Elecciones 2012

Diario Las Americas
Publicado el 09-12-2012

Acaban de celebrarse las convenciones republicana y demócrata en Tampa y Charlotte con muchos discursos, globos, confetis, aplausos y un esfuerzo calculado por alcanzar dos objetivos fundamentales: 1) reforzar la base del partido; y 2) captar el voto de ciudadanos indecisos. Naturalmente, la meta final es la victoria en las elecciones presidenciales el 6 de noviembre.

Clint Eastwood le habla a una silla vacía durante la Convención Republicana

He conversado con simpatizantes de ambos partidos y cada uno ve las cosas del color del cristal de sus gafas ideológicas. Para unos, desde Clint Eastwood hasta Mitt Romney, todos los oradores republicanos estuvieron geniales; los demócratas aseguran que los suyos lograron presentar a la sociedad norteamericana un proyecto más claro, más completo y seguro. El papel destacado de las esposas de los candidatos, y que por primera vez dos hispanos ocuparan el podio en momentos clave: el Senador Marco Rubio por los republicanos y Julián Castro, Alcalde de San Antonio, por los demócratas, muestra la importancia del voto de las mujeres y los hispanos. Como valor añadido, los demócratas disfrutaron de que el Presidente Clinton ofreciera una clase magistral sobre los logros de la actual administración y los puntos flojos en la propuesta republicana.

El presidente Bill Clinton ofreció una clase magistral

La plataforma republicana se basa en valores sociales conservadores –en contra del aborto, incluso en caso de violación o peligro a la vida de la madre; recortes a “Planned Parenthood” (que incluye ayuda para el control de la natalidad, y medicina preventiva para las mujeres, como mamografías, etc.); en contra de matrimonios de “gays”; a favor de la venta de armas. Sus principios económicos son igualmente conservadores: pocas regulaciones, pocos impuestos, pocos programas gubernamentales. Aseguran que el Presidente Obama no ha mejorado sino empeorado la economía y que ellos podrán crear 12 millones de trabajos en cuatro años, balancear el presupuesto, aumentar el crecimiento de la economía, evitar cortes en el Departamento de Defensa, no afectar a los beneficiarios de Medicare ni a la clase media.

Sin embargo, no hay muchos detalles específicos sobre cómo lograrían esas metas. Y además, como dijo Bill Clinton, las cuentas no cuadran. Sin embargo, hay que reconocer que esgrimen una filosofía arraigada en parte de la ciudanía americana: el individualismo. Cada uno por si solo trabaja, alcanza sus metas, e ignora su responsabilidad social hacia los demás.

Paul Ryan y Mitt Romney

Los demócratas reconocen que la economía no ha mejorado todo lo que quisieran, pero afirman que la gran crisis del 2008 fue el resultado de medidas que no funcionaron antes y a las que los republicanos desean regresar. Aseguran que aunque la tasa de desempleo sea 8.1% y la creación de empleos esté por debajo de lo deseado, es mucho mejor que en la era de Bush, cuando se creó gran parte de la deuda actual, debido a las reducciones de impuestos y las guerras.

Hay un fenómeno nuevo en esta campaña electoral. Los demócratas tienen un buen récord en política exterior, y ni Romney ni Ryan dan la impresión de estar bien preparados en ese campo. Romney ni siquiera mencionó las tropas, ni la guerra en Afganistán en su discurso, y lo que es peor, aseguró que la Unión Soviética era el mayor enemigo de Estados Unidos, como si estuviéramos aún en los tiempos de la guerra fría. Por primera vez en décadas, los demócratas están en una posición ventajosa en cuanto a política exterior, aunque lo cierto es que no es el factor que suele determinar las elecciones.

¿Qué más ofrecen los demócratas? En Charlotte se han presentado como lo que sin duda son, el partido que más se parece a los Estados Unidos hoy, donde las minorías tradicionales serán mayoría muy pronto, un partido diverso que cree en una sociedad abierta, inclusive, plural y tolerante. Una sociedad que ha cambiado mucho y que teme la posibilidad de un retroceso moral, social, económico y de oportunidades que podría traer la victoria de un partido republicano controlado por la extrema derecha religiosa y grandes fortunas del país.

El Presidente Barack Obama durane la Convención Demócrata

El “sueño americano” del que tanto hablamos no es otra cosa que la posibilidad de una mayor movilidad social. Al individualismo republicano, los demócratas contraponen un sentido de justicia social, de ayudar a los más necesitados para nivelar el campo de oportunidades; de invertir en la educación, para competir a nivel mundial con otras sociedades avanzadas; y de responsabilidad ciudadana, que entre otras cosas significa asegurar que los más ricos contribuyan equitativamente al fisco, y que las corporaciones estén lo suficientemente reguladas para disminuir los fraudes y daños al medio ambiente.

A menos de dos meses de las elecciones, aún quedan los debates presidenciales y el de los vicepresidentes, aparte de muchas visitas de los candidatos a distintas ciudades, especialmente en estados clave, como la Florida y Ohio. Los republicanos continuarán machacando el tema de que la economía no está mejor que hace cuatro años y que ellos saben arreglarla. Los demócratas contestarán que bastante han logrado hacer, dado el desastre que sus predecesores causaron, y basarán sus estrategias no solo en la economía sino en la demografía, que ha cambiado notablemente.

Tuve la oportunidad de estudiar gracias a becas y préstamos que hoy peligran para mis nietos. Además, actualmente soy beneficiaria de programas como el Seguro Social y Medicare. Es a los demócratas que debemos todo eso y mucho más, como el Medicaid y el Plan Ocho. Como mujer hispana y miembro de la clase media, grupos no favorecidos por las propuestas republicanas, y para no correr el riesgo de perder lo ya alcanzado, en estas elecciones mis simpatías y voto serán, sin discusión, para Barack Obama.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Cubanos famosos, Historia de Estados Unidos, Noticias internacionales, Política en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Elecciones 2012

  1. Armando R. Carvallo dijo:

    Muy buen análisis, Uva, y mi voto, SIN LUGAR A NINGUNA DUDA, también es para Obama…

  2. Gina Andrea dijo:

    Querida Uva: Hace algunos meses un compatriota suyo me hablo de Usted. Debo decir que aun cuando no he tenido la oportunidad AUN de leer sus libros, me inspira su manera de escribir. Gracias por compartir su arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s