2010: desastres, incertidumbres y resistencia

Diario Las Americas
Publicado el 12-29-2010

El año que despedimos no puede haber sido más siniestro. No es una metáfora. Hemos sufrido un número sin precedentes de desastres naturales. El peor fue el terremoto de Haití el 12 de enero, con un saldo de 250,000 vidas, y un futuro cada vez más incierto para un país pobre e inestable políticamente, pese a la voluntad de ayuda de miles y miles de personas e instituciones. Poco más de un mes después tembló la tierra en una zona poco poblada de Chile, pero aún así cobró 500 vidas. La erupción del volcán Eyja en Islandia el pasado abril no fue grande; sin embargo, las cenizas volcánicas que emitió paralizaron el tráfico aéreo en gran parte de Europa. Las fuertes lluvias hicieron desbordarse muchos de los ríos de Pakistán, y en agosto las inundaciones destruyeron puentes, carreteras, hospitales y pueblos enteros. Murieron 1,500 y más de 20 millones han sido afectados.

Otras tragedias no han sido responsabilidad de la Madre Naturaleza, como la explosión de una plataforma petrolífera de la compañía BP en mayo, frente a las costas de Luisiana causando 11 muertes, 17 heridos y el derrame de petróleo en el Golfo de México durante tres meses. Los costos para la economía y el medioambiente de la zona son aún incalculables. Un mes antes, el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, su esposa María, el gobernador del banco central, el jefe del Ejército y otros funcionarios de alto rango del Gobierno del país murieron en un accidente de aviación a causa de una densa neblina en Rusia. Viajaban a conmemorar los 70 años de la masacre de Katyn, cuya responsabilidad los rusos habían reconocido por fin.

Pocos países se han escapado de la crisis económica. En Estados Unidos la tasa de desempleo se mantiene a niveles altísimos. Los norteamericanos han mostrado su descontento en las urnas el pasado noviembre al elegir un gran número de republicanos y eliminar así el control de los demócratas de la Cámara de Representantes. La Unión Europea ha tenido que rescatar a Grecia de la bancarrota. Las huelgas han sacudido a varios países en el Viejo Continente. En Cuba, con mediación de la Iglesia, varios presos políticos fueron liberados y desterrados a España. Fidel Castro ha recuperado la salud y ha aparecido varias veces en público. Su hermano Raúl informó al pueblo sobre la necesidad de rectificaciones económicas o el peligro de que se hunda la Revolución. No exagera. Esas rectificaciones incluyen el despido de un millón de cubanos y la liberación de licencias para el trabajo por cuenta propia. La convocatoria al VI Congreso del Partido Comunista para el próximo abril deberá darle el visto bueno a los cambios, que los cubanos esperan con una mezcla de miedo, incertidumbre y esperanza.

La guerra de Afganistán ha cumplido nueve años y pese al aumento de tropas, el avance es incierto. Sin embargo, los americanos se retiraron de Iraq sin gran fanfarria ni grandes logros. Un acuerdo de paz entre palestinos e israelíes continúa lejano.

 La literatura americana perdió a J.D. Salinger; la Argentina, a Tomás Eloy Martínez; la española a Miguel Delibes. Hollywood dijo adiós a Patricia Neal, Tony Curtis y Lynn Redgrave, mientras que la pantalla chica despidió a Gary Coleman, John Forysthe, Art Linkletter, Peter Graves y Mitch Miller, el director de orquesta que hizo cantar con él a medio país. Los New York Yankees perdieron al controversial George Steinbrenner y los New York Giants a Bobby Thomson, la tercera base cuyo jonrón los llevó a la Serie Mundial en 1951. Una época parece morir para Cuba y Venezuela, con el fallecimiento en Miami este año de la última Primera Dama de la República, Mary Tarrero de Prío y, muy recientemente, el del ex venezolano Presidente Carlos Andrés Pérez, político de larga trayectoria, aciertos y desaciertos, quien Hugo Chávez intentó derrocar dos veces. El pasado julio, la Iglesia Cubana, la izquierda democrática y sus muchos amigos despedimos adoloridos a María Cristina Herrera.

No todo ha sido negativo. Hombres y mujeres aún se enamoran. Vimos a Bill y Hillary Clinton felices en la boda de su hija Chelsea. El amor ha florecido en la familia real británica, y el Reino Unido espera con ilusión las nupcias el próximo año del príncipe Guillermo de Gales con Kate Middleton, a quien conoció en sus años de estudiante universitario. El mundo de la música Pop y la ropa extravagante ha visto el ascenso de Lady Gaga. España celebró la victoria de su equipo en la Copa Mundial, y del tenista Rafael Nadal. Nueva Orleans, recuperándose del huracán Katrina, aplaudió con entusiasmo el triunfo de The Saints en el Super Bowl. Y los miamenses no pudimos estar más felices el día de Navidad con las conquistas del equipo de baloncesto de los Heat contra los Lakers de Los Ángeles, y al día siguiente con la de las Panteras de FIU – el joven equipo de fúbol—en Detroit.

La creatividad humana y los avances tecnológicos se han impuesto este año con las tabletas electrónicas como los IPad y los Kindle. Facebook ha revolucionado la forma en que nos comunicamos. . No sólo los secretos de la diplomacia estadounidense han quedado al descubierto por Julián Assange y el portal de filtraciones Wikileaks, sino que se ha abierto la puerta al debate sobre los límites del derecho a la privacidad y los de la libre expresión. Las letras en español y los amantes de la buena literatura batimos palmas por el Nobel a Mario Vargas Llosa. Quizás la noticia que más nos emocionó en el año 2010 fue el rescate de los mineros chilenos, que combinó el esfuerzo y trabajo de cientos de personas en todo el mundo, y mostró el espíritu de resistencia que puede alcanzar el ser humano.

No ha sido un año bueno para el mundo, pero nos aferramos tercamente a la esperanza de que el 2011 será mejor.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Noticias internacionales. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2010: desastres, incertidumbres y resistencia

  1. Armando R. Carvallo dijo:

    Muy bueno el resumen, y como resumen al fin, pueden faltar detalles, como las horribles inundaciones en Colombia con 2 millones de damnificados, pero la reseña está muy completa y deja claro que fue más lo negativo que lo positivo. ¡Feliz Año Nuevo, y muchos éxitos en el 2011!

  2. María dijo:

    Gracias por el resumen, la verdad que fué un año donde la madre naturaleza nos demonstró su poder sobre el nuestro en este planeta.
    Penoso es que no podamos hacer nada sobre los temas donde el sentido de la cooperación y el entendimiento puedan aliviar las penas de muchos, como es el de la guerra.
    Esos temas hay que dejarlos a manos de los políticos y representantes de gobierno a quién pocos les tenemos confianza. Pero para eso está el karma y no dejo de creer en un futuro mejor para todos con tal de que hagamos el bien en nuestro alrededor. Feliz año 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s