Carta de Navidad con Posdata

Diario Las Americas
Publicado el 12-21-2011

A menudo les digo a familiares y amigos que no deseo regalos. Tengo todo lo que necesito. Prefiero que me obsequien algo mucho más valioso: su tiempo. Un rato con seres queridos, ya sea alrededor de una buena mesa, tomando un café o una copa, o incluso conversando por teléfono, es lo que más me deleita. Aunque no es del todo cierto que desdeñe las cosas materiales. Acabo de colgar en el comedor un precioso plato que compré recientemente en México y me alegra admirar su belleza. Además, alimenta los buenos recuerdos del viaje. Es bueno que nos agrade estrenar un collar bonito, una bufanda elegante, o un adorno para el hogar. Tener ilusiones y proyectos es la clave para que el alma no envejezca.

Los Tres Reyes Magos

Pero mi carta a Santa Claus y a los Tres Reyes Magos –que, con perdón del gordo de barbas blancas, siguen siendo mis favoritos– es mucho más compleja. Les pido, primero que todo, que mi familia entera, mis amigos, los que quiero, tengan buena salud, amor, logros, bendiciones. Para mí, deseo que pese a los achaques de la edad, posea energía y disciplina para cumplir con los proyectos que me he propuesto, sin dejar por eso de disfrutar la vida. Para el mundo, que mejore la crisis económica, y que hayamos todos aprendido algo en el camino. Rezo por un mundo en paz, con gobiernos que respeten las libertades individuales y ciudadanos que contribuyan al bien común. ¿Es mucho pedir que los que más tienen ayuden a los menos afortunados, que las personas no se maten por un parqueo, que haya respeto y oportunidades para las mujeres del mundo? Deseo menos violencia y más compasión; menos pobreza y más oportunidades de movilidad social; menos politiquería y más estadistas; menos consumismo y mayor énfasis en la educación y la cultura; menos contaminación y mayor cuidado al medio ambiente. Que continúen alzándose las voces contra las injusticias. Y que hallen eco. Que las nuevas tecnologías no sirvan para deshumanizarnos, sino encuentren los mejores usos. En fin, abogo por un mundo mejor, porque creo firmemente en la capacidad del ser humano de superarse.

P.D. Mientras escribo me llega la noticia de la muerte de Vaclav Havel, el dramaturgo, disidente y ex presidente checo que tanto contribuyó a cambiar los destinos de su patria y del mundo. Tenía 75 años. Falleció mientras dormía. Perdió una larga batalla contra el cáncer de los pulmones, atribuido en gran medida a las condiciones de su presidio durante la era comunista. En el exilio e inxilio, Havel escribió teatro del absurdo y lúcidos ensayos. Muchas de sus obras circularon en su tierra de forma clandestina, o “samizdat”. Fue co-autor de la famosa Carta 77 durante la Primavera de Praga. Y a la larga la pluma le ganó la batalla a los tanques. Se convirtió en el líder indiscutible de la Revolución de Terciopelo. Fue el primer presidente de la nueva Checoslovaquia tras la caída del comunismo (1989-1992). Apenas cuatro meses después de su último arresto, viajaba a Estados Unidos a ofrecer un discurso al Congreso americano. Estaba tan asombrado ante el rápido giro de la historia como el resto del mundo. Preparó al país para la democracia multipartidista, la entrada en la OTAN y la Unión Europea. Pensaba que su mayor logro era la abolición del Pacto de Varsovia, pero renunció cuando no logró la unidad nacional. Checoslovaquia se convirtió en Eslovaquia y la República Checa. Fue electo y re-electo presidente de la segunda (1993-2003).

El escritor y estadista checo Vaclav Havel

Havel era un intelectual que las circunstancias lo llevaron a la escena pública y supo estar a la altura del momento. Era también un hombre con sentido del humor, a quien le gustaba la música Rock, y andar por los pasillos del palacio presidencial en carriola. Fue un ser humano polifacético y complejo. Una de las figuras sobresalientes de nuestra era.

El ex presidente continuó activo como escritor y defensor de los derechos humanos. Mantuvo “Forum 2000”. Dio clases, conferencias. Era miembro de la Comisión Europea a favor de la Tolerancia y la Reconciliación. Mereció múltiples galardones. Conocido en el mundo entero, de pocas personas puede decirse con certeza, que su vida contribuyó a cambiar sus tiempos. No en balde las banderas en el Castillo de Praga y en muchos corazones ondean a media asta.

Quizás la vida de Vaclav Havel resuma mi carta de Navidad. No todos podemos ser como él, pero sí debemos aspirar a dejar un legado, a tener algún impacto en los que nos rodean, y contribuir, siquiera de forma modesta, a ese mundo mejor que tantos soñamos.

A mis lectores, Feliz Navidad y que el Niño Dios llene sus corazones, renovando nuestra fe en el milagro de la vida, aún después de la muerte.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades culturales, Literatura, Mi columna semanal, Noticias internacionales, Vida de la escritora. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Carta de Navidad con Posdata

  1. Querida Uva:
    Tan certera como siempre. En estos días he reflexionado mucho sobre la cultura de “tener” que nos inunda. Como sabes compré un apartamento en Kendall. Era de una anciana judía que murió hace algunos meses, todavía estaban colgadas en las paredes fotos de familia, y también había un gran baúl misterioso cerrado con una compleja y vetusta cerradura. Los hijos de la difunta llamaron a un cerrajero y finalmente abrieron el baúl –tal vez pensando en valiosos tesoros-, pero lo único que había era un bellísimo y antiguo vestido de boda protegido con naftalina.
    Eso me hizo pensar que acumulamos muchas cosas durante la vida pero al final nos vamos de este mundo con lo que tenemos puesto. Por lo que mi filosofía es aprender a disfrutar cada día porque al final es eso lo que nos llevamos de este mundo. No quiero decir con esto que también disfruto tener algo que me da placer, para unos puede ser un yate y para otros un cuadro de Calzada. Yo sólo compro “algo que me rompa el coco”, no me dejo llevar por modas. Ese principio se lo inculque a mi hija la cual empezó un blog “Break my coconut” acerca de las cosas en este mundo que realmente le gustan.
    ¡Feliz Navidad! Y los mejores deseos para el año nuevo.

  2. Armando R. Carvallo dijo:

    Muchas felicidades, Uva, y muchas gracias por regalarnos esta “columna” semanal, que tanto disfrutamos. Feliz 2012!

  3. Lucia A Perez dijo:

    Este articulo es una joya, como todos los tuyos.

  4. Lourdes Geller dijo:

    Mi comentario sobre este articulo no lo puede haber puesto mejor mi querida amiga Lucia….es una joya! Que tengas un muy feliz 2012!

  5. HABANERO2000 dijo:

    Hace dias, tropece con este escrito, solo lei las primeras lineas. Tenia comenzada mi carta a los Reyes Magos y no queria, sin querer, copiar algo de lo que habias escrito. Esta noche, publique mi carta, veo con satisfaccion, que coincidimos en muchos aspectos, entre ellos, nuestro amor y lealtad a nuestros Reyes Magos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s