Madrid, ya primavera

Diario Las Américas – Publicado 3-22-2012

Plaza de España, Madrid

Plaza de España, Madrid

“Hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo,” dice el refrán madrileño, para indicar que hasta los primeros días de junio puede haber aún frío.   No sé si a causa del calentamiento global, o si es que Madrid me quiere tanto como yo a ella, pero durante la semana que acabo de pasar en la capital española, era ya primavera.  Aunque hacía tiempo que no llovía, abundaban las flores.   Los parques estaban llenos.  En la Plaza de España,  el chorro de la fuente se erguía desafiante.  La Cibeles mantiene su aire de gran dama.

Se notaba que hay una crisis económica principalmente al escuchar a los políticos en la tele y leer la prensa. Cierto que algunos restoranes y tiendas estaban menos llenos que de costumbre, y  abundaban los mendigos que pedían limosna.  Pero las calles seguían su acostumbrado ritmo acelerado de coches, taxis, autobuses, y peatones,  algunos siempre con prisa, otros admirando los escaparates de las tiendas.  En los cafés al aire libre se veía por igual a grupos de turistas como de jubiladas que merendaban y “chismeaban”.  Pese a la era digital, siguen activo los kioscos de prensa, y algunos españoles llevan bajo el brazo “El País”, otros el “ABC”, con lo que  uno ya sabe por donde tiran en sus ideas…

Comer en Madrid sigue siendo un gustazo.  Los desayunos son insuperables: zumo de naranja natural,  deliciosos cafés con leche, croissants a la plancha o barritas de pan con tomate y aceite de oliva…Ir de tapas es encontrarse con una variedad infinita de posibilidades: bandejas de quesos, embutidos, jamón, lomo…pinchos de tortilla, calamares fritos,  y esas aceitunas encurtidas que no tienen paralelo.

Delicioso desayuno de café con leche y croissant a la plancha

Como es ya tradición, una noche  mi gran amigo Humberto López Morales me invitó a cenar a El Espejo, situado en el Paseo de Recoletos.   Este conjunto de bar, terraza y restaurant, que abrió  sus puertas en 1978,  está decorado en estilo  “art nouveau,” y recrea el ambiente de a principios del pasado siglo.   Andrés,  “el maître d´”,  y  todos los camareros, se esfuerzan por complacer al cliente, y recuerdan sus gustos y preferencias.  Ya saben que lo mío es la merluza a la plancha con verduras…También comí (almorcé)  en “El Botín”,  en el viejo Madrid,  que data de 1725, y según algunas fuentes es el restorán más antiguo del mundo…Esta vez escogí la merluza rebozada.  Las porciones eran tan generosas que me fue imposible terminar los platos.

Restorán El Espejo

Restaurant El Espejo, Madrid

Me invitaron asimismo  a cenar al Bocaíto, en la Calle Libertad, donde, además de la compañía de la familia, disfruté  un delicioso escalope de ternera, una exquisita torreja con anís y la belleza de la decoración.        La última noche estuve en una zona que desconocía, muy de moda, especie de South Beach sin playa, con elegantes y modernas boutiques y mucha gente joven que caminaba por la calle Fuencarral, ahora solo para peatones.  Llegamos hasta el Mercado de San Antón, moderno en su decoración y tradicional en la oferta de todo tipo de alimentos, con estantes de quesos, embutidos, carnes, delicias del mar.    La terraza y el restaurante de “La cocina de San Antón”, en el piso más alto,  estaban muy concurridos, pese a que  era temprano de acuerdo al horario de la ciudad.  La cena fue exquisita.

Pero lo mejor de todas estas ocasiones, asistidas además por una caña, un tinto, un whiskey o una crema de orujo,  es siempre  la compañía de familiares y  amigos, la  animada charla, el ambiente casi mágico en que parece que el tiempo se detiene y solo existe ese minuto en que vives la certeza de que se puede arreglar el mundo… o revivir un viejo amor bajo el cielo azulísimo de un Madrid ya en primavera.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Crónicas de viaje, Cubanos famosos, España, gatronomía, Mi columna semanal, Mi familia, Viajes, Vida de la escritora. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Madrid, ya primavera

  1. Teresa Fernandez Soneira dijo:

    Yo tambien quiero mucho a Madrid donde estudié, viví y pasé mucho tiempo de veraneo con mi abuela paterna. La sigo visitando, aunque no tanto como antes, y me hubiera gustado vivir allí. Envidio el viajecito que pudiste hacer… Felicidades maja!

  2. Hilda dijo:

    También disfruto de Madrid cada vez que puedo ir y siempre regreso con muchas energías. Me transmite fuerza y ganas de recomenzar, para mí eso es Madrid.

  3. Julio Hernandez dijo:

    Es posible Uva que el clima este loco en Madrid, pero los que no estamos locos somos los que nos gusta Madrid. Mira me has despeertado la ansuedad por los datos de tus fechorias con las Tapas…y sobre todo esa cena con mi gran hermano Humberto que juntos hicimos nuestros primeros años de enseñanza sobre la vida. Un abrazo. j

  4. Lucia A Perez dijo:

    Me encantan tus cronicas de viaje, esta sobre todo…porque tu sientes a Madrid y lo transmites.
    Y ademas me trae muchos buenos recuerdos.

  5. jose sanchez dijo:

    cuando uno piensa en un viaje a Europa, no deja de pensar en Madrid…serías una excelente guía no sólo por conocer bien la ciudad, sino por ese ánimo de curiosidad, espíritu aventurero…un placer leerla

  6. Un comentario fabuloso, digno de una ciudad fabulosa… ¡y de una cronista fabulosa! Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s