”, que incluye la famosa aria “La donna é mobile”, se inspira por igual en una pieza teatral de Víctor Hugo. Antes de estrenarla, Verdi tuvo que lidiar con los censores de Austria, país que controlaba entonces gran parte del norte de Italia. Ya Hugo había tenido problemas con esa obra y la censura en Francia, que la prohibió durante treinta años, pues mostraba al Rey François I como a un mujeriego inmoral y cínico. Verdi cambió el personaje del Rey por el del Duque de Mantua para que los censores la aprobaran. Otra de sus óperas famosas, “La traviata”, recoge la historia de “La Dama de las Camelias” de Alejandro Dumas, hijo.

Todavía vendrían los años de madurez, y una serie de óperas significativas como “Simón Boccanegra” (1957), “La forza del destino” (1862), y “Don Carlos” (1867). “Aida” se estrenó en El Cairo el 24 de diciembre de 1871 y pronto se produjo en escenarios del mundo entero. Incluso llegó al Teatro Colón en Buenos Aires, menos de dos años después.

Antes de morir en 1901, Verdi compuso “Otelo” (1887) y “Falstaff” (1893), ambas basadas en obras de Shakespeare. Sin duda la relación entre la ópera y la literatura es muy estrecha. Aunque no era especialmente religioso, compuso también obras litúrgicas como su misa de “Réquiem” y el “Te Deum”

Verdi vino al mundo el 10 de octubre de 1813 en el pueblecito de La Roncola, en el ducado de Parma, entonces parte del imperio francés, de modo que este italiano famoso, inscrito como Joseph Fortunin François, cuando nació era legalmente francés.

A dos siglos de su nacimiento, Italia y sus muchos admiradores festejan su obra y su vida, que atravesó casi todo el siglo XIX. Quisiera destacar como el genio creativo de Verdi logró superar las tragedias personales, burlar censores, presionar a libretistas y empresarios, y convertirse en una voz de sus tiempos. Sobre todo, admiro que utilizara la música para contrastar los ideales más nobles frente a los efectos corrosivos del poder, y las consecuencias trágicas de las pasiones frente a la necesidad de un orden social. Mostró el amor a la Patria unido a la disposición de sacrificarse por ella. Su música es inmortal; también, los valores éticos de las historias que escogió contarnos.

Sus contemporáneos entendieron bien sus mensajes, y en 1859 comenzaron en Nápoles y luego en toda Italia a gritar “Viva VERDI” lo cual significaba Viva Vittorio Emmanuel Re D´Italia, en referencia a Victor Emmanuel II, rey de Cerdeña. Después de 1861 y la unificación de Italia, las óperas de Verdi se reinterpretaron con mensajes revolucionarios, probablemente más allá del significado original del libretista o el compositor.

Cuando murió Giuseppe Verdi, antes de que llevaran su cadáver para los servicios fúnebres y su morada final en la “Casa di Riposo per Musicisti”, Arturo Toscanino condujo una coral de 820 voces que interpretaron “Va, pensiero”, el coro de los judíos esclavos que lo había lanzado a la fama, por el mensaje tan universal del lamento de un pueblo que sufre la falta de libertades y el exilio.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades culturales, Historia univeral, Literatura, Música, Mi columna semanal, Teatro. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Guiseppe Verdi, dos siglos después

  1. Wekayak2 dijo:

    No te pierdas “Cubamerican”, en el Tower, a las 9:15, si no la has visto- hoy es el último día.

    Abrazos!

  2. Chaguaceda dijo:

    Verdi es un ejemplo de hombre e intelectual público extraordinario, lo descubrí cuando estaba buscando datos de Mazzini, otro ser inclasificable, de la mano de I. Berlin, uno de los mejores estudiosos de los intelectuales “raros” que conozco…gracias por recordarlo

  3. Armando R. Carvallo dijo:

    Mi preferida es Rigoletto, pero todas son formidables. Mi abuelo, un connaisseur de teatro lírico y música sinfónica, decía que con las melodías de La Traviata se podían haber escrito 3 óperas. Junto con Garibaldi y Mazzini, Verdi es uno de los personajes italianos más significativos del siglo XIX italiano.

  4. Hilda Otero dijo:

    Bravo!!!!!!!!!!!!

  5. ¡Excelente! He aprendido mucho de la vida de este gran compositor.
    Creo que entre las operas de la temporada de otoño en Miami estará Nabucco. Buena oportunidad para celebrar el aniversario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s