Predicción segura

Diario Las Americas 
Publicado el 01-11-2012

Los estadounidenses acuden a votar

Los años electorales son de mucho ajetreo en Estados Unidos. El país   tiene la oportunidad de votar en las elecciones primarias para elegir a los   candidatos, a no ser en los casos en que el presidente vaya a la reelección   con el apoyo de su partido, que es lo que casi siempre sucede. En el más de   medio siglo que vivo en Estados Unidos, el único presidente que decidió no   postularse para un segundo término fue Lyndon B. Johnson, porque su   popularidad, a causa de la Guerra de Vietnam, era casi nula. Sin embargo, en   el orden interno hay que reconocer que fue uno de los primeros mandatarios   cuya labor –en especial la legislación que impulsó a favor de los derechos   civiles– ha tenido un impacto mayor y más duradero en la sociedad   norteamericana. Siempre el paso del tiempo permite un juicio a veces no  previsto en el momento.

Durante los últimos meses hemos observado cómo varios precandidatos   republicanos han ganado gran popularidad –Michele Bachmann, Rick Perry,   Herman Cain, Newt Gingrich– para luego perder el favor de los votantes, ya   sea por errores garrafales, acusaciones o campañas negativas de otros   candidatos, como en el caso de Gingrich.  El apoyo de corta duración a estos   aspirantes –el más reciente es Rick Santorum– responde a la búsqueda de un   candidato que no sea Mitt Romney. Aunque la mayoría de los republicanos   piensa que tiene mejor oportunidad de ganarle a Barack Obama, Romney no les   apasiona, especialmente a la base conservadora, que lo considera demasiado   moderado.

Romney, si continúa como puntero, o cualquier otro republicano que termine   siendo el candidato, tiene que lograr un equilibrio difícil. Por una parte,   es clave el apoyo de los grupos evangélicos, los extremistas de derecha, y el  Tea Party para conseguir la candidatura, y que su entusiasmo consiga que los votantes salgan a las urnas el día de las elecciones. Por otra parte, para   ganar la presidencia, el candidato republicano necesita ganar votos de   electores moderados, independientes e hispanos. ¿Cómo conciliar intereses tan   disímiles? En la era de la televisión por cable y YouTube, que lo que se dice   en Iowa, New Hampshire o la Florida se escucha simultáneamente, o minutos   después, en cualquier rincón del país, ya nadie puede permitirse discursos  distintos según la audiencia.  Este es el reto mayor que enfrentará cualquier   aspirante republicano, aparte de que por el camino a la Convención Nacional   del Partido en Tampa el próximo mes de agosto, recibirá los ataques de los   otros precandidatos.  Váyase a saber qué efecto podrán tener estas campañas  negativas.

¿Qué dificultades enfrenta el Presidente Obama para su reelección? Las encuestas   más recientes indican que un 47% aprueba su gestión, y un 48% la desaprueba.   Un porcentaje mucho mayor – 78% — siente que el país no está bien   encaminado, y aún más –el 87%– está descontento con la labor del Congreso,  actualmente dominado por los republicanos. Otro dato interesante: si las  elecciones fueran en este momento, Obama y Romney quedarían prácticamente  empatados, pero Obama le ganaría a cualquier otro candidato.

¿Quiere esto decir que el Presidente tiene posibilidades de salir reelecto?   Sin duda que sí, pero seguridad ninguna. Hay que tener presente esa conocida   frase: La economía, idiota, la economía.

En los últimos meses la tasa de desempleo ha bajado, mientras que los valores   de la bolsa han subido y comienzan a estabilizarse. Cuanto más la economía   mejore, mayores las posibilidades de Obama de quedarse cuatro años más en la   Casa Blanca. Pero nadie tiene la bola de cristal.

Muchas cosas sucederán de aquí al 6 de noviembre que pesarán en las   elecciones del primer mandatario y su vicepresidente, al igual que en la de   más de 30 congresistas y 11 gobernadores. Imposible, pues, aventurarse a   hacer predicciones, excepto una: que con la precisión del reloj atómico del   Observatorio Naval de Bethesda, habrán de celebrarse elecciones generales en   noviembre, como desde hace más dos siglos. Y el 20 de enero de 2013 tendremos  la tradicional ceremonia que inaugura un nuevo período presidencial.  En eso, los Estados Unidos nunca pierde el ritmo.

Ceremonia de juramento como Presidente de George Washington en 1779

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Historia de Estados Unidos, Mi columna semanal, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Predicción segura

  1. Armando R. Carvallo dijo:

    Muy buen análisis. Hasta ahora, la verdad, no veo a ninguno de los candidatos R con posiblidades reales de ganarle a Obama, pero who knows! Desde luego, el que más se acerca es Romney.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s