En la isla de los pregones

Diario Las Americas
Publicado el 11-03-2010

“En la isla de los pregones”

Marlene Moleón es una mujer multifacética. Nació en Estados Unidos pero vivió en Cuba desde sus primeros meses hasta 1998. Sus primeros años de exilio los pasó en Canadá y lleva dos años en Miami. Se graduó de arquitecta en La Habana y tomó cursos de ingeniería industrial en Alemania. Guionista, productora y realizadora de videos y documentales merecedores de premios. Editora de revistas. Ha trabajado por cerca de veinte años en impulsar la aplicación de las nuevas tecnologías de información en las labores de la sociedad civil latinoamericana. Es hija, esposa, hermana, madre y empresaria.

En el año 2006 escribió su primera novela, “En la isla de los pregones”, finalista en el Premio Azorín. No encontró quien se la editara, y decidió publicarla por su cuenta. Lo hizo de forma novedosa, como libro electrónico. La experiencia la llevó a fundar su propia empresa “eRIGINAL” y a colocarse ventajosamente en un espacio que comienza ahora a desarrollarse, el de los libros electrónicos en español.

Leí “En la isla de los pregones” en la pantalla de mi computadora pues aún no me he comprado un Kindle, IPad o ninguno de los productos cada vez más populares con los que uno puede llevar toda una biblioteca en la palma de la mano. Sin duda lo haré pronto. Léase el libro en su formato tradicional, o en este nuevo, los criterios para juzgar el valor de una novela –estilo, estructura, desarrollo de personajes, trama, la creación de un mundo cerrado que atrape al lector—son los mismos. En todos esos aspectos, sorprende la habilidad de la autora.

Creo que Azorín, el gran maestro del punto y seguido, que aconsejaba decir una cosa detrás de otra, y no una dentro de otra, estaría feliz de que “En la isla de los pregones” obtuviera un premio con su nombre. Quizás su entrenamiento como arquitecta haya servido a Marlene Moleón para escribir con una prosa geométricamente perfecta, donde nada sobra ni falta. La novela comienza “un día cualquiera en el primer cuarto del Siglo XXI” de una Cuba postcastrista, en plena transición, y regresa al pasado para hilvanar la historia de cuatro mujeres llamadas María (Perla María – Perla-, María Antonia –Toña-, María Quiñones –María – y Mariflor de las Mercedes – Mery-), que se conocen durante sus años de colegialas, esa etapa de la vida “en que madura la memoria.” Además de estas cuatro adolescentes que con el trascurso de los años se hacen mujeres maduras, hay múltiples personajes secundarios, dibujados con trazos firmes. Otro gran personaje es la historia de Cuba de los últimos cincuenta años, con cuanto tiene de esperanza y desilusión, sueños y temores, lealtades y traiciones, entregas y fugas, verdades y mentiras…

El título no puede ser más adecuado, pues se trata de una novela coral, o sea, de múltiples voces, diversas perspectivas, como uno de esos caleidoscopios de la infancia en que un leve giro transfigura formas y colores. Como todo lo genuino, es una obra no exenta de contradicciones, con elementos de denuncia, donde se apuesta, sin embargo, por el perdón y la reconciliación. En este caso, no se trata de una propuesta en abstracto, sino del conflicto interior de una de las cuatro amigas cuando se entera que uno de sus seres queridos ha estado informando durante años sobre sus actividades y hasta sus pensamientos más íntimos.

Marlene Moleón, como sus personajes, vivió la Revolución desde adentro, y fue al salir de Cuba que tuvo noción de muchas cosas que ignoraba. Quizás por ello, porque conoce de primera mano la sociedad cubana, sabe que se trata de una realidad infinitamente compleja. Entiende que los seres humanos no son nunca del todo buenos ni malos, y que los victimarios de ayer bien pueden convertirse en las víctimas actuales. Por tanto, no hay una sola solución posible, sino la necesidad de aceptar que todos tenemos parte de razón y aprender a conjugar criterios y recuerdos diversos.

La memoria es un componente importante de esta novela, como lo es el mar. Ambos elementos, el primero individual y colectivo, el segundo natural, nos unen y dividen, y en sus múltiples vaivenes, oleajes y períodos de calma, encierran oscuros secretos y promesas purificadoras.

“En la isla de los pregones” de Marlene Moleón no es solo un buen libro, sino un libro bueno, de esos que hacen falta para que los cubanos nos comprendamos mejor y aprendamos a convivir desde ahora. Sólo así podremos lograr que se escuchen todas las voces al construir juntos, sin borrar el pasado con sus plurales interpretaciones, un futuro que se vislumbra próximo, “cualquier día en el primer cuarto del siglo XXI”.

Nota: “En la isla de los pregones” puede obtenerse en formato digital en http://www.amazon.com/. Una edición en papel se publicará próximamente. La dirección de “eRIGINAL” es: http://libros.eriginalbook.net/.

Anuncios

Acerca de uvadearagon

escritora cubana
Esta entrada fue publicada en Cubanos famosos, Historia de Cuba, Libros cubanos, Mi columna semanal, Mujeres cubanas, Nuevas teconologías, Reconciliación de los cubanos. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a En la isla de los pregones

  1. Uva,
    Hay que ver cómo te modernizas. Ahora que ya tu libro en formato digital ha desbancado al mismísimo Cervantes (¡enhorabuena!) a ver si Papá Noel te echa un Kindle o un Ipad, que si no te vas a perder todo lo nuevo en formato digital.
    Ya me has animado a comprarme la novela de Moleón para leérmela en mi libro digital.
    Ah! y gracias por abrirte un blog. ¡Me encanta!

    • uvadearagon dijo:

      Ya le hemos escrito a Papa Noel y a los Reyes Magos pidiendo un Ipad aunque con la situación económica actual a lo mejor me mandan un Kindle. No importa. La cosa es que los ex alumnas como tú vean que me mantengo vigente. (Mis cuatro nietos adolescentes nunca se han impresionado tanto con mi obra como cuando han visto que he publicado un libro electrónico.!Que viva la tecnología!

  2. Pingback: Anuncio sobre EriginalBooks.com | Eriginal Books

  3. dovalpage dijo:

    ¡Súper, Uva, gracias por la recomendación! Dan ganas de leer el libro sólo por tu reseña. Lo buscaré ahora mismo,
    saludos desde Taos,
    Teresa

  4. Armando R Carvallo dijo:

    Sin lugar a dudas voy a buscar el libro. Después de un panegírico tan autorizado y deliciosamente expresado, se convierte en un “MUST”. Gracias, Uva…

  5. Máría del Carmen-(Camagueyana de corazón) dijo:

    Querida Uva, que suerte conocerte aquí en la Córdoba-“Argentina y mediterránea”
    Sabes que amo los libros, voy a buscar el último de Varga Llosas… Pero ahora bajo “La isla de los pregones”, ya que esos temas son parte del “patrimonio intangible” de nuestra Cuba y estoy investigando ese tema… muy interesante… en Camagüey los pregones los siento muy temprano.. (Sabes tengo que preguntar a mi hija, no les entiendo lo que dicen..)
    Que gusto haberte conocido en aquella Conferencia tan inteesante… gracias por enviarme tu blogs, muy bueno …ya estoy haciendo el mío, ¡¡¡lo preciso!! ya que trabajo mucho en Educación a distancia para toda Sudamérica…un abrazo fraterno..
    Marycarmen (camagueyana de corazón )

  6. Rafael dijo:

    He leído “En la isla de los pregones” y me entusiasmé con la prosa de esta narradora.
    Es frutal, aromática, salina. Una delicia leer a Marlene Moleon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s