Carta a mi nieto Zachary en su graduación

Diario Las Americas
Publicado el 06-15-2011

Uva de Aragón con su hija Uvi y su nieto Zachary Schabbel

Zachary Schabbel con su madre Uvi y su abuela Uva de Aragón

Querido Zachary:

Hace pocos días tus padres y abuelos asistimos orgullosos a tu graduación de secundaria. El corazón latió un poco más aceleradamente cuando te vimos con la toga y el birrete recibiendo tu diploma. Ya la noche anterior la familia completa habíamos celebrado. Sin duda hay razón para festejar; pero –como toda meta cumplida– es asimismo un momento en que comienza otra etapa de tu vida, con nuevos retos y obligaciones.

La adolescencia, contrario a lo que a veces se dice, casi nunca es fácil. Los jóvenes saben menos de lo que creen y están más inseguros al tomar decisiones de lo que aparentan. Eres afortunado en tener a tu alrededor muchas personas que te quieren y que pueden guiarte. Nunca te sientas apenado de pedir consejos. No es señal de debilidad, sino de sensatez.

En pocas semanas empezarás a estudiar en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). Las primeras recomendaciones que deseo hacerte son de orden práctico. No faltes ni llegues tarde a clase. Escucha a los profesores. Toma notas. Mantente al día en las lecturas. Empieza los trabajos de cada curso con tiempo. Estudia para cada examen. Todo lo anterior se resume en un viejo proverbio que debes tener presente el resto de tu vida: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Aprenderás en FIU, pero también en los trabajos, los viajes, la vida. El conocimiento enriquece. Disfrutarás y entenderás mejor la arquitectura, la música, el teatro, el cine, las artes plásticas con una base sólida en historia y humanidades. Y ya que deseas ser periodista y has recibido el regalo de la vocación por la escritura, aprende aún mejor el inglés, que es tu primera lengua, porque cada idioma tiene niveles de profundidad insospechados. Mejora tu español, puesto que es parte de tu herencia y cultura, pero también porque te abrirá nuevas oportunidades.

Más que nada, Zachary, ten la integridad como faro. Se honesto contigo mismo y con los demás. No permitas que nada ni nadie te haga violar tus principios. Y esos principios deben estar basados en la bondad, la voluntad de servicio, el respeto a los demás y a ti mismo, la generosidad, la búsqueda de la excelencia. Nada de esto quiere decir que no goces la vida. Por el contrario, ríe, baila, enamórate, diviértete. Pero siempre con prudencia. Ya sabes: si bebes, no conduzcas. Si te enamoras, no hagas falsas promesas. Si te diviertes, que no sea a costa de los demás. Sé un hombre bueno. No es poca cosa.

Quisiera encontrar las palabras mágicas que te protegieran de los golpes de la vida. Poder, como en la envestidura de los antiguos caballeros medievales, entregarte un escudo que evitara que conocieras la maldad y mezquindad que anida en algunas personas.. La vida, inevitablemente, te mostrará su lado feo. Tendrás también fracasos. Es una frase cliché, pero cierta: aprenderás de tus equivocaciones tanto como de los éxitos.

La disciplina es a veces tan importante como el talento. La inteligencia es un regalo; escoger cómo usarla bien es muestra de sabiduría y madurez. Cada decisión que tomamos, desde dormir cinco minutos más cuando suena el despertador, hasta las más fundamentales – con quién nos casamos, quiénes son nuestros amigos, cómo tratamos a los demás, qué trabajo aceptamos—van trazando nuestro proyecto de vida.

Ten metas, sueños, aspiraciones. Fija tu rumbo. Dale a todo empeño lo mejor de ti mismo. Trabaja para labrar tu futuro, sin dejar de aprovechar con alegría los ratos buenos. Una de las fórmulas más difíciles de la vida es encontrar el balance entre el “carpe diem” (aprovecha el momento) que predicaban los renacentistas y proveer para el futuro, como la hormiga de la fábula que ahorró parte del fruto de su trabajo para los duros días de invierno.

No sé por qué te digo todas estas cosas. Ya las sabes. Tus padres y abuelos te las hemos inculcado. En estos momentos tenemos que dejarte andar solo, equivocarte, caerte, volverte a levantar, como cuando eras pequeño. Solo que ahora tus pasos no serán en la pequeña y alfombrada habitación de tu bisabuela donde caminaste por primera vez, sino en el mundo del Siglo 21, competitivo, apurado, tecnológico. Tu mundo. El que te ha tocado vivir. Lleno de retos y promesas, pero en el que aún hay violencia e injusticias a las que no puedes vivir ajeno, como ser humano y como futuro periodista. Sé sensible al dolor de los menos afortunados. Que las injusticias siempre despierten en ti el deseo de luchar por un mundo mejor.

Espero que en tiempos venideros –ya que vas a vivir conmigo— tengamos largas conversaciones sobre todo lo humano y lo divino. Ojalá pueda ser para ti una influencia positiva en estos años fundamentales para tu formación académica, profesional y personal. Abuela cubana al fin, no faltarán algunos mimos…y regaños. ¡No botaste la basura, Zachary…!

Nieto querido, felicidades en tu graduación y que Dios te bendiga en esta nueva etapa de tu vida , y siempre. El cariño de toda tu familia te acompaña.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actividades académicas, Cubanoamericanos, Mi columna semanal, Mi familia, Nuevas teconologías. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Carta a mi nieto Zachary en su graduación

  1. Armando R. Carvallo dijo:

    Amén…

  2. Armando R. Carvallo dijo:

    … y muchas felicidades, Zachary!

  3. Martha Pardiño dijo:

    ¡MUCHAS FELICIDADES, ZACHARY! Tienes en tus manos el precioso don de la juventud y la ventaja de poder estudiar. Si a todo eso le añadimos una abuela cubana como Uva…tienes la mitad de la batalla ganada. Yo he asistido a la graduación de dos de mis siete nietos, y no puedo pensar en mejores consejos que los que te da tu querida abuela. Gracias por compartir este artículo con todos tus lectores, Uva. Me ha encantado.
    Martha Pardiño

  4. Soy madre soltera , profesionista mi hijo de 12 apenas se gradua de Primaria, y mi madre y mi padre no vienen a la graduación (porque tiene gripa ) solo mandaron un whasapp para enterarnos. añoro tenerlos ese dia tan importante hace 6 meses les avise de este dia tan grandioso, me gusta leer este articulo y quisiera poder usarlo para que mi hijo no se sienta tan solo eses dia.
    aunque solos hemos salido adelante me hubiera gustado su compañía.

    • uvadearagon dijo:

      Estimada lectora,

      Tú hijo es muy afortunado de tener una madre como tú. Lamento que tus padres no puedan acompañarlos en la graduación de primaria de tu hijo, pero seguramente podrán hacerlo en el futuro en otras fechas importantes. Naturalmente que puedes usar mi carta. De todo lo que he escrito en este blog es lo más leído y estoy segura de que muchos abuelos la han usado o se han inspirado en ella sin pedir permiso. A mi me alegra que mis consejos a mi nieto puedan ayudar a otros jóvenes. Trata de pasarlo feliz ese día con tu hijo. Yo lo felicito y le mando un beso y un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s