La música: ese puente invisible

"Músicos de Cuba y del mundo": un libro transnacional

“Músicos de Cuba y del mundo”: un libro transnacional


Diario Las Americas
Publicado el 05-30-2013

Me contaba mi amigo Ariel Remos que su maestro Sindo Garay aseguraba que la música es el arte que más une a los pueblos. Otros sin duda habrán hecho la misma observación. En el caso de los cubanos, que han sobresalido en tantas ramas del arte, pero principalmente en la música, la afirmación es doblemente certera. Ya es reconocido que con el triunfo de la Revolución en 1959, nuestra cultura sufrió un doloroso cisma. La música no fue una excepción. Compositores, intérpretes, artistas, quedaron cruelmente divididos. Afortunadamente, lo peor de esa época pasó, pero no ha sido ni con mucho superado ni reparado. Por eso, todo esfuerzo por recobrar para el patrimonio nacional cubano el quehacer de su diáspora, merece aplausos. Cuando esa labor es hecha por cubanos en la Isla, pese a todas las dificultades, se agradece aún más.

Acaba de ver la luz un libro verdaderamente peculiar. Bajo el título “Músicos de Cuba y del mundo. Nadie se va del todo”, Joaquín Borges-Triana, nacido en 1962 en La Habana, donde estudió periodismo y Estudios Culturales, y donde reside, el autor nos ofrece un estudio, bien documentado y afincado en una extensa bibliografía, sobre los músicos cubanos fuera de la Isla. Aunque Borges-Triana ha publicado una media docena de libros en Cuba, es fácil darse cuenta –por la composición, el papel– que no ha sido así en este caso. El volumen lleva el sello de Concierto Cubano pero no hay ninguna indicación del lugar de publicación. He averiguado después que con la ayuda de amigos fuera del País, lo ha hecho a través de Amazon. Se trata, pues, de un libro transnacional sobre un fenómeno de esa misma naturaleza.

Los primeros capítulos analizan el tema en sí de la diáspora e incluyen citas de fuentes académicas de primer orden y muy al día. Concuerdo con la gran mayoría de los aspectos de este estudio, aunque sin duda el autor no pone el dedo en la llaga sobre las razones por las que se fueron de Cuba y las situaciones confrontadas por los exiliados de las primeras décadas. Es posible que el estigma que injustamente sufrimos los primeros desterrados haya nublado su visión. Por el gran número de fuentes que maneja, uno podría especular, sin embargo, que no le falta la información debida. Más bien pienso que ha preferido callar algunos aspectos aún polémicos para facilitar la publicación o al menos la circulación de este ensayo en el País. De todas formas, es obvio que se trata de un enjundioso trabajo de años, donde ha perdurado la voluntad de conocer sobre la trayectoria musical de sus compatriotas “allende la mar”.

Coincido con el autor en su idea de que la identidad nacional es fluida e imposible de definir, y en su observación de cómo los cubanos de la diáspora, pese a enriquecerse con el contacto con otros países y otras culturas, se aferran a sus raíces, llámese cubanidad o cubanía. Medio siglo después de que se borraran de los diccionarios los nombres de importantes figuras de la cultura cubana, este rescate de parte de un escritor nacido precisamente en esos años 60, es sin duda un puente muy visible construido sobre ese otro, invisible, que siempre está milagrosamente en el aire, hecho de notas y ritmos: la música.

Satisface asimismo leer desde hace ya algún tiempo textos como el de Borges-Triana, totalmente curados de la retórica marxista que contaminó de tal forma a los autores en Cuba durante décadas. Alegra ver citados en una misma página a académicos de dentro y de fuera, junto a otros estadounidenses, europeos. Se disfruta la prosa clara, directa, y el intento serio de examinar de forma balanceada un fenómeno complejo, lleno de contradicciones, poliédrico por naturaleza, que ha generado opiniones encontradas. La obra es doblemente meritoria porque el autor es invidente, y aunque ello tal vez haya agudizado su sensibilidad musical, sin duda debe dificultar la investigación y la escritura.

Se trata principalmente de un estudio de los músicos cubanos –en especial los que han salido en las últimas décadas, sin ignorar o silenciar a los anteriores–. Pero es mucho más que eso. Es un intento a toda conciencia de rescatar el patrimonio nacional cubano, aunque el autor personalmente nunca haya separado o clasificado a los artistas cubanos por su lugar de residencia. Hay asimismo una clara admisión en la primera página de “que no hay manera de imaginar el futuro si se desconoce el pasado”. El autor insiste en que “los pueblos que olvidan su historia olvidan, junto con ella, quiénes han sido y quiénes quisieran ser.”

Joaquín Borges-Triana reconoce igualmente que su investigación es incompleta. No dudo que este libro contribuirá a animar al autor y a otros estudiosos a seguir recuperando para la nación el inestimable quehacer musical y cultural de su extensa diáspora. Será una valiosa contribución a esa Cuba mejor que tantos soñamos.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Actividades culturales, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Libros cubanos, Mùsica cubana, Mi columna semanal, Nuevas teconologías, Reconciliación de los cubanos, Viajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La música: ese puente invisible

  1. Waldo González López dijo:

    Querida Uva, como siempre tan atinada y certera en tus juicios, tal sucede en ambos trabajos, tanto el que escribes sobre tu parienta, como el que publicas ahora sobre Joaquín Borges-Triana, un valioso crítico musical y músico, a quien conozco y valoro, pues mucho conversamos en La Habana sobre temas musicales, a partir de mi advocación por el bolero y la trova general, no sólo la (supuestamente) «nueva», que no es tal, como reconocería hace tiempo ya el propio Silvio Rodríguez, porque si no, ¿dónde quedarían el bolero, el filin y otras manifestaciones de valía en el enorme complejo musical de la Isla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s