Madison, Wisconsin: un aviso

Diario Las Americas
Publicado el 02-23-2011

Madison, Wisconsin: un aviso

 

Los estadounidenses confían en su sistema democrático, que con todas sus imperfecciones, ha funcionado por más de doscientos años. Los hijos de la patria de George Washington pueden ser sencillos o sofisticados, conservadores o liberales, de buenos modales o vulgares, tomadores de vino o de cerveza. Casi todos son trabajadores y tranquilos. No son muy dados al activismo político, excepto cuando creen que su país va por el camino equivocado. En los últimos cincuenta años, ha pasado pocas veces. Pero cuando sucede, tiene un impacto serio. Las décadas de los sesenta y setenta fueron convulsas. El movimiento por los derechos civiles y las protestas estudiantiles lograron cambiar drásticamente a la sociedad y poner fin a la Guerra de Vietnam. Tampoco la Guerra de Iraq era popular y en los últimos años de la administración de Bush fuimos testigos de muchas muestras de inconformidad. Fue una señal que no pasó inadvertida y el presidente Obama continuó el camino que había marcado su antecesor para poner fin a la contienda bélica.

En los últimos años hemos visto el surgimiento del Tea Party que pregona, entre otras cosas, desconfianza en el gobierno y los políticos de carrera. Algunos lo describen como un movimiento nacido del pueblo (“grassroot”), y otros lo ven manipulado por figuras con ambiciones e intereses personales. De un modo u otro, hasta fecha reciente era la única voz ciudadana que se escuchaba, pidiendo que se balanceara el presupuesto a toda costa y culpando a la administración del presidente Obama por los gastos que han llevado al país al borde de la bancarrota.

Hace pocos días, sin embargo, en Madison, Wisconsin, miles y miles han salido a la calle a protestar e incluso tomado el Capitolio estatal para mostrar su oposición a las leyes que propone el recién electo gobernador republicano Scott Walker. En el fin de semana, pese a la lluvia y la nieve, se calcula que la cifra de los manifestantes superó los 70,000. ¿Quiénes son? ¿Por qué protestan? En su mayoría son maestros y otros empleados estatales que están dispuestos a hacer sacrificios en momentos de crisis, pero no a que se elimine el poder de sus sindicatos a negociar. Después de varios días marchando con pancartas, los trabajadores enfrentaron una contra protesta, aunque bastante menos numerosa, de miembros del Tea Party. Por otra parte, muchos estudiantes se unieron en apoyo de los maestros. Todo esto sucede cuando en Washington la Cámara de Representantes, con su nueva mayoría republicana, ha votado a favor de los mayores recortes de presupuesto en la historia del país, con pocas posibilidades de ser aprobados por el Senado y el presidente Obama. Si no llegan a un acuerdo, antes del 4 de marzo, tendrá que cerrar el gobierno, como sucedió en 1995 y 1996 bajo la administración de Clinton. En una de esas ocasiones, los empleados federales que no se consideraban esenciales tuvieron que quedarse en sus casas durante 20 días.

Es interesante recordar que las primeras protestas estudiantiles significativas contra la guerra de Vietnam tuvieron lugar en la Universidad de Wisconsin en febrero de 1968 y se fueron expandieron por todo el país. Ahora esta protesta de empleados públicos tiene también el potencial de propagarse. ¿Por qué? Por una parte, el Partido Demócrata no es tonto y ve una posibilidad de contrarrestar los efectos del Tea Party y el triunfo electoral republicano del 2010. Más importante aún, hay descontento en la población. La inconformidad no surge porque los estadounidenses no sean capaces de sacrificarse cuando hace falta, sino porque no ven que las privaciones sean iguales para todos. No se contemplan aumentos de impuesto para las clases pudientes y los CEO de Wall Street aún reciben bonos millonarios. Los estadounidenses son tranquilos, pero no un rebaño de ovejas.

Es un año raro, como el 68. Tal parece que los pueblos se han cansado de injusticias y han salido en masa a protestar, ya sea en Egipto, Marruecos, Libia o en el corazón de la bicentenaria democracia de Estados Unidos. Madison, Wisconsin es un aviso.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Actualidad norteamericana, Historia de Estados Unidos, Mi columna semanal, Noticias internacionales, Política en Estados Unidos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Madison, Wisconsin: un aviso

  1. Gloria M. Gutiérrez dijo:

    Aunque el que lea esto diga qu no está de acuerdo, tiene que admitir, reconocer y aceptar, por duro que sea, que todo es absolutamente cierto y comprobable (algo no muy frecuente en estos tiempos…………¡). En mi opinión personal. Es sencillamente ¡EXCELENTE!

  2. Armando R. Carvallo dijo:

    Muy bueno… y hoy fue en Trenton, NJ. La victoria Republicana de Noviembre habrá sido decisiva para que no ganen en el 12… ¡eso espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s