Consejos tras la batalla electoral

Diario Las Americas 
Publicado el 11-07-2012Cuando envíe el martes este artículo al periódico, se estarán llevando a  cabo las elecciones, y cuando se publique el miércoles probablemente sepamos quien será nuestro presidente durante los próximos cuatro años. Digo  “probablemente” porque en unos comicios tan reñidos, pueden surgir fenómenos   como el del año 2000, y que no exista una definición clara del ganador hasta días o semanas después. Ojalá que no sea así.

En todas partes del País los ciudadanos han ejercido el derecho al voto

Independientemente de quién sea la victoria, ofrezco mis consejos a amigos,   ciudadanos y políticos. La tormenta Sandy ha afectado a miles y miles de   personas. Todos nos hemos preocupado por amigos y parientes en las zonas   golpeadas, y hemos sentido empatía por las víctimas aunque no las conozcamos.   Especialmente en Miami, sabemos que nos puede suceder a nosotros en cualquier   momento. También hemos observado al Presidente Obama y al gobernador de New  Jersey Chris Christie trabajar unidos, en un verdadero ejemplo de cooperación   bipartidista en medio de una crisis.

El Presidente Obama y el gobernador de New Jersey Chris Christie han dado un ejemplo de cooperación bipartidista en momentos de crisis

Todo el país ha sufrido los daños de la crisis económica. Es hora de dejar a   un lado la polarización que divide a la Nación y trabajar unidos por el bien   común. Empecemos a nivel personal.

Los que favorecían al partido ganador, no deben actuar con arrogancia sino   tender una rama de olivo al amigo que apoyaba al candidato contrario. Las   relaciones humanas son demasiado importantes para no poder superar   diferencias políticas. Además, los Estados Unidos gozan de un sistema bipartidista que ha funcionado y continuará funcionando. No se va a acabar con la victoria de Romney o la reelección de Obama.

Mitt Romney felicita al Presidente Obama por su reelección y alienta la
cooperación entre los dos partidos

Ese espíritu de evitar el revanchismo tiene que extenderse a una verdadera   exigencia ciudadana a los políticos electos de que es hora que los partidos   pongan fin a las profundas divisiones que han marcado los últimos años y   trabajen juntos. La palabra más hermosa en el lenguaje político   estadounidense es “compromise”. De origen latino, la palabra inglesa sin duda tiene equivalentes en toda sociedad democrática, y en español puede traducirse como llegar a un acuerdo, pacto, punto medio, transar.

Lamentablemente, la falta de voluntad de ceder y llegar a pactos políticos se refleja en Estados Unidos en una rama legislativa cada vez más inoperante.   Incluso senadores moderados manifiestan su desaliento, como la republicana   Olympia Snowe, de Maine, que con una carrera brillante decidió no postularse,   agobiada por la frustración de no poder ser útil a sus electores.

La cultura política del “compromise” se está perdiendo, precisamente entre   los sajones. Es asunto grave porque la población es cada día más multiétnica.   Ojalá me equivoque, pero me estaré fijando cuando observe los resultados el   martes, no sólo quién gana la presidencia sino si en efecto los resultados   electorales muestran una gran división entre hombres blancos y negros,   mujeres casadas de clase alta y madres o mujeres solteras, la costa oeste y   la este, los suburbios y los centros urbanos, los ricos y los pobres, los   nacidos en Estados Unidos y los ciudadanos naturalizados, muchos latinos.

El Presidente Obama, la Primera Dama y sus hijas tras la victoria. El Presidente hizo un llamado a la unidad nacional.

El Presidente tiene que serlo de todos los ciudadanos. Ya sea Obama o Romney,   al día siguiente de declararse su victoria, quisiera escucharle un llamado a   la unidad nacional. Ese discurso no debe ser retórica vacía sino una promesa   seria de actuar de forma que sanen las heridas y nos encaminemos a   reconstruir tanto la destrucción causada por la tormenta Sandy como por la   crisis económica.

Me gusta la política estadounidense, porque refleja procesos que encaminan   las aspiraciones ciudadanas. Desde su fundación como la primera democracia   moderna, el modelo ha funcionado y se ha ido actualizando. En el siglo 21, la   tecnología y la globalización ofrecen nuevos retos. No vendría mal en estos   momentos que repasáramos las ideas sobre la libertad, la virtud, el sentido común, el contrato social, la división de poderes de los Jefferson, los Paine, los Washington y los filósofos –Locke, Rousseau, Montesquieu– que los inspiraron. Creo en la capacidad Estados Unidos de recuperarse tanto   económicamente como políticamente, y de continuar creciendo. Pero todos tenemos que colaborar y exigir a los funcionarios electos que laboren juntos   por el bien común.

A los ganadores, felicidades. A los perdedores, vaya la rama de olivo. A   todos, trabajemos unidos.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Historia de Estados Unidos, Política en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Consejos tras la batalla electoral

  1. Armando R. Carvallo dijo:

    totalmente de acuerdo… ojalá así sea!

  2. Armando R. Carvallo dijo:

    En la entrevista, la traducción simultánea no permite escuchar lo que dices, pero el texto escrito está claro, aunque con algunas faltas de ortografía… ja, ja, ja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s