Yo también soy ciudadana de Fergueson

Publicado en El Nuevo Herald 8-27.2104

El pasado 9 de agosto Darren Wilson, un oficial de la policía de Ferguson, Missouri, le disparó a Michael Brown, de 18 años. Se sospechaba que el muchacho había participado minutos antes en el robo de tabacos en una tienda del barrio. No estaba armado. Las declaraciones de los testigos difieren sobre lo que sucedió. Pero no hay dudas de que seis balas entraron el cuerpo del adolescente. El tiro fatal fue en la cabeza. Otro dato es indiscutible. Wilson es blanco, Brown era negro.

Michael Brown se había graduado recientemente de High School

Michael Brown se había graduado recientemente de High School

Los ciudadanos se volcaron a la calle a protestar. No es de extrañar. Ferguson, un suburbio de San Luis, cuenta con un 74% de población afroamericana. Sin embargo, el alcalde y la mayoría de los policías son blancos. Desafortunadamente, hubo algunos saqueos. La reacción de la policía fue salir en tanques como si fuera a la guerra. Tomó varios días y la presencia del fiscal general Eric Holder para aliviar las tensiones.

La trágica muerte de Michael Brown parece una película que ya hemos visto muchas veces. Se trata de una muestra de un grave problema racial en Estados Unidos, donde la justicia no es ciega ante el color de la piel. No basta con reconocerlo. Hay que ir al origen del problema.

Los negros en Estados Unidos son más pobres. Lo vimos con horror cuando el huracán Katrina en Nueva Orleans, pero no aprendimos la lección. La pobreza muchas veces se debe a falta de oportunidades y lleva a altas tasas de criminalidad. La policía desconfía de los jóvenes negros y no los respetan. Cuando los detienen por la más mínima razón, a menudo es con actitud ofensiva. Agrava el asunto la facilidad con que cualquiera compra un arma. Los policías disparan en ocasiones porque temen estar en peligro, aunque después se demuestre que no era cierto. Necesitan estar mejor entrenados para enfrentar estas situaciones.

Para colmo, el gobierno federal ha cedido a cuerpos de policía equipos militares excedentes de las guerras. Se han convertido en pequeños ejércitos, y un soldado ve a los demás como a enemigos. La confianza entre la población negra y la policía se ha quebrantado. El contrato social implícito en la democracia no existe entre ellos.

La policía salió a las calles de Ferguson como si fuera a una guerra

La policía salió a las calles de Ferguson como si fuera a una guerra

En el caso de la muerte de Michael Brown es imprescindible una investigación imparcial y una sentencia justa. Pero hay que hacer más. Hay que romper la cultura de la violencia, la delincuencia, la pobreza, y la muerte de jóvenes negros a manos de policías o “vigilantes” blancos.

El primer paso es invertir más en la educación y en centros de recreación donde estos jóvenes puedan, desde pequeños, pasar las horas fuera de la escuela practicando deportes, aprendiendo a tocar un instrumento musical, recibiendo entrenamiento en un oficio. Las iglesias podrían involucrarse como guías espirituales y cívicas de las familias. Los pequeños negocios deben recibir incentivos para ofrecer trabajos a tiempo parcial a los estudiantes en edad laboral. Hay que sacar a los jóvenes negros de la desesperanza.

Lamentablemente, la elección de Barack Obama no ha mejorado, sino empeorado, las relaciones raciales. En un país donde el racismo está muy lejos de erradicarse, para muchos ha sido difícil aceptar a un presidente negro. Abundan comentarios sobre el presidente Obama de parte de algunos blancos que no solo constituyen una actitud irrespetuosa hacia el cargo que ocupa, sino que demuestran un desprecio visceral por los compatriotas negros.

No podemos permanecer ajenos a un problema que afecta a toda la nación. Especialmente los hispanos que vivimos en Estados Unidos, miembros por igual de un grupo étnico minoritario, debemos todos sentirnos hoy ciudadanos de Ferguson.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/08/26/1829085/uva-de-aragon-yo-tambien-soy-ciudadana.html#storylink=cpy

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/08/26/1829085/uva-de-aragon-yo-tambien-soy-ciudadana.html#storylink=cpy

Publicado en Actualidad norteamericana, Control de armas, Pobreza, Política en Estados Unidos, Vida en Estados Unidos, Violencia | Deja un comentario

Carlos Domínguez interpreta el papel de Lázaro en Memoria del Silencio

La experiencia de Carlos Domínguez en el teatro comienza con Virginia Aponte, en el Grupo de Teatro U.C.A.B desde 1984. Allí participó en los montajes de “Diálogos de Carmelitas” de George Bernanos, La Noche de los Asesinos” de José Triana, “Las Troyanas” de Eurípides, en la version de Jean Paul Sartre, “Tric-Trac” de Isaac Chocrón, “Historia sin conclusión y con olvidos” de Virginia Aponte, “Variaciones sobre un mismo tema” de Virginia Aponte”, “Corona de sombras” de Roberto Usigli, “Escuadra hacia la muerte de Alfonso Sastre”, “Antígona” en versión de Jean Anouilh.

Una vez egresado de la Universidad participó en la creación del grupo teatral Ago Teatro y ha estado presente en los siguientes montajes: “Orquídeas y panteras” de Alfonso Vallejo, “Tuya siempre Julita” de Roberto Ramos-Perea, “Ergasol el Dragón y gran árbol encantado”de José Rafael Briceño, “Laberinto de Cristal” de Alfonso Plou, “Oscuro vuelo compartido”de Jorge Díaz, “Chantaje” basada en la novela de Miguel Ángel Asturias, versión de José Rafael Briceño, “Gañipiñol el duende del futuro” de José Rafael Briceño, “Audiencia a sus recuerdos” de Virginia Aponte, “El Regreso” de Virginia Aponte sobre la vida de Edith Stein. “Sólo sé de mí…” basado en textos de Hannah Arendt y escrito por Virginia Aponte y “Memoria del Silencio” de Uva de Aragón

Carlos Dominguez Licenciado en Derecho Egresado de la U.C.A.B. en 1989

Carlos Dominguez
Licenciado en Derecho
Egresado de la U.C.A.B. en 1989

En “Memoria del silencio”, Carlos Dominguez interpreta el papel de Lázaro, periodista, ferviente revolucionario, admirador del Che Guevera, que en un momento sin embargo….

Lázaro abraza a su esposa Menchu en un dramático momento de "Memoria del silencio"

Lázaro abraza a su esposa Menchu en un dramático momento de “Memoria del silencio”

Habrá tres funciones solamente de “Memoria del silencio” en el Koubek Theater, 2705 SW 3rd Street, Miami, Fl. 33135. 3 y 4 de octubre a las 8 p.m., 5 de octubre a las 4 p.m. Entradas, $30. Estudiantes, $15. Mande sus cheques a Tula Productions, 10426 S.W. 22 Street, Miami, Fl. 33165. Después del 2 de septiembre podrán comprarse también en http://www.memoriadelsilencio.eventbrite.com

Publicado en Libros cubanos, Historia de Cuba, Mis libros, Cubanos famosos, Mujeres cubanas, Reconciliación de los cubanos, Historia de Estados Unidos, Política en Estados Unidos, Cubanoamericanos, Literatura, Mùsica cubana, Vida de la escritora, Actividades culturales, Teatro, Diáspora cubana, Periodismo, Realidad cubana, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos, Mujeres famosas | 2 comentarios

Entrevista sobre “Memoria del silencio” en Eriginal Books

http://eriginalbooks.net/2014/08/19/memoria-del-silencio-de-libro-impreso-a-ebook-y-de-ebook-a-obra-de-teatro/

Publicado en Actividades académicas, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, Libros cubanos, Literatura, Literatura latinoamericana, Miami, Mis libros, Mujeres cubanas, Mujeres famosas, Nuevas teconologías, Política en Estados Unidos, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Teatro, Vida de la escritora, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos | 1 comentario

Unai Amenabar será uno de los actores de “Memoria del Silencio”

Después de estrenarse en Caracas con gran éxito en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), y de varias funciones con las entradas agotadas en Santa Fe, “Memoria del silencio” se representará el 3, 4 y 5 de octubre en el Koubek Theater, 2705 S.W. 3rd Street, Miami.

Memorias-del-Silencio-Revised-Theater2

Uno de los actors sera Unai Amenabar, periodista egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (U.C.A.B.) en 1985 y miembro del grupo de Teatro U.C.A.B desde 1981. Como estudiante participó en los montajes “Las brujas de Salem” de Arthur Miller, “Variaciones sobre un mismo tema” Antología teatral de Virginia Aponte, “Diálogos de Carmelitas” de George Bernanos y “Usted también podrá disfrutar de Ella” de Ana Diosdado.

El periodista y actor Unai Amenabar

El actor Unai Amenabar

Una vez egresado de la Universidad participó en la creación del grupo teatral Ago Teatro. Entre las primeras piezas con esa agrupación, actuó en “Antes” de Gunter Grass. Posteriormente participó en “El Regreso” de Virginia Aponte sobre la vida de Edith Stein, “Mientras te Olvido” de Andrés Correa, “Canción de Navidad”, versión de José Rafael Briceño sobre el cuento de Charles Dickens, “Tras una puerta Cerrada” de Egon Wolff y “Memoria del Silencio” de Uva de Aragón.

Amenabar representa el papel de Robertico,, que llega al exilio con esperanzas de derrocar al regimen cubano y se va a la invasion de Bahía de Cochinos con su esposa Lauri esperando a su primer hijo…

Conmovedora escena en que Robertico se despide de su eposa para ir a pelear en la invasión de Bahía de Cochinos

Conmovedora escena en que Robertico se despide de su eposa para ir a pelear en la invasión de Bahía de Cochinos

Entradas, $30; $15 para estudiantes. Pueden enviarse los cheques a Tula Productions. 10426 S.W. 22 Street, Miami, Fl. 33165. Para información llamar al 786 877.9016. Después del 2 de septiembre podrán comprarse con tarjetas de crédito en http://www.memoriadelsilencio.eventbrite.com

Publicado en Actividades culturales, Cubanoamericanos, Diáspora cubana, Historia de Cuba, Libros cubanos, Política en Estados Unidos, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Teatro, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos | 3 comentarios

Tributo al Dr. Armando F. Cobelo

En la noche del jueves 14 de agosto, la National Association of Cuban American Educators (NACAE), que hace una magnífica labor de difusión de la cultura cubana, auspició un tributo de recordación de la vida y logros del Dr. Armando F. Cobelo, fallecido el pasado 3 de junio. Moderó el acto el Dr. Federico R. Justiniani, del Comité Ejecutivo de NACAE, al que también pertenecieron Cobelo y su esposa, la compositora Yolanda del Castillo, quien muriera un año antes, el 17 de junio de 2013. Varias personas –El Dr. Charles Santos Buch, Eduarzo Zayas-Bazán, ambos del ejecutivo de NACAE, Matilde Álvarez, el Dr. Rafael Abislaimán y Eloy Cepero–, algunas que conocían a Cobelo de la infancia, y otros que lo tuvieron como mentor en sus últimos años, narraron anécdotas desde los tiempos en que montaban bicicleta con él en Cienfuegos hasta sus días finales. También el pianista José Ruiz Elcoro y el tenor Luis Serrano, interpretaron dos números musicales compuestos por Yolanda, entre ellos la preciosa habanera “El jazmín y María”. El cariño, la admiración, la pena por la ausencia de Cobelo, se hicieron palpable durante toda la velada. Yo pronuncié, más o menos, estas palabras:

El Dr. Armando Cobelo, en la misma tribuna de la Casa Bacardi, , donde el 14 de agosto le rendimos tributo

El Dr. Armando Cobelo, en la misma tribuna de la Casa Bacardí, donde el 14 de agosto le rendimos tributo

Voy a ser muy breve como se ha pedido, pero no voy a cumplir con la sugerencia de contar anécdotas. Posiblemente muchos de ustedes conocían a nuestro querido Armando Cobelo mejor que yo. Además, preferiría que meditáramos por un momento sobre las virtudes que lo adornaban.

Primero, deseo destacar que era un hombre de familia. Yolanda y él eran una pareja muy unida, que se complementaban. Ella, todo nervio; él, sereno. La apoyó siempre en sus aventuras musicales y en todo momento durante su larga enfermedad. Formaban un binomio inseparable. Tal vez por eso se nos fue tan pronto, al año de la muerte de su esposa, porque no pudo resistir la vida sin ella. Es un consuelo saberlos juntos, pero, sobre todo, en esta era de tantos divorcios y desamores, Armando y Yolanda nos devuelven la fe en el amor de pareja, en la institución del matrimonio.

Quiero mencionar asimismo su vocación de servicio. Cobelo estaba siempre pronto a hacer favores con una sonrisa en los labios. Era generoso con su tiempo. Daba libremente, sin buscar otra recompensa que la satisfacción del deber cumplido.

Supo amar a Cuba en sus esencias más puras, por lo cual logró trascender el momento actual y estar libre de odios. Hombre renacentista, amaba las ciencias (era dentista) y las letras. A todo empeño cultural le daba su tiempo generosamente. Agradezco especialmente su labor en la Editorial Cubana.

Los valores de familia, ayudar a otros, amar nuestra cultura, son virtudes que abundan entre los cubanos. Pero este hombre decente, talentoso, servicial, risueño y bueno tenía otras cualidades muy raras entre nosotros. Era un cubano modesto. Sin duda se trata de términos contradictorios, de un oxímoron. Era un cubano que no alzaba la voz, ni hacía discursos engolados. No hablaba mal de nadie, no colocaba el índice acusador sobre ninguno. Era un cubano que no se creía en posesión de toda la verdad. No intentaba ser el protagonista principal en momento alguno. Era un cubano en tono menor.

Me parece suficiente para que hoy no sólo celebremos sus logros y la amistad con que nos honró a tantos, sino también para que meditemos cada uno en silencio sobre las lecciones de vida que nos deja con su ejemplo.

Publicado en Actividades académicas, Actividades culturales, Cubanoamericanos, Cubanos famosos, Diáspora cubana, Educación, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, La Iglesia en Cuba, Mùsica cubana, Miami, Mujeres cubanas, Mujeres famosas, Reconciliación de los cubanos | Deja un comentario

Las guerras y los intelectuales

Publicado en El Nuevo Herald 8-13-2014

El asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria el 28 de julio de 1914 fue el detonante que hizo estallar la Gran Guerra –más tarde conocida como la Primera Guerra Mundial–, uno de los conflictos bélicos más brutales que ha sufrido la humanidad. Dejó un saldo de 16 millones de muertos, 20 millones de heridos, y profundos cambios geopolíticos. Las consecuencias se reflejaron incluso en las letras. Brotó con fuerza una literatura de la guerra.

"Los cuatro jinetes de la Acopalipsis" comenzó a publicarse en forma de folletín en 1916

“Los cuatro jinetes de la Acopalipsis” comenzó a publicarse en forma de folletín en 1916

En España, que se mantuvo neutral, Vicenta Blasco Ibáñez se convirtió en defensor de la democracia contra la tiranía del militarismo germánico. La primera entrega de sus cuadernos, Historia de la guerra europea, se publicó en noviembre de 1914. Dos años después comenzó a salir en forma de folletín su novela Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Henri Barbusse, que peleó en el ejército francés, volcó sus experiencias con crudo naturalismo en El fuego, y formó parte del movimiento pacifista. En 1929, Erich Maria Remarque, que sufrió la guerra desde las trincheras de las fuerzas alemanas, describió con inclemente realismo y sensibilidad el sufrimiento causado por la conflagración en Sin novedad en el frente. Ese mismo año Ernest Hemingway publicó Adiós a las armas, un relato igualmente amargo, basado en las experiencias del novelista como conductor de ambulancias en el ejército italiano. Un veterano de la Primera Guerra, sumido en la desilusión, es el protagonista de El filo de la navaja, del afamado autor inglés Somerset Maugham.

El actor Lew Ayres en una escena del filme "Sin novedad en el frente".de 1930 (AP)

El actor Lew Ayres en una escena del filme “Sin novedad en el frente”.de 1930 (AP)

Algunos intelectuales denunciaron los horrores de la guerra no sólo con sus plumas, sino con acciones. Stefan Zweig, judío austriaco, pese a su patriotismo, se negó a tomar las armas y sostuvo una actitud pacifista, al igual que su amigo el autor francés Romain Rolland, merecedor del Premio Nobel de Literatura en 1915.

Algunos sostuvieron la esperanza de que por su propia magnitud la Primera Guerra Mundial sería la guerra que terminara todas las guerras. No fue así. Poco más de 20 años después, los cadáveres volverían a ensangrentar los campos de batalla. Muchos intelectuales fueron perseguidos por los nazis, como Remarque y Zweig. El austriaco, aunque a salvo en Brasil, no pudo resistir la soledad del destierro y el espanto que sufría Europa. Se suicidó junto a su esposa en 1942.

El dolor del destierro y los horrores que sufría Europa llevaron a Stefan Zweig a suicidarse junto a su esposa en 1942

El dolor del destierro y los horrores que sufría Europa llevaron a Stefan Zweig a suicidarse junto a su esposa en 1942

El pacifismo tiene raíces en culturas muy antiguas, tanto en las doctrinas de Confucio que lo entiende como el amor a la vida, como en el hinduismo y la tradición judeocristiana. Los escritores contemporáneos que se han opuesto a las guerras y participado en movimientos pacifistas provienen de diversas tendencias ideológicas

A un siglo de la Gran Guerra, y pese a los extraordinarios avances en los campos de la medicina y la tecnología, el mundo está de nuevo enfermo de violencia. Ucrania, Israel, Gaza, Irak, Siria, Afganistán, Irán muestran los efectos de hondas divisiones étnicas y religiosas. La ambición de poder de los hombres asoma su rostro cruel. Algunos culpan la política exterior de Estados Unidos para lidiar con disputas regionales y el terrorismo. Los demócratas acusan a George W. Bush y los republicanos a Barack Obama. La realidad es mucho más compleja.

Los intelectuales del Siglo XXI no parecen seguir el ejemplo de sus antecesores en la denuncia de los horrores de la guerra y la búsqueda de una filosofía sobre la cual construir la paz. Tal vez la cultura de la imagen –el cine, la televisión, la internet— nos ha hecho perder la capacidad de discernir entre realidad y ficción. La humanidad permanece insensible ante las crueldades más espantosas. Asusta.

Este artículo también puede leerse en http://www.elnuevoherald.com/2014/08/12/1819273/uva-de-aragon-las-guerras-y-los.html

Publicado en Actualidad norteamericana, Cine, Críticas literarias, Derechos humanos, España, Historia univeral, Literatura, Mi columna semanal, Política en Estados Unidos, Terrorismo, Violencia | 1 comentario

“Memoria del silencio” se estrena en Miami el viernes 3 de octubre

Ya están a la venta las entradas para mi obra de teatro “Memoria del Silencio”, dirigida por Virginia Aponte. que tanto éxito está teniendo en Caracas-.Los mismos actores la representarán en el Koubek Theater el 3, 4 y 5 de octubre. Durante el mes de agosto pueden comprarse las entradas — $30 adultos, $15 estudiamtes — solamente por cheque pagadero a Tula Productions, 10426 SW 22 Street, Miami, Fl. 33165 y las entradas se les mandarán por correo y pondrán en Will Call como prefieran. El día del estreno, viernes 3 de octubre, habrá una recepción después de la representación. A partir de Septiembre se podrán comprar también en Eventbrite con tarjeta de crédito. Les pido a mis amigos de FB que compartan esta información en sus muros y que si pueden compren sus entradas con cheques en vez de tarjetas porque Tula Productions tiene que afrontar gastos antes de las funciones y el dinero de lo que se vende en Eventbrite no se recibe hasta unos días despues. Seguiremos ponendo imformación sobre la obra en los próximos días. Espero verlos en alguna de las funciones de esta historia cubana de desencuentros y rencuentros, polarización y reconcilación.

Memorias-del-Silencio-Revised-Theater fluer

Publicado en Actividades culturales, Cubanoamericanos, Diáspora cubana, Estudios sobre Cuba, Historia de Cuba, Historia de Estados Unidos, La vejez, Literatura, Mis libros, Mujeres cubanas, Realidad cubana, Reconciliación de los cubanos, Teatro, Vida en Cuba, Vida en Estados Unidos | Deja un comentario